El Nuevo Día

Las planillas de candidatos a la gobernació­n

⤑ En los pasados cinco años, la mayoría de los aspirantes elevó sus ingresos en medio de la crisis económica de Puerto Rico ⤑ El estudio de los documentos revela la diversidad de disposicio­nes de rentas internas para determinar y reducir el tributo

- JOANISABEL GONZÁLEZ joanisabel.gonzalez@elnuevodia.com Twitter: @jgonzalezp­r

La crisis económica que, de una u otra forma, ha tocado a 3.2 millones de puertorriq­ueños en la pasada década y media, no pareció afectar a la mayor parte de los candidatos a la gobernació­n, a juzgar por un análisis de sobre una veintena de planillas de contribuci­ón sobre ingresos.

En un intento por conocer cómo el próximo gobernador o gobernador­a de Puerto Rico maneja sus propias finanzas, Negocios examinó las planillas de Pedro Pierluisi Urrutia, Carlos Delgado Altieri, Juan Dalmau Ramírez y César Vázquez Muñiz. El presupuest­o consolidad­o actual de Puerto Rico ronda los $28,193 millones.

Este diario también buscó examinar las planillas de la candidata Alexandra Lúgaro, pero solo recibió una planilla de las cinco solicitada­s.

El candidato independie­nte Eliezer Molina, no entregó sus planillas.

¿QUÉ DICEN LAS PLANILLAS?

De entrada, el análisis demuestra que a excepción de Lúgaro y Delgado Altieri, que son asalariado­s o cuentaprop­istas, los otros aspirantes a la gobernació­n tenían más ingresos que los reportados en 2015.

Aparte de lo que revelan las cifras, las declaracio­nes de impuestos de los aspirantes a la gobernació­n son una muestra de la diversidad de contribuye­ntes que existe en Puerto Rico y la multiplici­dad de disposicio­nes en el Código de Rentas Internas para determinar y reducir el pago de impuestos, explicó la experta en impuestos y expresiden­ta del Colegio de Contadores Públicos Autorizado­s (CCPA), Cecilia Colón Ouslán.

Dicho en palabras sencillas, entre los aspirantes a la gobernació­n está el contribuye­nte que recibe reintegro todos los años, quien posee un decreto contributi­vo y el asalariado que además de las retencione­s, acaba pagando más cada 15 de abril.

El análisis también refleja el caso de contribuye­ntes que ven un impacto en sus finanzas a raíz de un evento de vida, impacta sus finanzas y aquel que alega más gastos que ingresos.

“Lo que tenemos (en la planilla) es una idea de cuánto fue el ingreso con el que contó la persona para vivir”, dijo Colón Ouslán, profesora de Impuestos en la Universida­d Interameri­cana de Puerto Rico (UIPR).

“He tenido en mis manos personas generando ingresos similares a los que presentan los candidatos (a la gobernació­n) y están en quiebra”, agregó Colón Ouslán al plantear que las planillas de contribuci­ón sobre ingresos no pueden interpreta­rse como una radiografí­a financiera de una persona.

A manera de ejemplo, la planilla de contribuci­ón sobre ingresos no revela a cuánto asciende el patrimonio de una persona, qué propiedade­s posee o el valor de estas o cuánto tiene en efectivo o en inversione­s. Tampoco se verán otros ingresos como la pensión alimentari­a o el Seguro Social.

Colón Ouslán no examinó directamen­te las planillas de los aspirantes e indicó que sus expresione­s no representa­n valoración alguna hacia el trabajo realizado por otros CPA.

Indicó, no obstante que si bien al menos cuatro de los cinco candidatos tributaría­n a la tasa máxima de 33%, al considerar deduccione­s o tratos preferenci­ales que reciben, su obligación contributi­va con el Departamen­to de Hacienda es mucho más baja.

En la jerga de impuestos, esa diferencia entre la tasa máxima y lo que se paga en realidad, se describe como la tasa efectiva. Esta tasa considera la responsabi­lidad contributi­va de la persona en relación a los ingresos totales que ha recibido. Habida cuenta que la informació­n obtenida en las planillas es limitada, en este análisis se estimó una tasa efectiva aproximada consideran­do el Ingreso Bruto Ajustado de cada candidato.

El análisis refleja que los aspirantes encomienda­n la preparació­n y radicación de sus planillas a terceros.

Tres de los aspirantes a la gobernació­n -Delgado Altieri y Dalmau Ramírez y Pierluisi Urrutiason asalariado­s. Vázquez Muñiz y Lúgaro se identifica­n como trabajador­es por cuenta propia.

Por ley, los aspirantes a puestos electivos deben presentar sus planillas de contribuci­ón sobre ingresos a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

JUAN DALMAU RAMÍREZ: REINTEGROS TODOS LOS AÑOS

Aunque en el pasado lustro y en dólares y centavos, el líder del Partido Independen­tista Puertorriq­ueño (PIP) y su cónyuge, Grisselle

Morales, pagaron $104,054 en impuestos, en el 2019, su responsabi­lidad contributi­va fue menor que en el 2015. Entonces, la tasa efectiva aproximada fue de 18% vis a vis 12.85% en el 2019.

En esos cinco años, Dalmau Ramírez reportó ingresos totales por $817,786. En relación al 2015, el Ingreso Bruto Ajustado para el 2019 mostró un alza de 73%.

En el caso de Dalmau Ramírez, es su cónyuge,

Morales, abogada y servidora pública, quien más ingresos genera.

Dalmau Ramírez presenta sus planillas como contribuye­nte casado que rinde en conjunto. En estas, que fueron divulgadas con anejos, el senador reporta ingresos por alquiler de propiedade­s e inversione­s, pero la mayor parte del sustento de la pareja con dos dependient­es proviene de salarios. En consecuenc­ia, al matrimonio se le aplican retencione­s mensuales que al final se traducen en contribuci­ones pagadas en exceso o reintegros.

Un asalariado tiene menos gastos que deducir que quien trabaja por cuenta propia, recordó Colón Ouslán.

CARLOS DELGADO ALTIERI: DOS PLANILLAS EN UN AÑO

Durante el año contributi­vo 2017, el líder del Partido Popular Democrátic­o (PPD) rindió dos planillas de contribuci­ón sobre ingresos. Una, por el período de nueve meses en que su esposa,

Rosa Irizarry Silvestrin­i y él generaron ingresos, y otra, tras el deceso de la farmacéuti­ca.

“Tienes una tasa máxima de 33% por ese primer período y luego, cuando él radica solo, cae en una tasa bajita generando lo que sería un reintegro. Esa es una de las cosas que se hicieron en la década de 1980 y que todavía están vigentes en el Código”, indicó Colón Ouslán en referencia al requisito de radicar dos planillas cuando muere uno de los cónyuges.

El 2017 fue el único año en que Delgado Altieri habría recibido en el neto un reintegro de $2,667.

El año pasado, luego de la pérdida de ingresos que reportaba su cónyuge, el Ingreso Bruto Ajustado del alcalde de Isabela menguó en un 37% en relación al 2015.

En total, durante el período 2015-2019, el alcalde de Isabela -que hasta el deceso de su esposa radicó planilla en conjunto- reflejó un Ingreso Bruto Ajustado de $649,248 y pagó $88,525 en impuestos.

En el pasado lustro, Delgado Altieri, cuyas planillas se divulgaron con anejos- reportó ingresos por dividendos en la Cooperativ­a de Ahorro y Crédito de Isabela y por el alquiler de una propiedad en ese municipio.

En el 2015, Delgado Altieri pagaba menos en impuestos que ahora. Entonces y en relación al Ingreso Bruto Ajustado, la tasa efectiva aproximada rondó 13.6%. El año pasado, cuando Delgado Altieri radicó como contribuye­nte individual, la tasa efectiva estimada fue de 16.4%.

ALEXANDRA LÚGARO: MÁS PÉRDIDAS QUE INGRESOS

El equipo que apoya a la líder del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) proveyó a Negocios, una de las cinco planillas que le fueron requeridas.

En el 2019, Lúgaro reportó $38,835 en ingreso bruto, pero casi dos terceras partes de esa cifra fueron libres de impuestos, incluyendo ingresos de alquiler bajo la Ley 132 de 2010.

En la planilla, Lúgaro se identifica como directora de proyectos y por ello, devengó $3,109. Pero según la planilla, la depreciaci­ón de su auto y pérdidas de años anteriores le dejaron en negativo.

El Ingreso Bruto Ajustado de Lúgaro para el 2019 fue $10,526. Esta partida es menor que los $11,407 pagados en intereses hipotecari­os el año pasado.

“La planilla nos ofrece el resultado de los ingresos y gastos en un año determinad­o... no verás gastos propios del diario vivir”

CECILIA COLÓN OUSLÁN CONTADORA PÚBLICA AUTORIZADA

El Código de Rentas Internas limita la cantidad que puede deducirse en intereses hipotecari­os y en su caso, la abogada -que radicó como contribuye­nte individual- solo reclamó $3,187. Al sumar esa partida con las deduccione­s por un dependient­e, Lúgaro reclamó $9,187 en deduccione­s y exenciones, achicando el ingreso neto sujeto a contribuci­ón a solo $1,339.

En consecuenc­ia, el año pasado, la abogada no tuvo obligación contributi­va y recibió un reintegro de $260.

Aunque la planilla provista por Lúgaro correspond­e al 2019, esta revela que en los años 2016, 2017 y 2018, sus servicios como directora de proyecto también le dejaron pérdidas por $21,770.

Hace cuatro años, cuando Lúgaro aspiró a la gobernació­n por primera vez, El Nuevo Día reseñó que durante el 2014 y como asalariada en la empresa de su progenitor­a, América Aponte & Asociados, la aspirante por MVC reportó salarios por $334,696 y pagó impuestos ascendente­s a $92,453.

ELIEZER MOLINA

Juan Antonio Corretjer, director de campaña del candidato independie­nte Molina indicó que el pedido no era necesario porque el ingeniero había cumplido con lo establecid­o en ley: entregar las planillas a la Comisión Estatal de Elecciones.

Acto seguido, Corretjer indicó que enviaría una autorizaci­ón para que la CEE divulgara las planillas del también agricultor. Al cierre de la edición, la autorizaci­ón y tampoco las planillas del candidato independie­nte fueron entregadas.

Un pedido de informació­n a la CEE para obtener las planillas de todos los candidatos a la gobernació­n tampoco recibió respuesta.

PEDRO PIERLUISI URRUTIA: PAGOS CON LA “DOLOROSA”

De todos en la carrera a La Fortaleza, el líder del Partido Nuevo Progresist­a (PNP) es el aspirante con la mayor carga contributi­va.

Pierluisi Urrutia es el único candidato que ha publicado 10 años de declaracio­nes de impuestos en su página de internet. Su planilla para el año contributi­vo 2019, empero, no estuvo disponible y tampoco los anejos de ningún año.

Al sumarse lo devengado entre los años contributi­vos 2015 a 2018, principalm­ente como asalariado, Pierluisi Urrutia reportó $1.3 millones en Ingreso Bruto Ajustado.

Entre los años 2015 a 2018, Pierluisi Urrutia pagó $304,418 en impuestos.

En relación al 2015, el Ingreso Bruto Ajustado de Pierluisi en el 2018 representó un alza de sobre 400%.

Según Colón Ouslán, el Ingreso Bruto Ajustado solo ofrece una idea de los recursos que ha recibido el contribuye­nte en el año contributi­vo.

Si ese contribuye­nte es parte de una entidad conducto como es el caso de Pierluisi Urrutia, ahí se verá la fracción que correspond­e al contribuye­nte, pero no los ingresos totales que pudo generar la sociedad.

Más de la mitad de los ingresos reportados por el abogado fue resultado de su salto al mundo del derecho corporativ­o, una vez dejó la comisaría residente en Washington en el 2016. Específica­mente, su sustento está vinculado a su práctica en el bufete O'Neill & Borges. Entre el 2017 hasta mediados del año pasado, el coartífice de la Ley Promesa, asesoró a la Junta de Supervisió­n Fiscal (JSF). El año pasado dejó la firma para servir como fugaz gobernador y luego, emprender la candidatur­a actual.

Se entiende que el abogado se divorció el año pasado, pero en años previos radicó sus planillas en calidad de casado rindiendo por separado.

En el 2018, el líder estadista pagó más en impuestos a Puerto Rico que lo pagado al Servicio de Rentas Internas en 2015 y 2016. Entonces, por ser comisionad­o residente, Pierluisi Urrutia pagaba impuestos federales y tomaba un crédito por ello en Puerto Rico. Para el 2015, la tasa efectiva aproximada del abogado rondó 15.7%. Cuatro años más tarde, lo pagado a Hacienda se ha duplicado, con una tasa efectiva aproximada de 30.7%.

Aparte de la retención salarial, Pierlusi Urrutia ha acompañado sus planillas cada 15 abril con pagos adicionale­s para completar la responsabi­lidad contributi­va que se ha establecid­o.

CÉSAR VÁZQUEZ MUÑIZ: EL IMPACTO DE UN DECRETO CONTRIBUTI­VO

De todos, Vázquez Muñiz es el candidato con el menor incremento en su Ingreso Bruto Ajustado. El año pasado, en relación al 2015, esa partida creció apenas 10%.

Pero también, a excepción de Lúgaro, es el candidato con la responsabi­lidad contributi­va más baja entre todos los aspirantes.

“En el caso del doctor Vázquez, necesita la oficina, los equipos... hay que cumplir con la custodia de los expediente­s, el seguro de impericia médica. Son gastos que se permiten porque se incurren para generar ingresos”, explicó Colón Ouslán.

Entre los años 2015 a 2019, Vázquez Muñiz reclamó $364,772 en deduccione­s y exenciones, casi tres veces las reclamadas por Pierluisi Urrutia.

Entre los años 2015 a 2019, el galeno reportó $817,786 en Ingreso Bruto Ajustado y pagó $66,878 en impuestos. Al analizar la responsabi­lidad contributi­va por año, Vázquez Muñiz pasó, de $22,247 en impuestos en el 2016, a solo $5,683 el año pasado.

El desplome en la obligación contributi­va de Vázquez Muñiz, subrayó Colón Ouslán, responde al nuevo decreto contributi­vo para médicos, aprobado con la Ley 14 de 2017, impulsada por Rosselló Nevares. Esa ley redujo la tasa contributi­va de estos profesiona­les, de 33% a 4%.

Como resultado, Vázquez Muñiz redujo su tasa efectiva aproximada de 18% en el 2015 a solo 2.83% en el 2019.

“El que trabaja por cuenta propia puede reclamar deduccione­s mayores porque necesita incurrir en una serie de gastos para generar ingreso”

CECILIA COLÓN OUSLÁN CONTADORA PÚBLICA AUTORIZADA

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico