Pa­ra rom­per el ci­clo de la vio­len­cia de gé­ne­ro

Por Dentro - - FAST SECCION TRACKAQUÍ -

Re­cien­te­men­te, los mé­di­cos miem­bros de la Aca­de­mia Ame­ri­ca­na de Pe­dia­tría re­afir­ma­ron la advertencia so­bre los efec­tos del cas­ti­go fí­si­co y emo­cio­nal en los ni­ños, y re­cal­ca­ron que es­tos per­pe­túan el ci­clo de vio­len­cia y so­lo ha­ce que los ni­ños ac­túen vio­len­ta­men­te por su cuen­ta con otros com­pa­ñe­ros o ha­cia sí mis­mos. La AAP hi­zo el anun­cio lue­go de ac­tua­li­zar un in­for­me de 1998 don­de ya re­co­men­da­ba a los cui­da­do­res que eli­gie­ran otros mé­to­dos de mo­di­fi­ca­ción de con­duc­ta que no fue­se el cas­ti­go cor­po­ral. Tam­bién re­fie­ren otras for­mas de do­lor, co­mo in­sul­tos o hu­mi­lla­cio­nes, co­mo con­tra­pro­du­cen­tes.

Por su par­te, el aná­li­sis más com­ple­to so­bre es­te te­ma, ela­bo­ra­do por la Uni­ver­si­dad de Te­xas en Aus­tin y la Uni­ver­si­dad de Mi­chi­gan, y di­fun­di­do en 2016, tam­bién con­clu­yó que cuan­tos más gol­pes re­ci­ben los ni­ños, más pro­ba­bi­li­da­des exis­ten de que ex­pe­ri­men­ten com­por­ta­mien­to an­ti­so­cial, agre­sión, pro­ble­mas de sa­lud men­tal y di­fi­cul­ta­des cog­ni­ti­vas.

Es ne­ce­sa­rio fo­men­tar for­mas sa­lu­da­bles de dis­ci­pli­na que in­clu­yan es­ta­ble­cer lí­mi­tes o ex­pec­ta­ti­vas cla­ras por ade­lan­ta­do o pre­miar el com­por­ta­mien­to po­si­ti­vo. Ade­más, se ha­ce im­pres­cin­di­ble edu­car a los ni­ños y las ni­ñas pa­ra rom­per los ci­clos de vio­len­cia que se han ido per­pe­tuan­do en nues­tra so­cie­dad. Pa­ra ello, los pa­dres, los cui­da­do­res y los edu­ca­do­res pue­den bus­car fuen­tes de apo­yo y en­se­ñar­les a los más chi­cos so­bre lo que sig­ni­fi­ca la vio­len­cia de gé­ne­ro y el ma­chis­mo des­de la pers­pec­ti­va in­fan­til y es­ti­mu­lar un diá­lo­go abier­to, fran­co y rea­lis­ta so­bre es­te mal, del cual, tan­to ni­ños co­mo ni­ñas tam­bién son víc­ti­mas. Lecturas re­co­men­da­das pa­ra co­men­zar: “El Mons­truo” (Ló­guez Edi­cio­nes), de Da­niel Mar­tin e ilus­tra­do por Ra­món Tri­go, li­bro que pue­de ser muy útil pa­ra tra­tar el te­ma de la vio­len­cia do­més­ti­ca en la es­cue­la; y “Los hom­bres no pe­gan” (Edi­cions Be­lla­te­rra), un cuen­to so­bre la vio­len­cia fa­mi­liar y de gé­ne­ro es­cri­to por Bea­triz Mon­có e ilus­tra­do por Ma­bel Pié­ro­la. re­ceta rá­pi­da­men­te y re­gre­sar por una nue­va re­ceta an­tes de lo es­pe­ra­do. La far­ma­co­ge­nó­mi­ca pue­de reducir o eli­mi­nar el es­tig­ma de la "bús­que­da de dro­gas" que po­dría atri­buir­se in­jus­ta­men­te a ta­les pa­cien­tes y brin­dar la opor­tu­ni­dad de adap­tar la te­ra­pia con me­di­ca­men­tos. En 2019, con un ma­yor ac­ce­so a las prue­bas ge­né­ti­cas, la far­ma­co­ge­nó­mi­ca es­tá lis­ta pa­ra ha­cer avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos en la me­di­ci­na de pre­ci­sión y, po­ten­cial­men­te, po­ner fin a la cri­sis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.