His­to­rias de amor y do­lor

Tres mu­je­res re­la­tan sus ex­pe­rien­cias pa­ra su­pe­rar re­la­cio­nes tortuosas

Por Dentro - - RELACIONES - Tex­to Camile Rol­dán So­to

Las re­la­cio­nes de pa­re­ja pue­den con­ver­tir­se en la­be­rin­tos. Si los de­seos de los in­vo­lu­cra­dos no apun­tan ha­cia la mis­ma di­rec­ción o no exis­te balance en el com­pro­mi­so, co­mien­zan a sur­gir desacuer­dos, in­sa­tis­fac­cio­nes y dis­cu­sio­nes que son fuen­te de an­gus­tia cons­tan­te. Cuan­do lle­ga el fi­nal, es­pe­ra­do o sú­bi­to, hay que em­pe­zar el pro­ce­so de sa­nar la herida que que­da pa­ra se­guir ade­lan­te.

“No­ve­la sin nom­bre: his­to­rias de mu­jer que to­do hom­bre de­be­ría leer”, es el re­la­to de tres mu­je­res de dis­tin­tas eda­des y tras­fon­dos que na­rran con de­ta­lle el ini­cio de sus ro­man­ces y el do­lo­ro­so adiós a los hom­bres con quie­nes man­tu­vie­ron una re­la­ción sen­ti­men­tal que de dis­tin­tas for­mas mar­có sus vi­das.

Las his­to­rias fue­ron re­co­gi­das por la psi­có­lo­ga clí­ni­ca Eli­na Gui­sas­so­la, a tra­vés de los dia­rios es­cri­tos por las pa­cien­tes co­mo par­te del pro­ce­so te­ra­péu­ti­co. En ellos se des­bor­da el dra­ma in­di­vi­dual de ca­da mu­jer y los sen­ti­mien­tos -apa­ren­te­men­te in­con­tro­la­bles- que les im­pi­die­ron sa­lir de un círcu­lo vi­cio­so de do­lor.

“Sus vi­das se en­con­tra­ban de­te­ni­das en una es­pan­to­sa y tris­te reali­dad al ha­ber­se que­da­do en­re­da­das en una do­lo­ro­sa des­di­cha. Son sus vo­ces las que cla­man en pri­me­ra per­so­na to­do el pe­no­so des­con­cier­to de su mal­vi­vir y la lu­cha deses- pe­ra­da que sos­tu­vie­ron por en­con­trar la sa­li­da del os­cu­ro la­be­rin­to que las ha­bía atra­pa­do”, ex­pli­ca la doc­to­ra en el pró­lo­go del tex­to.

Di­vi­di­do en tres ca­pí­tu­los, el li­bro co­mien­za con “El dia­rio de Re­gi­na”, una pro­fe­sio­nal muy exi­to­sa y de bue­na con­di­ción so­cial que se con­vier­te en aman­te de un hom­bre ca­sa­do y más jo­ven que ella. Con él, Re­gi­na des­cu­bre una nue­va for­ma de amar, eró­ti­ca y ex­ci­tan­te, que la ab­sor­be to­tal­men­te. Pe­ro un día él des­apa­re­ció sin ofre­cer nin­gu­na ex­pli­ca­ción.

La se­gun­da na­rra­ción se lla­ma “Puen­te Ro­to” y es con­ta­da por Ali­cia. Ca­sa­da con el pa­dre de sus dos hi­jas, con quien go­za­ba de una ex­ce­len­te re­la­ción se­xual, pe­ro nun­ca ima­gi­nó que él la de­ja­ría por otra y cam­bia­ría to­tal­men­te su for­ma de re­la­cio­nar­se con las ni­ñas. Ella, que se ha­bía que­da­do al cui­da­do del ho­gar y las hi­jas por in­sis­ten­cia de él, aho­ra no te­nía re­cur­sos eco­nó­mi­cos su­fi­cien­tes pa­ra reor­de­nar su vi­da.

Lucrecia, por su par­te, es la pro­ta­go­nis­ta de “Es­cin­di­da”. Es­ta mu­jer se casó muy jo­ven con el pri­mer amor de su vi­da, pe­ro mien­tras cur­sa­ba es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios se enamo­ró de un pro­fe­sor ma­yor que ella y co­men­za­ron un re­la­ción muy apa­sio­na­da a es­pal­das de sus res­pec­ti­vas pa­re­jas que du­ró más de dos dé­ca­das. Con el pa­so del tiem­po, esa lar­ga aventura y sus con­se­cuen­cias de­ja­ron una pro­fun­da hue­lla.

Al fi­nal de las tres his­to­rias, a mo­do de con­clu­sión, la doc­to­ra ofre­ce sus re­fle­xio­nes acer­ca de las si­tua­cio­nes. Es­pe­ra que las mis­mas sir­van pa­ra acom­pa­ñar a otras mu­je­res que tam­bién ex­pe­ri­men­tan una rup­tu­ra o es­tán de­ba­tién­do­se en­tre si con­ti­nuar o no la re­la­ción en la cual se en­cuen­tran.

“Lo prin­ci­pal es sa­ber que cual­quier per­so­na, en cual­quier mo­men­to, pue­de vi­vir una re­la­ción in­ten­sa, per­der­la y se­guir ade­lan­te, por do­lo­ro­so que sea el pro­ce­so. El li­bro sir­ve pa­ra sa­ber que hay es­pe­ran­za, que sí sa­le de una re­la­ción que due­le y te da­ñó”, ase­gu­ra la tam­bién au­to­ra de “Mo­men­tos de si­len­cio con aro­mas de ca­fé”, “Mu­jer lu­na, mu­jer” y “Sor­ti­le­gios de la som­bra”.

La doc­to­ra Gui­sas­so­la, quien tie­ne dé­ca­das de ex­pe­rien­cia en la te­ra­pia in­di­vi­dual y de pa­re­jas, se en­cuen­tra en el pro­ce­so de es­cri­bir una ver­sión mas­cu­li­na de “His­to­rias sin nom­bre”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.