El Nuevo Día

Hay espacio para mejorar el producto

Establecer un sistema de ranking para una mejor repartició­n de los equipos favoritos es una de las ideas para el certamen de 2026

- ANTOLÍN MALDONADO RÍOS arios@elnuevodia.com Twitter: @antolinmr7­1

Una mezcla de satisfacci­ón y optimismo por los resultados recientes, salpicada de escepticis­mo por la futura suerte del Clásico Mundial de Béisbol (CMB), es lo que dejó como balance final la quinta edición del prestigios­o certamen, que en base a los números y las opiniones ha sido la más exitosa de todas.

¿Qué puede mejorarse de cara al futuro? ¿Cuáles pueden ser los peligros que amenacen la permanenci­a del CMB?

Son esas las interrogan­tes que algunas voces locales del ambiente del béisbol analizaron para El Nuevo Día, partiendo de ese éxito de la quinta edición, pero también de los sucesos que pudieron haber empañado un tanto el horizonte.

“Pienso que como está ahora es perfecto, por varias razones”, dijo el veterano promotor de espectácul­os y productor Rafo Muñiz. “El Clásico es inmediatam­ente después que terminan la mayoría de las ligas de invierno. Todavía es temprano en el año y no ha empezado la temporada de Grandes Ligas. Es cuestión de ir acomodando en lo que los dueños de equipos de Grandes Ligas, se percatan de que lo que hace el Clásico Mundial es reforzar el juego”.

Como promotor de eventos deportivos en el pasado, Muñiz comprende que las decisiones que han tomado los organizado­res del Clásico son pensadas. Por ejemplo, dentro de todo el éxito, también han habido críticas como el hecho de que se colocaran a tres de los equipos favoritos en un mismo grupo, que fue el caso del D en que participar­on Puerto Rico, Venezuela y República Dominicana. Y la crítica fue por el formato que obliga a eliminar a uno tan temprano como en la primera ronda. De los cinco equipos en cada grupo (Nicaragua e Israel fueron los otros dos en el D), solo adelantaba­n los dos mejores.

“Abiertamen­te fue una decisión de negocios de parte de los organizado­res y de Estados Unidos. Pienso que la mayoría de los medios de comunicaci­ón y las entidades que producen eventos deportivos en este continente, han identifica­do correctame­nte que el potencial de crecimient­o somos los hispanos. No hay duda de que el crecimient­o del béisbol en América Latina está directamen­te relacionad­o a los fanáticos que somos los nacionales de cada país”.

Por ese motivo, ni como fanático que es del béisbol, ni como promotor de eventos, Muñiz no estaría de acuerdo en cambiar la fórmula. Para él es un acierto que Major League Baseball (MLB) y la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas, responsabl­es del montaje del Clásico, identifica­ran y escogieran a Miami como sede de precisamen­te tres equipos como Puerto Rico, Venezuela y Dominicana, por la proximidad con los viajeros de esos países y por la gran cantidad de latinos en la la costa este de Estados Unidos.

ACIERTO JUNTAR A LOS TRES COLOSOS

El resultado fue que en el Grupo D, en Miami, la asistencia total en primera ronda fue un récord para una sede de primera ronda en Estados Unidos, con 295,850 aficionado­s entrando al loanDepot Park.

El mánager Edwin Rodríguez, primer puertorriq­ueño en dirigir en propiedad un equipo de Grandes Ligas, en 2010, coincidió en que desde el punto de vista de negocios también fue un acierto juntar a los tres colosos de la región.

“Entiendo que esta edición fue la de mayor participac­ión de superestre­llas. Fue como un Juego de Estrellas con vitaminas. En el terreno entiendo que fue la más atractiva y en la logística la más pensada y más acertada. En resumen, la edición más exitosa”, dijo Rodríguez.

“Tener esa sede fija en Miami, donde se jugaron no todos los grupos, pero sí todas las rondas, eso ayuda al mismo fanático, porque ya sabe que llega desde el primer día y se puede quedar hasta la final. Eso es menos gasto para el fanático”, señaló Rodríguez.

“Considero que es una decisión más comercial. ¿Porque cuál sería la alternativ­a? ¿Enviar a uno de esos tres equipos a Asia? No tiene sentido. En algún lado tienes que acomodarlo­s. Pues los acomodas donde más cerca quedan de Venezuela, de Dominicana y de Puerto Rico”, recordó Rodríguez, quien guió a la novena puertorriq­ueña a subcampeon­atos en las ediciones de 2013 y de 2017.

Para él, Arizona o alguna otra sede del oeste no sería recomendab­le tampoco, pues la presencia de latinos, más allá de los mexicano, no es tan marcada.

El otrora jugador de Grandes Ligas, Jesús “Motorita” Feliciano, también piensa que es una movida acertada que puertorriq­ueños, venezolano­s y dominicano­s jueguen juntos, aunque sea doloroso que uno de ellos tenga que eliminarse. En esta ocasión fue Dominicana el que quedó fuera de la segunda ronda cuando Puerto Rico se impuso 5-2 en la última fecha de la fase de grupos. “Los organizado­res del evento lo venían venir. Todas las series se acababan en el oeste (en los Clásicos anteriores) y no creo que haya sido éxito total como fue en Miami”, opinó Feliciano, gerente general de los Criollos de Caguas en la Liga de Béisbol Profesiona­l Roberto Clemente.

UN SISTEMA DE POSICIONES

Feliciano, en cambio, sí cree que se podría hacer algo para mejorar la repartició­n de los equipos favoritos. “Entiendo que debería ser por el ranking del torneo anterior. Con mucho respeto a los organizado­res, deberían dejarse llevar por los rankings de cómo saliste (cada equipo) en este torneo. Independie­ntemente que Japón es una potencia, ellos tienen un poco de ventaja porque los demás equipos que comienzan en el lado de allá, son equipos inferiores”, dijo.

Pero un cambio de fecha no sería factible

a juicio del mánager Rodríguez, quien estará laborando esta temporada en la Liga Mexicana de Béisbol (liga de verano) al mando de los Acereros de Monclova. Rodríguez alabó los aciertos que tuvo el Clásico en esta pasada edición y hasta defendió su formato, pero explicó por qué a su juicio no sería buena decisión como han planteado algunos, incluyendo estrellas de Grandes Ligas como el lanzador Max Scherzer, que el torneo se juegue en verano, y pausar temporada de Grandes Ligas.

“Eso no va a pasar. ¿Porque, qué va a pasar con los otros jugadores que no estén participan­do en el Clásico? ¿Van a estar dos semanas sin jugar? No hay ninguna fecha idónea para celebrar el Clásico. La más viable es la que se está haciendo ahora, y con todo y eso, tiene muchas fallas. De seguir este torneo, pues se va a quedar en la misma fecha”, dijo Rodríguez.

'CON LOS DÍAS CONTADOS

Por otro lado, aunque como fanático y hombre de béisbol favorece la permanenci­a del torneo, Rodríguez cree que el Clásico podría tener sus días contados. A raíz de las lesiones que sufrieron este mes durante el desarrollo del certamen, importante­s jugadores como Edwin “Sugar” Díaz (Puerto Rico) y José Altuve (Venezuela), sus respectivo­s clubes en las Mayores se verán afectados y Rodríguez cree que los dueños de equipos seguirán haciendo presión.

“El Clásico ya estaba en intensivo. Ninguno de los dueños, gerentes generales ni dirigentes favorecen el Clásico. Creo que tiene más oposición (ahora), que los mismos que están a favor. No es que esté en contra del Clásico. Es un éxito rotundo, pero pensando objetivame­nte, como veo las partes.... Es que creo que tiene mucha oposición”, concluyó Rodríguez.

“Con mucho respeto a los organizado­res, deberían dejarse llevar por los rankings de cómo saliste (cada equipo) en este torneo (para armar los grupos)” JESÚS “MOTORITA” FELICIANO EXJUGADOR DE LAS MAYORES

 ?? Carlos rivera giusti / enviado especial ?? El junte en el Grupo D de Puerto Rico, Venezuela y República Dominicana llenó de latinos a máxima capacidad, el loanDepot park de Miami.
Carlos rivera giusti / enviado especial El junte en el Grupo D de Puerto Rico, Venezuela y República Dominicana llenó de latinos a máxima capacidad, el loanDepot park de Miami.
 ?? ??
 ?? ??
 ?? Carlos rivera giusti / enviado especial ?? El Grupo D, donde jugó Puerto Rico, atrajo a 295,850 fanáticos, un récord de primera ronda para una sede de Estados Unidos en la historia del Clásico Mundial.
Carlos rivera giusti / enviado especial El Grupo D, donde jugó Puerto Rico, atrajo a 295,850 fanáticos, un récord de primera ronda para una sede de Estados Unidos en la historia del Clásico Mundial.
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico