Co­ra re­vi­ve la me­mo­ria la­ti­noa­me­ri­ca­na en Fen­way

Metro Puerto Rico - - PORTADA -

Los tiem­pos de Pe­dro Mar­tí­nez, Manny Ra­mí­rez y Da­vid Or­tiz son co­sa del pa­sa­do en el te­rreno de jue­go del Fen­way Park.

La pre­sen­cia la­ti­noa­me­ri­ca­na en las gra­das del sa­cro­san­to re­cin­to de la ciu­dad de Bos­ton ha mer­ma­do con­si­de­ra­ble­men­te en com­pa­ra­ción con años an­te­rio­res. Sin em­bar­go, los fa­ná­ti­cos la­ti­nos que lle­gan a pre­sen­ciar la ac­ción de los Me­dias Ro­jas di­cen pre­sen­te cons­cien­tes de que, más allá de un par­ti­do de béis­bol, hay al­go mu­cho más sig­ni­fi­ca­ti­vo en jue­go: el re­co­no­ci­mien­to del tra­ba­jo de un di­ri­gen­te la­tino en las Gran­des Li­gas.

Alex Co­ra ya cla­si­fi­có a su equi­po a la postem­po­ra­da y, con el me­jor ré­cord de las Ma­yo­res, ha lo­gra­do po­si­cio­nar su no­ve­na co­mo una de las fa­vo­ri­tas pa­ra car­gar con el tí­tu­lo. Y cla­ro, el or­gu­llo que sien­ten sus com­pa­trio­tas es evi­den­te.

“Pa­ra mí es un pla­cer es­tar aquí vien­do a Alex Co­ra en es­ta his­tó­ri­ca tem­po­ra­da. Yo soy fa­ná­ti­co de los Yan­kees, no soy fa­ná­ti­co de Bos­ton, pe­ro ya que es­tá­ba­mos de vi­si­ta en la ciu­dad que­ría­mos apro­ve­char la opor­tu­ni­dad y ve­nir aquí a ver a Alex”, le con­fe­só a Me­tro Jo­sé Ri­ve­ra, quien —jun­to a su es­po­sa— pre­sen­ció la vic­to­ria nú­me­ro 107 de los cam­peo­nes di­vi­sio­na­les en el es­te de la Li­ga Ame­ri­ca­na.

“So­mos del área de Ca­guas y he­mos te­ni­do la opor­tu­ni­dad de co­no­cer­lo a tra­vés del apo­yo que les ha da­do a las li­gas in­fan­ti­les de béis­bol en Ca­guas, es­pe­cí­fi­ca­men­te en la li­ga de Va­lle To­li­ma. Y ha si­do una gran ex­pe­rien­cia es­tar aquí pre­sen­te hoy [ayer] pa­ra po­der­lo ver en es­te par­ti­do”, aña­dió el bo­ri­cua.

El re­co­no­ci­mien­to de la la­bor de Co­ra no se que­da en­tre los puer­to­rri­que­ños. Pa­ra el ex­miem­bro de los Pi­ra­tas de Pit­ts­burgh, Ma­rio Ba­tis­ta, Co­ra es al­go así co­mo un sal­va­vi­das, a pe­sar de que el equi­po se he­cho con el ban­de­rín de la di­vi­sión es­te de la Ame­ri­ca­na en las úl­ti­mas dos tem­po­ra­das (2016 y 2017).

“Alex Co­ra re­pre­sen­ta un himno pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na. Creo que ja­más se vol­ve­rá a ver la mag­ni­tud del im­pac­to de su jue­go, su ta­len­to y la co­mu­ni­ca­ción con los ju­ga­do­res, que es lo que ha traí­do Co­ra a la or­ga­ni­za­ción de Bos­ton Red Sox. Don­de es­tá el equi­po ha si­do gra­cias a la co­mu­ni­ca­ción. Creo que te­ne­mos mu­cho chan­ce pa­ra ir a la Se­rie Mun­dial con Alex Co­ra a la ca­be­za”, sos­tu­vo el ex­pe­lo­te­ro do­mi­ni­cano.

En­tre­tan­to, pa­ra los puer­to­rri­que­ños de la diás­po­ra, co­mo Adrián Pi­za­rro, Co­ra es un res- pi­ro den­tro de la cul­tu­ra bos­to­nia­na. Se­gún le ase­gu­ró a es­te dia­rio, los lo­gros del di­ri­gen­te del patio son un ali­cien­te y un bál­sa­mo de con­fian­za pa­ra los que in­ten­tan echar p’alan­te en te­rri­to­rio nor­te­ame­ri­cano.

“Lo que es­tá ha­cien­do con el equi­po me ha­ce sentir or­gu­llo­so de ser un puer­to­rri­que­ño aquí en Es­ta­dos Uni­dos. Aho­ra mis­mo es­tán pa­san­do mu­chas co­sas en la is­la y se sien­te bien te­ner a al­guien tra­ba­jan­do du­ro y ha­cien­do nom­bre por no­so­tros. Y eso va­le cuan­do otra gen­te no te ha­ce sentir de esa ma­ne­ra, aquí don­de uno vi­ve. Su tra­ba­jo nos en­se­ña que uno pue­de lo­grar los sue­ños de uno sin im­por­tar de dón­de uno vie­ne, que hay que se­guir ade­lan­te sin de­jar que la gen­te te ha­ga re­tro­ce­der”, ma­ni­fes­tó el cha­ma­co del ba­rrio Villa Ca­ño­na de Loí­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.