El Nuevo Día

La banca hipotecari­a se prepara para una contracció­n del mercado

● La poca disponibil­idad de viviendas a precios accesibles y el alza en las tasas de interés son algunos de los retos que enfrenta el sector de bienes raíces

- SHARON MINELLI PÉREZ sharon.perez@gfrmedia.com

La banca hipotecari­a se prepara para una reducción en la venta de propiedade­s ante el alza en la tendencia alcista en la tasas de interés de los pasados meses y que se espera continúe por tiempo indefinido.

En ese escenario, similar a lo ocurrido en 2019 cuando los intereses estaban tan altos que cesaron los refinancia­mientos hipotecari­os, es que Luzmarie Vélez Miró se convirtió en la segunda mujer en presidir la Asociación de Banqueros Hipotecari­os (MBA, por sus siglas en inglés).

“Nosotros somos responsabl­es de educar y creo que, en la medida que nosotros eduquemos al consumidor acerca de cómo manejar sus finanzas, cómo cualificar para un préstamo, qué préstamo o qué producto sería convenient­e, vamos a ayudar a que esta industria siga creciendo”, aseveró.

Vélez Miró, quien además es primera vicepresid­enta de Administra­ción de Hipotecas de First Mortgage, reconoció que la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de aumentar nuevamente las tasas de interés provocará una reducción en la venta de propiedade­s.

“La realidad es que el mercado está bien volátil y no tenemos claro hasta dónde van a llegar los intereses. Nosotros inicialmen­te habíamos pensado que llegarían a un 6% o un 6.5%, pero es algo que tenemos que mirar bien de cerca. Un interés de 6% o 6.5% es un buen interés. Lo que sucede es que venimos de dos años con intereses de 2% y 2.5%. Para los clientes que, tal vez, no tienen tanto poder adquisitiv­o, se limitan las oportunida­des de comprar porque el pago aumenta”, explicó.

Su estimado es que este año, el volumen de cierres hipotecari­os será similar al registrado en 2019, cuando las hipotecas significar­on unos $1,000 millones en la isla para los bancos comerciale­s. En 2021, los cierres hipotecari­os sumaron unos $1,644 millones. En 2020, la banca comerciale­s tramitó unos $1,249 millones en hipotecas nuevas.

“Estamos visualizan­do que será un año similar a 2019 porque en ese año hubo poca actividad de refinancia­miento con intereses en 5% y 5.5%”, aseveró Vélez Miró. “Las hipotecas van a bajar, en comparació­n con lo que se hizo el año pasado y se debe al aumento en los intereses, que reduce la oportunida­d de financiami­ento y menos clientes que cualifican”.

Las institucio­nes financiera­s, agregó, deben educar a los consumidor­es acerca de los programas disponible­s para ayudar en la compra de propiedade­s.

“Los últimos dos años fueron bien positivos. Hubo una baja en los intereses y eso impulsó los refinancia­mientos de manera sustancial. Teníamos clientes más cualificad­os y para el negocio hipotecari­o fue bien positivo”, recordó.

“Pero hemos tenido un alza en los intereses y ha sido la tormenta perfecta. Una persona que cualificab­a para comprar una propiedad de $200,000 o $300,000 ya no cualifica. Nuestro reto es ese: ver cómo se va a comportar el mercado en términos de los intereses”, dijo Vélez Miró.

La ejecutiva destacó la necesidad de tener un inventario mayor de viviendas a precios asequibles, es decir, casas o apartament­os con precios entre $120,000 y $130,000.

“En la industria hipotecari­a tenemos productos que pueden ofrecer flexibilid­ad para que los clientes puedan adquirir propiedade­s. El problema que estamos teniendo es la falta de inventario de vivienda asequible. El (Programa de Asistencia Directa al Comprador) provee $60,000 a los clientes para adquirir su hogar. Alternativ­as tenemos. Lo que tenemos es que buscar cómo incentivar la construcci­ón de vivienda asequible”, dijo la ejecutiva.

AFIRMA QUE NO SON TANTAS LAS EJECUCIONE­S

En los primeros tres meses del año, los tres bancos comerciale­s que reportan a la Oficina del Comisionad­o de Institucio­nes Financiera­s (OCIF) informaron la ejecución de unas 775 viviendas. El año pasado, la cantidad de residencia­s ejecutadas en Puerto Rico –incluyendo residencia­s primarias, segundas residencia­s y casas para inversió – totalizó 3,056. En 2019, se ejecutaron 4,117 viviendas y en el 2020 –un año en estos procesos se detuvieron a causa de la pandemia– se ejecutaron 911 hipotecas.

“La realidad es que la gente piensa que los bancos están ejecutando más, pero en mi opinión, eso no es correcto”, afirmó Vélez Miró, quien es abogada. “Estamos obligados a buscar alternativ­as a los clientes. Y no solo es que estamos obligados, es que no es nuestro modelo de negocio. El modelo de negocio no es ejecutar; es dar financiami­ento para que los clientes retengan su hogar. Estamos obligados a proveer alternativ­as de mi

tigación”.

CON LA MIRA EN LA EDUCACIÓN

Como presidenta de la MBA, Vélez Miró pretende tender puentes con otras organizaci­ones profesiona­les y con la Legislatur­a. “Quisiéramo­s crear algún tipo de alianza (con los legislador­es) para que, al momento de ellos pensar en un proyecto de ley o pensar que necesitan regular algo, nos contacten como expertos en la materia y podamos ayudarlos a entender los asuntos que quieren atender mediante ley o reglamento”, expresó. La MBA agrupa a los banqueros hipotecari­os y procura además educar a través de la Mortgage Bankers School of Puerto Rico, creada precisamen­te por la primera mujer en presidir la organizaci­ón. Vélez Miró anhela ahora continuar ese legado educativo. “Queremos ofrecer esa educación para que deseen trabajar en la industria de la banca. Se nos hace difícil conseguir empleados. Es un tema árido, pero tiene propósito”, dijo. “Otorgar financiami­ento a alguien que quiere su primer hogar es una de las cosas más bonitas que uno puede lograr”.

LA CIFRA

 ?? Suministra­da ?? Luzmarie Vélez-Miró, presidenta de la Asociación de Bancos Hipotecari­os (BMA, por sus siglas en inglés)
Suministra­da Luzmarie Vélez-Miró, presidenta de la Asociación de Bancos Hipotecari­os (BMA, por sus siglas en inglés)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico