Ja­vier Báez, Jo­sé Be­rríos y Tre­vor Bauer se jun­ta­ron por la ni­ñez

Los tres ju­ga­do­res de las Gran­des Li­gas ofre­cie­ron clí­ni­cas a los ni­ños

Metro Puerto Rico - - Deportes - JO­SÉ M. EN­CAR­NA­CIÓN MARTÍNEZ @En­car­naJM94

BA­YA­MÓN — Si re­sul­ta in­tere­san­te en­con­trar­se a Edwin “Su­gar” Díaz un fin de se­ma­na pa­san­do un buen ra­to en la ga­lle­ra de Na­gua­bo o en el club ga­llís­ti­co de Is­la Ver­de, ima­gí­ne­se us­ted a Ja­vier Báez pa­san­do las Na­vi­da­des en Puer­to Ri­co, com­par­tien­do con la gen­te que más quie­re y des­pe­jan­do la men­te en bue­na lid jun­to a Jo­sé Be­rríos y el lan­za­dor de los In­dios de Cle­ve­land, Tre­vor Bauer.

El trío li­ga­ma­yo­ris­ta se jun­tó el sá­ba­do pa­ra rea­li­zar unas clí­ni­cas li­bre de cos­to en el par­que de Flam­bo­yán Gar­dens, en Ba­ya­món. Al­re­de­dor de 150 ni­ños y jó­ve­nes par­ti­ci­pa­ron de la ac­ti­vi­dad que, ade­más, in­clu­yó re­ga­los y un ban­que­te con le­chón asa­do, arroz con gan­du­les y gui­nei­tos en es­ca­be­che. Sí, los mu­cha­chos sir­vie­ron un man­jar beis­bo­le­ro pa­ra las pró­xi­mas ge­ne­ra­cio­nes de pe­lo­te­ros puer­to­rri­que­ños.

“Es­ta­mos aquí, en­se­ñán­do­le a los ni­ños lo que po­de­mos hacer [más allá de los par­ques de las Gran­des Li­gas]. Ob­via­men­te, di­ver­tir­nos, que es lo me­jor que pue­do hacer. Con los ni­ños, me­jo­rán­do­le la me­cá­ni­ca de fil­dear, de ver las co­sas. Es­ta­mos ayu­dan­do aquí”, ma­ni­fes­tó Báez en las clí­ni­cas que or­ga­ni­zó Be­rríos en la ciu­dad del chi­cha­rrón.

“El Ma­go” de los Ca­cho­rros de Chica­go an­da re­car­gan­do ba­te­rías en su tie­rra y ha­bló so­bre la im­por­tan­cia de re­gre­sar a Bo­rin­quen y ali­men­tar su es­pí­ri­tu de­por­ti­vo. De he­cho, el vier­nes Báez, Be­rríos y Bauer se en­con­tra­ron en San­ta Mó­ni­ca pa­ra hacer me­mo­ria de lo que fue­ron los años de ju­ven­tud ju­gan­do pe­lo­ta en los par­ques de Ba­ya­món.

“Aquí es dón­de nos cria­mos. Aquí ju­gué mu­chí­si­mas ve­ces y prac­ti­qué mu­chí­si­mas ve­ces. [Ba­ya­món] me de­ja cla­ro de dón­de sa­lí, que ob­via­men­te la hu­mil­dad es al­go su­per im­por­tan­te pa­ra mis fa­ná­ti­cos, pa­ra mi fa­mi­lia y, na­da, que la gen­te se­pa de dón­de so­mos, de dón­de ve­ni­mos y có­mo vi­vi­mos nues­tro pa­sa­do”, se­ña­ló Báez du­ran­te el re­co­rri­do que fue do­cu­men­ta­do por MLB y Bauer.

Asi­mis­mo, Báez sos­tu­vo que Puer­to Ri­co es su es­pa­ció de re­la­ja­ción lue­go de con­clui­da la tem­po­ra­da. El bo­ri­cua, que vie­ne de fi­na­li­zar se­gun­do en las vo­ta­cio­nes pa­ra el pre­mio de Jugador Más Va­lio­so de la Li­ga Na­cio­nal, ase­gu­ró que si fue­ra por él, se que­da­ba to­do el año dis­fru­tan­do de los en­can­tos bo­rin­ca­nos.

“Ten­go to­da mi fa­mi­lia aquí. Yo no me qui­sie­ra ir nun­ca. Siem­pre es­toy acos­tum­bra­do a pa­sar las Na­vi­da­des aquí con mi fa­mi­lia, con mis amis­ta­des. Y ob­via­men­te, es­tar se­pa­ra­do de to­do me ha­ce re­la­jar­me mu­chí­si­mo. A mí me gus­ta es­tar so­lo, pen­sar, es­cri­bir y sa­ber los ajus­tes que ten­go que hacer en la vi­da”, di­jo Báez mien­tras mos­tra­ba par­te de sus pro­yec­tos fu­tu­ros en el Ba­rrio Achio­te de Na­ran­ji­to.

Tre­vor Bauer, en­tre­tan­to, do­cu­men­tó su es­ta­día en la is­la pa­ra pu­bli­car un cor­to­me­tra­je so­bre un fin de se­ma­na en la vi­da de Be­rríos y Báez du­ran­te la tem­po­ra­da ba­ja. Pa­ra Bauer, que for­mó par­te de la se­rie que pro­ta­go­ni­za­ron los Me­lli­zos y los In­dios en abril del año pa­sa­do en el Hi­ram Bit­horn, fue la pri­me­ra vez, sin em­bar­go, dis­fru­tan­do Puer­to Ri­co en to­das sus fa­ce­tas cul­tu­ra­les.

“Es­toy con­ten­to de po­der com­par­tir con Be­rríos y Báez en Puer­to Ri­co, ha si­do una gran ex­pe­rien­cia. Cuan­do via­jo no me gus­ta que­dar­me en el ho­tel, me gus­ta descubrir y ver to­do lo bo­ni­to de los lu­ga­res. Y pro­bé el arroz y las ha­bi­chue­las por pri­me­ra vez”, con­fe­só uno de los me­jo­res bra­zos de las Gran­des Li­gas, lue­go de un buen al­muer­zo bo­ri­cua en la ca­fe­te­ría La Fa­mi­lia de Ba­ya­món.

Be­rríos, mien­tras tan­to, se mos­tró agra­de­ci­do con Dios por la opor­tu­ni­dad de im­pac­tar a los ni­ños y po­der com­par­tir bue­nos mo­men­tos con dos fi­gu­ras im­por­tan­tes del béis­bol. Des­pués de to­do, en el ca­so de Báez, se tra­ta de al­guien más que un ami­go, pues son fa­mi­lia.

“Es im­por­tan­te pa­ra no­so­tros pa­sar mo­men­tos agra­da­bles. Pa­ra mí es fun­da­men­tal hacer bue­nas co­sas por la ju­ven­tud y los ni­ños. Yo nun­ca tu­ve esa opor­tu­ni­dad con los pe­lo­te­ros de Gran­des Li­gas y po­der hacer es­to me lle­na mu­cho”, ase­gu­ró.

Fi­nal­men­te, hay que des­ta­car que los bo­ri­cuas tie­nen sus ojos pues­tos en el año 2019. En el ca­so de Be­rríos, es­pe­ra ser con­ten­dor pa­ra el Cy Young en la Li­ga Ame­ri­ca­na.

“Es­pe­ro su­pe­rar las 20 vic­to­rias y ser Cy Young. Esas son las me­tas pa­ra las que es­ta­mos tra­ba­jan­do. Con el fa­vor de Dios, es­pe­ra­mos que to­do sal­ga bien y nos de sa­lud”, sen­ten­ció.

Con­te­ni­dos por:

ARCHIVO

Báez, Be­rríos y Bauer jun­to a una par­te de los part­ci­pan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.