Aún hay jó­ve­nes que creen en los par­ti­dos po­lí­ti­cos

Metro Puerto Rico - - PORTADA -

de la re­tó­ri­ca ex­tre­mis­ta.

“Creo en el par­ti­do por­que lo veo co­mo una he­rra­mien­ta de trans­for­ma­ción de­fi­ni­da. Co­mo la opor­tu­ni­dad de po­der tran­si­cio­nar fue­ra del es­ta­tus que es­ta­mos. Creo en la ane­xión y es la úni­ca he­rra­mien­ta de­fi­ni­da que nos pue­de lle­var a eso”, co­men­tó pa­ra sus­ten­tar su ar­gu­men­to. “No es ser es­ta­dis­ta; yo me con­si­de­ro un an­ti­co­lo­nia­lis­ta. Cual­quie­ra de las op­cio­nes que no son co­lo­nia­les hay que mi­rar­las con se­rie­dad. El pun­to aquí es po­der rom­per el es­ta­tus quo y que po­da­mos cum­plir con nues­tros de­re­chos, que son vio­la­dos por Es­ta­dos Uni­dos”, agre­gó.

Al tiem­po, abo­gó por es­tra­te­gias edu­ca­ti­vas den­tro de to­dos los ám­bi­tos po­lí­ti­cos de la is­la co­mo mé­to­do pa­ra sa­car de sus ho­ga­res a los jó­ve­nes en días de elec­cio­nes. “Nues­tro sis­te­ma de go­bierno es una de­mo­cra­cia, y la edu­ca­ción po­lí­ti­ca es im­por­tan­te des­de tem­pra­na edad pa­ra que los jó­ve­nes pue­dan apren­der có­mo ope­ra nues­tro eco­sis­te­ma gu­ber­na­men­tal”, aco­tó el gra­dua­do de ba­chi­lle­ra­to y maes­tría en Po­lí­ti­ca de la Uni­ver­si­dad In­te­ra­me­ri­ca­na.

Pa­gán, por el mo­men­to, no acep­tó que se pos­tu­la­rá pa­ra un pues­to elec­ti­vo. Em­pe­ro, es­tá en carrera pa­ra pre­si­dir la Ju­ven­tud del PNP a ni­vel na­cio­nal pa­ra el 2019, con lo que es­pe­ra ges­tio­nar ini­cia­ti­vas que mue­van a su par­ti­do a in­cluir aún más a los jó­ve­nes en su to­ma de de­ci­sio­nes, co­mo pa­só con él cuan­do tra­ba­jó jun­to con Ros­se­lló en la crea­ción del “Plan pa­ra Puer­to Ri­co”.

Pa­ra Adria­na Gu­tié­rrez, una abo­ga­da de 29 años, que tra­ba­ja co­mo ase­so­ra del le­gis­la­dor Den­nis Már­quez, es im­pe­ra­ti­vo que los me­dios cu­bran cons­tan­te­men­te la la­bor del Par­ti­do In­de­pen­den­tis­ta Puer­to­rri­que­ño (PIP) pa­ra que sea vis­to co­mo op­ción en las elec­cio­nes. Se­gún la le­tra­da, tan­to el PNP co­mo el Par­ti­do Po­pu­lar De­mo­crá­ti­co (PPD) están des­gas­ta­dos, y so­lo a tra­vés de los me­dios, la ciu­da­da­nía po­drá “ale­jar­se de esas pos­tu­ras” y de la “in­vi­si­bi­li­za­ción” del in­de­pen­den­tis­mo.

Adria­na, quien lle­gó a la po­lí­ti­ca por tra­di­ción fa­mi­liar, al igual que Ro­ber­to, ha si­do fun­cio­na­ria de co­le­gio pa­ra el PIP y par­ti­ci­pó co­mo es­tu­dian­te in­ter­na jun­to con la ex­se­na­do­ra Ma­ría de Lour­des San­tia­go. Pa­ra ella, su ex­pe­rien­cia des­de la Le­gis­la­tu­ra es una mues­tra de por qué se pue­de creer en un par­ti­do po­lí­ti­co.

“Ten­go la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar de cer­ca con mu­chos as­pec­tos de la vi­da so­cial de nues­tro país. He tra­ba­ja­do de cer­ca con el cie­rre de es­cue­las y, en con­jun­to con mis com­pa­ñe­ros, he­mos tra­ba­ja­do re­so­lu­cio­nes, he­mos pro­pues­to un sis­te­ma de sa­lud uni­ver­sal [a tra­vés de un pro­yec­to de ley] y re­so­lu­cio­nes pa­ra de­fen­der nues­tras cos­tas. Siem­pre he con­fia­do en que las mi­no­rías se vuel­ven ma­yo­ría y que al­gún día po­da­mos es­tar en ma­yo­ría”, sos­tu­vo.

Con la in­ten­ción de im­pul­sar la in­de­pen­den­cia y, pre­ci­sa­men­te, lle­gar a las au­dien­cias más jó­ve­nes, es­ta ase­so­ra le­gis­la­ti­va es una de las fun­da­do­ras de Ra­dio In­de­pen­den­cia, un pod­cast on­li­ne que bus­ca lle­nar el va­cío de in­for­ma­ción so­bre la ideo­lo­gía en la que cree.

So­bre sus as­pi­ra­cio­nes po­lí­ti­cas, Adria­na no fue ca­te­gó­ri­ca. “Yo es­ta­ré don­de más ha­ga fal­ta”, co­men­tó.

Por su par­te, Se­bas­tián Fi­gue­roa, quien tam­bién per­te­ne­ce a un li­na­je par­ti­dis­ta, pe­ro del PPD, opi­nó que los par­ti­dos de­ben ges­tio­nar más ac­ción de pue­blo, en vez de en­fras­car­se en dis­cu­sio­nes abs­trac­tas, pa­ra así atraer el vo­to jo­ven que se in­cli­na por la jus­ti­cia so­cial. Eso fue, de he­cho, lo que hi­zo que in­gre­sa­ra en la Pa­va y cre­ye­ra que la co­lec­ti­vi­dad pue­de ser una so­lu­ción.

“Lo que me mo­ti­vó a mí fue la jus­ti­cia so­cial re­la­cio­na­da con el Par­ti­do Po­pu­lar. La ayu­da que se les da­ba en los cam­pos es­ta­ba ata­da a las co­mu­ni­da­des co­mo tal”, in­di­có Se­bas­tián, quien a sus 26 años es pre­si­den­te de la ju­ven­tud de Tru­ji­llo Al­to y tra­ba­ja jun­to con el al­cal­de di­cho mu­ni­ci­pio, Luis Cruz Cruz.

Se­bas­tián, pro­duc­to del De­par­ta­men­to de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Ri­co en Ca­ro­li­na, tam­bién atri­bu­yó res­pon­sa­bi­li­dad a los eje­cu­ti­vos mu­ni­ci­pa­les por la fal­ta de mo­vi­mien­tos jó­ve­nes. En las ciu­da­des, don­de se­gún él “es que se go­bier­na”, el al­cal­de de­be pro­pi­ciar la par­ti­ci­pa­ción de los elec­to­res de me­nos edad en sus obras de im­pac­to co­mu­ni­ta­rio pa­ra dar un ejem­plo más allá de la “po­li­ti­que­ría”.

Aún es­te jo­ven no tie­ne de­ci­di­do su fu­tu­ro pa­ra el 2020. “Ten­go una as­pi­ra­ción, pe­ro aho­ra mis­mo no es­toy vis­lum­bran­do una can­di­da­tu­ra”, sol­tó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.