Bur­gos usó in­for­ma­ción con­fi­den­cial pa­ra de­te­ner pes­qui­sa por va­go­nes

Metro Puerto Rico - - PORTADA -

co­mo de­ta­lles so­bre pro­ce­di­mien­tos y em­plea­dos de la agen­cia que di­ri­ge. En el do­cu­men­to le­gal, la tam­bién ex­se­cre­ta­ria de Es­ta­do usó es­tos da­tos pa­ra pe­dir­le a la jue­za Lau­ra­ce­lis Ro­ques Arro­yo de­te­ner el pro­ce­der de la de­pen­den­cia por con­si­de­rar que “la CEE, co­mo cuer­po, so­lo tie­ne au­to­ri­dad pa­ra rea­li­zar in­ves­ti­ga­cio­nes de na­tu­ra­le­za elec­to­ral”.

Se­gún los co­mi­sio­na­dos elec­to­ra­les del Par­ti­do In­de­pen­den­tis­ta Puer­to­rri­que­ño (PIP) y el Par­ti­do Po­pu­lar De­mo­crác­ti­co (PPD), Ma­ría de Lour­des San­tia­go y Mi­guel Ríos To­rres, res­pec­ti­va­men­te, exis­te un acuer­do de con­fi­den­cia­li­dad en el co­mi­té que im­pi­de que se di­vul­gue el trac­to de las in­da­ga­cio­nes. Y, an­te la de­ci­sión del PNP de no par­ti­ci­par de la pes­qui­sa, que­da en­ton­ces la in­te­rro­gan­te de có­mo Bur­gos se en­te­ró de los re­que­ri­mien­tos de in­for­ma­ción a Ro­lón.

“No tie­ne re­pre­sen­ta­ción por­que no quie­re. Y yo te ha­blo del in­te­rro­ga­to­rio por­que ella lo in­clu­yó co­mo anejo e hi­zo pú­bli­co el asun­to. Pe­ro exis­te un acuer­do de con­fi­den­cia­li­dad y es al­ta­men­te im­pro­pio de la co­mi­sio­na­da Bur­gos ha­cer pú­bli­ca in­for­ma­ción so­bre la in­ves­ti­ga­ción y mu­cho más im­pro­pio del ti­tu­lar de Co­rrec­ción, de sa­lir co­rrien­do con la que­ja don­de la co­mi­sio­na­da PNP a pa­sar­le pa­pe­li­tos de­ba­jo de la me­sa en lu­gar de ac­tuar con pro­pie­dad, di­ri­gien­do, si así lo es­ti­ma­ba ne­ce­sa­rio, una co­mu­ni­ca­ción al pleno de la co­mi­sión o los in­ves­ti­ga­do­res”, sos­tu­vo San­tia­go en en­tre­vis­ta con Me­tro.

Tan­to pa­ra el PIP co­mo pa­ra el PPD, el he­cho de que Bur­gos es­té re­ci­bien­do in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da le­van­ta sus­pi­ca­cia so­bre sus in­ten­tos de de­te­ner la in­ves­ti­ga­ción so­bre los fur­go­nes en­con­tra­dos en los pre­dios de la CEE con su­mi­nis­tros ex­pi­ra­dos que nun­ca lle­ga­ron a los dam­ni­fi­ca­dos por el hu­ra­cán Ma­ría.

“Ella [Bur­gos] es­tá tra­tan­do de que eso [la pes­qui­sa] no se dé, di­cien­do que es ile­gal y di­cien­do que el pre­si­den­te in­te­ri­no de la CEE, Ni­co­lás Gau­tier, es­tá si­guien­do mis ins­truc­cio­nes”, opi­nó, por su par­te, Ríos. “Los tra­ba­jos son pri­va­dos por­que son a ba­se de una in­ves­ti­ga­ción, y ella no tie­ne a na­die allí”, agre­gó.

El co­mi­té in­ves­ti­ga­dor es­tá com­pues­to por Kar­la An­gle­ró, co­mi­sio­na­da al­ter­na del PPD, Adrían Gon­zá­lez, co­mi­sio­na­do alterno del PIP, y por Ju­lia Ál­va­rez, ase­so­ra le­gal de la agen­cia y re­pre- sen­tan­te del pre­si­den­te in­te­ri­no.

De acuer­do con An­gle­ró, el re­gla­men­to del co­mi­té in­ves­ti­ga­dor es­ta­ble­ce ex­pre­sa­men­te que las ave­ri­gua­cio­nes de los fur­go­nes se­rán pri­va­das y, por tal ra­zón, no ha da­do en­tre­vis­tas a los me­dios so­bre el asun­to, a di­fe­ren­cia de la pes­qui­sa so­bre el chat de What­sApp, que in­vo­lu­cra­ba a un juez y a se­gui­do­res del PNP. Es­ta úl­ti­ma in­ves­ti­ga­ción no fue con­fi­den­cial por­que el re­pre­sen­tan­te de la pal­ma se opu­so.

Pre­ci­sa­men­te, por la pri­va­ci­dad de los pro­ce­sos, la co­mi­sio­na­da del PPD no di­jo por qué so­li­ci­ta­ron in­for­ma­ción a Co­rrec­ción so­bre el asun­to de los va­go­nes.

An­gle­ró hi­zo sa­ber, en­tre­tan­to, que no se es­tán uti­li­zan­do fon­dos pú­bli­cos en las in­da­ga­cio­nes, más allá de los suel­dos que ya de­ven­gan ella y Gon­zá­lez, co­mo co­mi­sio­na­dos elec­to­ra­les al­ter­nos, y Ál­va­rez, co­mo ase­so­ra le­gal. A tra­vés de una de­cla­ra­ción es­cri­ta, la co­mi­sio­na­da Bur­gos pu­so en te­la de jui­cio la pri­va­ci­dad de los tra­ba­jos de in­ves­ti­ga­ción en la CEE.

“El que yo ob­tu­vie­ra esa in­for­ma­ción de­mues­tra a us­ted y al pue­blo de Puer­to Ri­co cuán ‘con- fi­den­cial’ in­ves­ti­gan los PPD y PIP. Así tra­ba­ja­ron la in­ves­ti­ga­ción del chat y tu­vie­ron que abor­tar­la, a pe­sar de los mi­les de dó­la­res que gas­ta­ron en fon­dos pú­bli­cos”, de­cla­ró en un men­sa­je de tex­to.

Aun­que es­te dia­rio lo pre­gun­tó, Bur­gos no de­ta­lló có­mo con­si­guió la in­for­ma­ción so­bre las pe­ti­cio­nes del co­mi­té in­ves­ti­ga­dor al se­cre­ta­rio de Co­rrec­ción.

Pa­ra San­tia­go y An­gle­ró, lo más im­por­tan­te so­bre la in­ves­ti­ga­ción de los va­go­nes es des­cu­brir qué pa­só con la se­gu­ri­dad de la CEE. El pa­sa­do 8 de oc­tu­bre, fue­ron en­con­tra­dos en la agen­cia elec­to­ral, por la emi­so­ra Ra­dio Is­la 1320, va­rios fur­go­nes con su­mi­nis­tros. Más tar­de, en una si­tua­ción que aún ge­ne­ra du­das, fue­ron en­con­tra­dos en un pre­dio pri­va­do de un co­rre­li­gio­na­rio del PNP, Car­los “Can­de­la” San Jo­sé Re­yes.

“Allí [en la CEE] es­tán las seis mil ma­qui­nas de es­cru­ti­nio elec­tró­ni­co, ca­se­tas elec­to­ra­les y has­ta mar­ca­do­res. Ahí es­tá la fi­cha elec­to­ral de don Pe­dro Al­bi­zu Cam­pos, un archivo his­tó­ri­co. Y esa ofi­ci­na de se­gu­ri­dad de­ci­de quién en­tra y quién sa­le”, sos­tu­vo San­tia­go, quien ex­pli­có que la se­gu­ri­dad de la co­mi­sión es­tá en ma­nos de un di­rec­tor del PNP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.