EX­PE­RIEN­CIA

Co­no­ce las ca­rac­te­rís­ti­cas de un res­tau­ran­te “fi­ne di­ning”

Por Dentro - - SABOR - Texto Jo­se­fi­na Bar­ce­ló Ji­mé­nez

Ruth’s Ch­ris Steak­hou­se, uno de los de­no­mi­na­dos “fi­ne di­ning”.

Cuan­do te in­vi­tan a ce­nar a un res­tau­ran­te fino, los lla­ma­dos “fi­ne di­ning”, co­mo clien­te, es­pe­ras un tra­to es­pe­cial. Neys­ha Al­drid­ge, di­rec­to­ra de Mer­ca­deo de WOW Res­tau­rants, com­pa­ñía que ma­ne­ja va­rios res­tau­ran­tes “fi­ne di­ning”, en Puer­to Ri­co, ex­pli­ca que la ca­rac­te­rís­ti­ca prin­ci­pal es que de­ben ofre­cer a sus co­men­sa­les una ex­pe­rien­cia de al­ta ca­li­dad.

“Co­men­zan­do des­de el am­bien­te que se crea con la de­co­ra­ción del lu­gar, que es uno es­pe­cial. Se tra­ba­ja con la luz y con la mú­si­ca pa­ra re­crear­le al co­men­sal una ex­pe­rien­cia úni­ca. La va­ji­lla y los uten­si­lios que se uti­li­zan son de al­ta ca­li­dad. Has­ta las mis­mas co­pas son de cris­ta­les más de­li­ca­dos. La man­te­le­ría tam­bién es fi­na”, des­ta­ca.

Se­gún la experta, es­tos res­tau­ran­tes tam­bién se dis­tin­guen por su per­so­nal, al­ta­men­te en­tre­na­do. “Es un per­so­nal ex­per­to y de­ta­llis­ta con el clien­te. Ofre­cen una aten­ción es­pe­cial”, se­ña­la.

En un “fi­ne di­ning” pue­des en­con­trar un mai­tre d’, un ca­pi­tán o “head-wai­ter” que tie­ne a su car­go la su­per­vi­sión de los otros me­se­ros y de sen­tar a los co­men­sa­les. Co­mo par­te del per­so­nal, tam­bién es­tá el Som­me­lier (pa­la­bra de ori­gen fran­cés), es una per­so­na co­no­ce­do­ra de vi­nos. “Ca­da uno de es­tos res­tau- ran­tes tie­ne su chef eje­cu­ti­vo; que tie­ne la ex­pe­rien­cia, los es­tu­dios y en­tre­na­mien­tos cons­tan­tes. Ade­más, to­dos tie­nen un sub chef -que es la mano de­re­cha del chef- y un ‘pastry chef’, que se en­car­ga del área de las en­sa­la­das y los pos­tres”, sos­tie­ne.

Al­drid­ge re­sal­ta que lo más im­por­tan­te de los “fi­ne di­ning”, es la ca­li­dad y la con­fec­ción de la co­mi­da. “Los ali­men­tos siem­pre son fres­cos, las car­nes y los ma­ris­cos son de al­ta ca­li­dad y to­do se pre­pa­ra al mo­men­to de ser or­de­na­do, na­da es con­ge­la­do ni de ca­ja”, sub­ra­ya. La se­lec­ción de be­bi­das tam­bién va acor­de a los es­tán­da­res de un “fi­ne-di­ning”. Es­tos cuen­tan con una ex­ten­sa car­ta de vi­nos, cui­da­do­sa­men­te se­lec­cio­na­dos. La coc­te­le­ría es crea­ti­va, con pro­duc­tos pre­mium y fres­cos. Tie­nen una ex­ce­len­te se­lec­ción de cog­nacs, bran­dies y “af­ter-din­ners”.

Se­gún Al­drid­ge, el có­di­go de vestimenta pa­ra asis­tir a un “fi­ne di­ning” es ca­sual ele­gan­te. “Se re­co­mien­da ha­cer re­ser­va­ción, aun­que no es obli­ga­to­rio”.

En­tre los res­tau­ran­tes “fi­ne di­ning” que ma­ne­ja la com­pa­ñía WOW Res­tau­rants, en Puer­to Ri­co, es­tán: Ruth’s Ch­ris Steak­hou­se, en el Po­pu­lar Cen­ter de Ha­to Rey y en el Ho­tel In­ter­con­ti­nen­tal, en Is­la Ver­de; el Meat Mar­ket, en Is­la Ver­de y Te­xas Bra­zil, en el She­ra­ton, Cen­tro de Con­ven­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.