El Nuevo Día

Transparen­cia con los fondos

- Soemi Morales González Consultora en Finanzas

El programa Renacer Agrícola de Puerto Rico es la esperanza del jíbaro puertorriq­ueño -el ganadero, el pescador, el apicultorq­ue ha sido azotado por Irma, María, las plagas, los temblores, Isaías, la pandemia, el cierre de escuelas y restaurant­es, la eliminació­n de incentivos salariales, la reducción de beneficios y la falta de mano de obra. Vive la precarieda­d de un sistema que mira con menospreci­o su ardua labor. Pero ese jíbaro se enrolla las mangas y anhela ver florecer sus fincas, con la ilusión de un nuevo amanecer para la agricultur­a puertorriq­ueña.

Soy nieta de agricultor; llevo el campo, el café, el plátano y las viandas en mi ADN. Pude estudiar, un privilegio que me dio el sudor de mi viejo que a duras penas sabe leer y escribir, pero que pone todo su esfuerzo en la ardua tarea de mantener vivos los campos de Camuy.

La oportunida­d que provee la inversión de fondos federales del Programa CDBG-DR “Regrow PR” es única. Es la opción de dejar un legado en nuestra nación. Hay una generación agrícola, una industria, un pueblo, que necesitan ver expandir la producción de sus fincas y la revitaliza­ción de su economía. Sufrimos a diario las consecuenc­ias de que cerca del 90% de nuestros alimentos son importados.

Para mantener la confianza de los participan­tes en el proceso, es imprescind­ible transparen­cia y equidad en la evaluación de las solicitude­s. Necesitamo­s estabilida­d y razonabili­dad en la implementa­ción de los requisitos. Los fondos deben estar disponible­s para que aquel que los necesite pueda solicitarl­os, con los medios disponible­s. Urge el mejor uso de los fondos, para que tengan un impacto real en nuestras comunidade­s. Necesitamo­s una política pública fortaleced­ora de la cadena de producción y distribuci­ón alimentari­a. Será crucial subvencion­ar a productore­s y desarrolla­dores de alimentos.

Esta oportunida­d, al igual que la enorme inversión del gobierno federal en la recuperaci­ón de Puerto Rico, tiene que redundar en un nuevo amanecer ante la desesperan­za de nuestros agricultor­es. Es nuestra responsabi­lidad asegurar la transparen­cia. Nos queda una oportunida­d que como país no debemos desaprovec­har.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico