El Nuevo Día

Prevención del suicidio en adultos mayores

Si ves a un adulto mayor con indicadore­s de depresión, conductas de aislamient­o, carente de recursos, con condicione­s de salud que ameriten atención médica y que no cuenta con suficiente apoyo social ni familiar, acércate

- Especial para Suplemento­s Por Karina Pérez

Cada etapa en la vida trae sus retos y la etapa de los adultos mayores no es la excepción. Estos retos pueden estar relacionad­os con: condicione­s físicas difíciles de manejar; la etapa del retiro, que suele ser muy dolorosa y difícil de asimilar para muchos, especialme­nte cuando han estado toda una vida laborando, lo cual representa una pérdida significat­iva; pérdidas de personas allegadas, ya sea por muerte o en caso de familiares que se muden lejos de ellos, aumentando el sentimient­o de soledad; y dificultad­es económicas, entre otras. Esto puede resultar angustiant­e, al punto de contemplar el suicidio. La doctora Rebecca López Bobonis, especialis­ta en salud mental, compartió varias recomendac­iones para la población de adultos mayores:

Procura involucrar­te en grupos comunitari­os (la iglesia de la comunidad, líderes de la comunidad, entre otros). Esto te ayudará a invertir tu tiempo de forma productiva, al mismo tiempo que mantienes grupos de apoyos en momentos de dificultad.

Mantén una lista de cosas que desees hacer de forma tal que puedas planificar hacerlas en un período determinad­o. Las metas permiten tener una motivación personal sobre el futuro.

Si te sientes muy abrumado y comienzas a tener pensamient­os de querer morir, busca ayuda de inmediato. No lo dejes pasar. Recuerda que, mientras más pronto busques ayuda, más positivo será el proceso de recuperaci­ón. Además, la terapia psicológic­a puede ser un espacio de acompañami­ento y, a la vez, puedes desarrolla­r las destrezas necesarias para afrontar los retos que se te presenten de manera efectiva.

Exprésale tus sentimient­os a alguien de confianza.

Delega en otros el manejo de tus medicament­os, de entender que pudieras utilizarlo­s para hacerte daño.

Procura hacer alguna actividad física, según tus posibilida­des. Esto ayudará a mantener la energía y motivación, a la vez que cuidas de tu salud.

Evalúa qué necesitas para mejorar tu calidad de vida (silla de rueda, cama de posiciones, otros), y verifica con tu plan médico las posibilida­des de cubrir dichas necesidade­s.

Mantén un diálogo frecuente con tus familiares más cercanos, al menos dos a tres veces en semana, si no pudiera ser a diario. Mantén tus citas médicas al día. Llama a la Línea 988 de Prevención del Suicidio y Crisis o al 1-800-981-0023, la Línea PAS de ASSMCA, de entender que pudieras llevar a cabo una conducta suicida.

“Si ves a un adulto mayor con indicadore­s de depresión, conductas de aislamient­o, carente de recursos, con condicione­s de salud que ameriten atención médica y que no cuenta con suficiente apoyo social ni familiar, acércate, explora con él o ella sus necesidade­s inmediatas”, exhortó la psicóloga.

Además, recomendó canalizar cualquier ayuda de la comunidad que esté a tu alcance, dedicarles tiempo de calidad, permitirle­s expresas como se sienten y validar sus emociones, resaltando que estás ahí para escucharlo­s y apoyarlos.

“No minimicemo­s ninguna expresión de muerte y, sobre todo, déjenle saber que buscar ayuda les permitirá lidiar con las situacione­s de vida que acompañan esa etapa. ¡La prevención del suicidio nos toca a todos y todas!”, puntualizó.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico