PA­SA­RE­LA MASCULINA

Se­ma­na de la mo­da en Pa­rís

Por Dentro - - PORTADA -

Pa­rís (EFE).- El re­cién ga­lar­do­na­do con el pres­ti­gio­so pre­mio pa­ra jó­ve­nes di­se­ña­do­res de LVMH, el ja­po­nés Hi­ro­mi­chi Ochiai, fue el pri­me­ro en des­fi­lar en la Se­ma­na de la Mo­da con su mar­ca Fa­ce­tasm, que ya ha­bía des­ta­ca­do en la pa­sa­re­la de Tok­yo an­tes de lle­gar a Fran­cia.

Sus raí­ces no se que­da­ron le­jos pues las pa­la­bras Tok­yo y Fa­ce­tasm se con­vir­tie­ron en el lo­go de la mar­ca, co­si­do, es­tam­pa­do y bor­da­do en to­das las pren­das, cal­ce­ti­nes in­clui­dos.

La co­lec­ción fue una oda al tra­je mas­cu­lino aun­que con fi­nas cha­que­tas de sas­tre­ría y ma­xi pan­ta­lo­nes, más si­mi­la­res a los que vis­ten los ra­pe­ros que a una ves­ti­men­ta de ofi­ci­na.

Es el nue­vo hom­bre que lle­va cha­le­co con ca­mi­sa y cal­za de­por­ti­vas, que mez­cla es­tam­pa­dos y co­lo­res sin mie­do a lo que pe­ga y lo que no. Ochiai re­co­no­cía a la pren­sa des­de el “backs­ta­ge” que Tok­yo es “siem­pre” su ins­pi­ra­ción pa­ra com­bi­nar mo­da de al­ta ca­li­dad con la cul­tu­ra de ves­ti­men­ta ju­ve­nil que ve en la ca­lle.

El di­se­ña­dor no es el úni­co preo­cu­pa­do por bus­car una nue­va apa­rien­cia masculina, co­mo tam­bién de­mos­tró el geor­giano Dem­na Gva­sa­lia en la que ha si­do su pri­me­ra co­lec­ción de hom­bre pa­ra Ba­len­cia­ga.

La in­ten­ción de la mar­ca fue crear una “nue­va si­lue­ta de sas­tre­ría”, re­sul­ta­do de una re­vi­sión por par­te de Gva­sa­lia de los ar­chi­vos de Ba­len­cia­ga: per­fi­les ar­qui­tec­tó­ni­cos, jue­go de vo­lú­me­nes y pro­por­cio­nes y, so­bre to­do, pa­sión por el “sa­voir fai­re” de la mo­da fran­ce­sa pu­die­ron apre­ciar­se so­bre la pa­sa­re­la.

“La tra­di­ción de la sas­tre­ría a me­di­da es el equi­va­len­te mas­cu­lino a la Al­ta Cos­tu­ra de mu­jer”, re­cor­dó a los in­vi­ta­dos una no­ta de la “mai­son” an­tes de co­men­zar el des­fi­le de la jor­na­da inau­gu­ral de la Se­ma­na de la Mo­da de Pa­rís.

Gva­sa­lia in­tro­du­jo va­rios gui­ños al mo­dis­to es­pa­ñol, maes­tro de la agu­ja que si­gue sien­do una re­fe­ren­cia pa­ra los jó­ve­nes que en­tran en es­te com­pli­ca­do mun­do, aun­que en es­ta oca­sión se re­fi­rió más bien a su per­so­na­li­dad, co­mo su pro­fun­da re­li­gio­si­dad.

Di­ver­ti­da, sa­tí­ri­ca y co­lo­ris­ta fue la co­lec­ción de Wal­ter Van Bei­ren­donck, uno de los di­se­ña­do­res más es­ti­ma­dos de la nue­va mo­da de hom­bre. De mo­men­to, ha si­do el pri­me­ro en apos­tar por el co­lor: ver­de, na­ran­ja y ro­sa ilu­mi­na­ron la pa­sa­re­la y la­zos de ra­yas se con­vir­tie­ron en las cor­ba­tas de es­ta ver­sión es­tra­fa­la­ria del tra­je.

Aba­jo, pro­pues­ta de Kim Jo­nes pa­ra Louis Vuit­ton. A la de­re­cha, la del di­se­ña­dor bel­ga Dries Van No­ten.

Otra mues­tra de Yu­su­ke Ta­kahas­hi pa­ra la fir­ma Is­sey Mi­ya­ke.

Di­se­ño del ja­po­nés Hi­ro­mi­chi Ochiai

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.