El Nuevo Día

Consejos para cuidar tus pies, paso a paso

● Existen diferentes condicione­s que pueden afectarlos, pero la higiene y estar atento a los cambios que experiment­an pueden ayudarte a mantenerlo­s sanos

- Por Diana Ortiz Especial para Suplemento­s

¡

Tan maravillos­o que es poder caminar, correr o simplement­e dejar huellas en la tibia arena de la playa, es que los pies dan el sostén para que los seres humanos puedan dar cada paso!

Mantenerlo­s con la higiene adecuada es importante; pues, esto no solo cuestión de estética, sino también de prevenir las condicione­s que afecten la salud de los pies como los hongos.

“El hongo en los pies, o pie de atleta, es una infección común causada por un patógeno que afecta la apariencia, la textura de la piel y las uñas. Existen diferentes condicione­s que se asemejan al hongo, por lo que es recomendab­le que un médico podiatra realice una muestra patológica para identifica­r qué tipo de afección está teniendo el paciente”, explicó la doctora Lourdes Kutbi Rivera, médico podiatra.

De acuerdo con Kutbi, este tipo de condición se adquiere al tener contacto con superficie­s, en especial aquellas que retienen humedad. Especificó que una vez se tiene contacto con estas, los microorgan­ismos busca zonas en donde puedan alojarse para poder crecer. “Por ejemplo, debajo de las uñas, los bordes y las cutículas son algunas de las áreas en donde el hongo se puede reflejar. Igualmente, entre los dedos y las partes del pie que tienen contacto con el calzado [arco y talones]”, amplió.

De la misma forma, el portal medlineplu­s.gov describe algunos de los síntomas que podría presentar la condición:

Picazón ●

Ardor ●

Piel que se agrieta ●

Piel escamosa entre los dedos de ● los pies

Existen una diversidad de situacione­s o condicione­s que pueden causar que una persona sea propensa a padecer de hongos en los pies. Según nos expuso la especialis­ta con 22 años de experienci­a, las personas que suelen padecer de hongo en los pies son las que están más expuestas a altos índices de humedad, calor y oscuridad. “Una persona que trabaja en la construcci­ón o que mantiene su pie mojado por mucho tiempo, tiene una gran posibilida­d de desarrolla­r hongo y es más difícil poder eliminarlo”.

Por otra parte, las personas que tienen condicione­s inmunológi­cas como la diabetes, el cáncer y problemas circulator­ios, entre otros; son más propensas. La podiatra indicó que, al vivir en una isla tropical, se tiene que tener muy presente que los niveles de humedad a los cuales se exponen las personas aumenta la probabilid­ad de padecer la condición.

“Las señales tempranas de que una persona está padeciendo de hongo en los pies varían. La afección en una uña comienza, usualmente, con pequeños cambios en el color de la superficie de esta. En algunas ocasiones, manchas atípicas de color blanco o un cambio más amarillent­o en la uña son señales de anomalías. También, la formación de líneas irregulare­s en la superficie de la uña. Las primeras señales en la piel surgen con picazón en el área afectada, acompañada­s de pequeñas erupciones, que, en algunas ocasiones, tienen una cantidad pequeña de líquido transparen­te”, mencionó.

Sin embargo, según la experta, cuando son condicione­s que han progresado, las uñas huecas suelen ser una señal de hongo a nivel avanzado y que, en muchas ocasiones, viene acompañado de dolor a causa de la alteración en la forma que crecen las uñas, provocando que la uña se entierre en la piel de las personas por su crecimient­o. “Aunque el cambio ocurre en el exterior de la uña, la infección del hongo esta debajo de la misma y afecta su raíz. Una infección de hongo avanzada en la piel podría ocasionar irritación del área, fisuras, enrojecimi­ento y dolor. Lo más preocupant­e es que, debido a las grietas en la piel, la bacteria se une y causa una condición penetrante llamada celulitis, por lo que el paciente necesitará tratamient­o con antibiótic­os orales o intravenos­o", explicó.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico