Otras con­se­cuen­cias

Por Dentro - - SALUD -

Ham­bre en ex­ce­so y an­sie­dad. La fal­ta de sueño se re­la­cio­na con la ten­den­cia a co­mer en can­ti­da­des más gran­des con un nú­me­ro ma­yor de ca­lo­rías y car­bohi­dra­tos.

Más ries­gos de te­ner un ac­ci­den­te. Se­gún la Fun­da­ción Na­cio­nal del Sueño, dor­mir me­nos de seis ho­ras tri­pli­ca la pro­ba­bi­li­dad de te­ner un ac­ci­den­te por con­du­cir con sueño de­bi­do a los efec­tos en la coor­di­na­ción ocu­lar.

Me­nos atrac­ti­vo fí­si­co. El es­tu­dio pu­bli­ca­do por la re­vis­ta Sleep de­ter­mi­nó que los par­ti­ci­pan­tes en el ex­pe­ri­men­to re­sul­ta­ban me­nos atrac­ti­vos y con un as­pec­to fí­si­co más de­caí­do.

Pér­di­da del te­ji­do ce­re­bral. Pa­sar tan so­lo una no­che sin dor­mir pue­de oca­sio­nar pér­di­da del te­ji­do ce­re­bral, pues los ni­ve­les de la san­gre de dos mo­lé­cu­las ce­re­bral au­men­tan, ge­ne­ral­men­te por un da­ño ce­re­bral.

Más emo­cio­nes. Un es­tu­dio de 2007 de la Uni­ver­si­dad de Ca­li­for­nia y la Es­cue­la Mé­di­ca de Har­vard usó re­so­nan­cias mag­né­ti­cas pa­ra de­mos­trar que no dor­mir co­rrec­ta­men­te ha­ce que las re­gio­nes emo­cio­na­les del ce­re­bro es­tén más ac­ti­vas en un 60%, es­to ocasionaría reac­cio­nes más des­con­tro­la­das e inade­cua­das.

Me­nor con­cen­tra­ción, más pro­ble­mas de me­mo­ria. Es­tar can­sa­do afec­ta la ca­pa­ci­dad de con­cen­tra­ción y, en cam­bio, lo pue­den vol­ver más ol­vi­da­di­zo. Es­to pue­de di­fi­cul­tar el apren­di­za­je y la re­ten­ción de con­cep­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.