El cli­ma pu­do ha­ber con­de­na­do al nean­der­tal

Metro Puerto Rico - - PORTADA -

Pe­río­dos de cli­ma frío y se­co con­tri­bu­ye­ron a nues­tra es­pe­cie a re­em­pla­zar al hom­bre de Nean­der­tal en Europa, de acuer­do con un es­tu­dio pu­bli­ca­do el lu­nes.

Los in­ves­ti­ga­do­res ha­lla­ron que ta­les pe­río­dos fríos coin­ci­die­ron con la apa­ren­te des­apa­ri­ción de nues­tros pri­mos evo­lu­ti­vos en di­fe­ren­tes par­tes del con­ti­nen­te, se­gui­da por la apa­ri­ción de nues­tra es­pe­cie, el Ho­mo sa­piens.

“Si se mu­da­ron o mu­rie­ron, no po­de­mos de­cir­lo”, di­jo Mi­chael Staub­was­ser de la Uni­ver- si­dad de Co­lo­nia en Ale­ma­nia.

El hom­bre de Nean­der­tal vi­vió en Europa y Asia, pe­ro desapre­ció ha­ce unos 40,000 años, unos mi­les de años des­pués de que el ho­mo sa­piens lle­ga­ra a Europa. Los cien­tí­fi­cos han de­ba­ti­do por mu­cho tiem­po qué pa­só, y al­gu­nos han di­cho que se de­bió a cam­bios en el cli­ma. Otras ex­pli­ca­cio­nes plan­tea­das in­clu­yen epi­de­mias y la idea de que la nue­va es­pe­cie su­peró a la del nean­der­tal en la bús­que­da de re­cur­sos.

Staub­was­ser y sus co­le­gas re­por­ta­ron sus ha­llaz­gos en la re­vis­ta Pro­cee­dings, de la Aca­de­mia Na­cio­nal de las Cien­cias. Usa­ron in­for­ma­ción ar­queo­ló­gi­ca, eco­ló­gi­ca y cli­má­ti­ca exis­ten­te, y aña­die­ron nue­vos in­di­ca­do­res de cli­mas an­ti­guos to­ma­dos de es­tu­dios de dos cue­vas en Ru­ma­nía.

Su es­tu­dio re­sal­tó dos pe­río­dos fríos y se­cos. Uno co­men­zó ha­ce unos 44,000 años y du­ró unos 1,000 años, mien­tras que el otro em­pe­zó ha­ce unos 40,800 años y se ex­ten­dió seis si­glos. El mo­men­to en que esos even­tos se desa­rro­lla­ron coin­ci­de con los pe­río­dos en que des­apa­re­cie­ron los ar­te­fac­tos del nean­der­tal y apa­re­cie­ron in­di­cios del ho­mo sa­piens en lu­ga­res den­tro del va­lle del río Da­nu­bio y en Fran­cia, re­sal­ta­ron.

Los cam­bios en el cli­ma ha­brían pro­vo­ca­do que los bos­ques fue­ran rem­pla­za­dos por pas­ti­za­les lle­nos de ma­to­rra­les, y el ho­mo sa­piens po­dría ha­ber es­ta­do me­jor adap­ta­do a ese nue­vo am­bien­te que el nean­der­tal, de for­ma que po­día ocu­par­lo des­pués de que el nean­der­tal des­apa­re­cie­ra, es­cri­bie­ron los in­ves­ti­ga­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.