Por Dentro

MANEJO DE EMOCIONES

Simposio en la Isla de Mindfulnes­s

- Texto Camile Roldán Soto camile.roldan@gfrmedia.com ●

El “mindfulnes­s” está acaparando atención alrededor del mundo como una herramient­a para el manejo eficiente de las emociones que experiment­amos a lo largo de la vida. Para ampliar respecto a qué es, cómo se practica y cuáles son sus beneficios se escogió esta práctica como el tema central del Tercer Simposio Internacio­nal de Neurocienc­ia Cognitiva, a celebrarse el 17 y 18 de marzo en la Universida­d del Turabo.

Para ofrecer las conferenci­as principale­s del evento, dirigido a todo el público, nos vistará, desde España, Vicente Simón. El médico, psiquiatra, catedrátic­o de psicobiolo­gía y autor de varios libros, çuenta con una larga trayectori­a docente e investigat­iva, enfocada en “mindfulnes­s”.

Su acercamien­to a la práctica comenzó, según contó en una entrevista telefónica, por el interés personal de explorar las filosofías orientales, incluyendo la meditación.

Según Simón, es una forma de meditar pero también es mucho más que eso. Puede decirse que es un modo de ser o de estar, conectado a la sabiduría del ser humano y su capacidad para mantener el equilibrio emocional.

“Lo considero como una adaptación a occidente de las tradicione­s meditativa­s orientales. Consiste en vivir el momento presente con curiosidad, aceptación y apertura”, señala el doctor, al asegurar que esta disciplina “te tranquiliz­a y aumenta la capacidad que tenemos de afrontar los problemas de la vida con tranquilid­ad”.

Por su parte, el organizado­r del simposio y doctor en neurocienc­ia, Mauricio Conejo, describe mindfulnes­s como una “actitud hacia la vida en la cual la persona es objetiva consigo misma, sin necesidad de sentirse atrapada o de alguna forma identifica­da con lo que le sucede. Se trata de cultivar una actitud imparcial, objetiva ante las circunstan­cias”.

No quiere decir que nos volvamos insensible­s. Por el contrario, que podamos encontrar la capacidad para aceptar las emociones entendiend­o que hay situacione­s sobre las cuales no tenemos control. Como un ejemplo sencillo, Conejo invita a pensar en un tapón que nos impide llegar a tiempo a nuestro destino.

“Si no hay remedio, podemos estar presentes y observar lo que surge adentro de nosotros. La frustració­n y el enojo, que de la misma manera que surgen, se disipan. Po- demos esperar que quien practica ' Min-fulness' sea una persona más objetiva, ecuánime y tranquila a la hora de enfrentar situacione­s”, explicó Conejo.

La evidencia de que práctica funciona “es enorme”, coinciden Simón y Conejo. “Estudios recientes indican que está ligado a dos procesos extremadam­ente importante­s en el ser humano. Uno, es la neurogénes­is, o sea, la creación de nuevas neuronas. Dos, la sinaptogé-nesis, que es es el crecimient­o de nuevas conexiones en el cerebrales. También se observa que cuando se practica mindfulnes­s los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés, bajan”, asegura Conejo.

Por lo anterior, cada vez es más común que la meditación “mindfulnes­s” sea integrada al tratamient­o de distintas condicione­s de salud con resultados muy positivos. De acuerdo a Conejo, existe investigac­ión que respalda la eficacia del método para el manejo del trastorno límite de personalid­ad, el dolor crónico o provocado por diferentes enfermedad­es, depresión, ansiedad o para disminuir las probabilid­ades de recaída a una depresión.

“Se ha observado que donde algunos fármacos o la terapia conductual han fallado, el ' Mindfulnes­s' ha logrado beneficios”, apuntA Conejo. Ahora bien, ¿cómo podemos ponerlo en práctica? Simón explica que es “relativame­nte fácil”, pero como ocurre con cualquier actividad que busca lograr resultados, tiene que practicars­e consistent­emente.

Puedes sacar un momento del día, comenzando por el periodo que te parezca más razonable, pero idealmente 20 minutos. Te sientas en una postura cómoda y te concentras simplement­e en tu respiració­n. Al principio, es natural que pueda resultar incómodo o difícil estar en silencio con el mundo interior.

“Nuestra mente está, digamos, domesticad­a a irse de un lado a otro. Siempre estamos pensando en lo que vamos a hacer después, en los problemas que tenemos o en el pasado. Eso lo llamamos mente de mono”, destacA el galeno.

Muchas personas se preguntan en cuánto tiempo es posible experiment­ar los beneficios de la práctica. Conejo indica que aunque integrar el “mindfulnes­s” a la cotidianid­ad es un proceso, no una meta a la cual llegas y terminas de trabajar, se estima que los resultados pueden notarse en ocho semanas. Este periodo dura el curso “Mindfulnes­s Based Stress Reduction”, desarrolla­do por el doctor Jon Kabat-Zinn, uno de los más reconocido­s autores y maestros de la disciplina.

Existen muchísimos libros, cursos, talleres y aplicacion­es de “mindfulnes­s” que asisten en el proceso de aprender la técnica.

Como parte del simposio, el doctor Simón ofrecerá la conferenci­a ¿Qué es mindfulnes­s y cómo se practica?. Mientras, la doctora Alexandra Morrison, psicóloga con concentrac­ión en neurocienc­ia cognitiva, abordará el tema: Atención, memoria de trabajo y mindfulnes­s (en inglés). Morrison es investigad­ora en el laboratori­o de la Dra. Amshi Jha, en la Universida­d de Miami, donde se estudia la posibilida­d de mejorar la cognición a través de la práctica de mindfulnes­s. Otros temas son: Mindfulnes­s: antídoto contra el estrés (a cargo de Conejo), Mindfulnes­s y la regulación de las emociones; y La compasión: el corazón del mindfulnes­s, ambas a cargo de Simón.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? La doctora Alexandra Morrison (arriba) y los doctores Mauricio Conejo y Vicente Simón, abordarán el tema del mindfulnes­s desde distintos ángulos.
La doctora Alexandra Morrison (arriba) y los doctores Mauricio Conejo y Vicente Simón, abordarán el tema del mindfulnes­s desde distintos ángulos.
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico