El Nuevo Día

OCHO FORMAS de tratar los edemas

Aunque este problema puede afectar cualquier parte del cuerpo, se suele presentar con más frecuencia en las extremidad­es inferiores, debido al efecto de la fuerza de gravedad

- POR EFE Reportajes

La hinchazón de tobillos, pies y piernas, conocida médicament­e como edema periférico, es un problema bastante común, sobre todo en la mujer y a medida que aumenta la edad, y es causado por el exceso de líquido en los tejidos del cuerpo. La acumulació­n anormal de líquidos que quedan atrapados en los tejidos puede causar hinchazón, un desorden conocido como edema. Aunque este problema puede afectar cualquier parte del cuerpo, se suele presentar con más frecuencia en las extremidad­es inferiores, debido al efecto de la fuerza de gravedad.

Cuando la acumulació­n líquida y la hinchazón afectan los tobillos, pies, piernas, y a veces las pantorrill­as e incluso los muslos, se denomina edema periférico, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. (Medline Plus).

Asimismo, en la aparición de este problema pueden influir las alteracion­es en la vasodilata­ción de las arteriolas (arterias pequeñas) y la permeabili­dad de los capilares sanguíneos (vasos que conectan las arteriolas con las vénulas o venas pequeñas), entre otros mecanismos, según la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitari­a (SAMFyC), en España.

Uno de los motivos principale­s por los que aparece el edema periférico es el calor, señalan desde el área Salud y Seguridad de TK Home Solutions, TKHS, firma especializ­ada en soluciones tecnológic­as para personas con problemas de movilidad.

Los expertos de TKHS señalan que, además del calor, puede haber otras causas por las que se nos hinchan los pies y las piernas, que se ven agravadas por las altas temperatur­as.

Permanecer mucho tiempo en la misma postura y sin moverse, ingerir comidas con mucha sal, padecer diabetes o una dolencia renal, cardíaca o relacionad­as con el sistema linfático, así como los cambios hormonales que experiment­a la mujer durante el embarazo, la menopausia o la menstruaci­ón, favorecen la aparición o empeoramie­nto del edema periférico, señalan.

El primer paso que TKHS recomienda dar a las personas propensas a las piernas y pies hinchados, consiste en conocer el motivo por el que aparece el edema periférico, para lo que debe acudir al médico, que valorará si se debe a alguna enfermedad o problema que hay que vigilar, señalan.

Además, proponen una serie de medidas preventiva­s destinadas a evitar que este problema nos afecte o empeore, si ya lo sufrimos, en las temporadas calurosas:

“Las altas temperatur­as provocan que los vasos sanguíneos se dilaten, perdiendo elasticida­d y dificultan­do en algunos casos que los líquidos de las piernas se muevan correctame­nte por el cuerpo”

Leandro Palomo

RESPONSABL­E DE SALUD Y SEGURIDAD, EN TK HOME SOLUTIONS

 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico