Ri­tua­les pa­ra re­ci­bir el 2019

Pa­ra dar­le la bien­ve­ni­da al año del cer­do o ja­ba­lí, el úl­ti­mo día del año -se­gún cha­ma­nes y es­pi­ri­tua­lis­tas­de­be­mos lim­piar el am­bien­te, des­truir ener­gías ne­ga­ti­vas y afir­mar to­do lo po­si­ti­vo que desea­mos ob­te­ner. A con­ti­nua­ción al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes

Por Dentro - - SECCION AQUÍ EDICIÓN ESPECIAL -

En el úl­ti­mo día del año haz una lim­pie­za fí­si­ca de to­do lo que ya no usas o que tie­ne fe­cha de ex­pi­ra­ción. Com­bi­na el ro­jo y el blan­co en tu ro­pa. El fue­go no de­be fal­tar, pe­ro con el pla­ne­ta Urano en los pri­me­ros me­ses del año to­cán­do­te, de­bes cui­dar­te al en­cen­der ve­las o ve­la­to­rios o ba­rras de al­can­for. Lle­va con­ti­go al­gu­na pie­dra o pren­da en ro­jo (Jas­pe ro­jo, ru­bí) o cual­quier cris­tal ro­jo. Si pue­des, que­ma in­cien­so de “san­gre de dra­gón” y pá­sa­lo por tu ca­sa de atrás ha­cia el fren­te.

Que no fal­ten ho­jas o una plan­ta de al­baha­ca en tu ho­gar o en su en­torno. Pa­ra el amor, date un ba­ño a las 6:00 p.m. con miel, ca­ne­la en pol­vo, cas­ca­ri­lla, azú­car ne­gra y ho­ji­tas de perejil mo­li­das. In­vo­can­do to­do el po­der de la Vir­gen de La Ca­ri­dad, de Ochún, o de la Ma­tre­si­lí pi­dien­do amor y com­pa­ti­bi­li­dad con tu pa­re­ja. Pa­ra atraer el di­ne­ro, cóm­pra­te una ima­gen o una es­tam­pa de San Pan­cra­cio, pa­trón de la sa­lud y del tra­ba­jo. Co­lo­ca en un en­va­se con agua las mo­ne­das que te so­bren dia­ria­men­te y le aña­des unas go­tas de co­lo­nia de ro­sas. Al fi­nal del mes haz una la­bor de ca­ri­dad re­ga­lan­do esas mo­ne­das re­cau­da­das co­mo li­mos­nas. Vís­te­te con al­go ver­de o vio­le­ta pa­ra des­pe­dir el 2018 y re­ci­bir con alegría el 2019.

Tu po­der men­tal es tu me­jor ar­ma pa­ra ven­cer lo ne­ga­ti­vo. Que no fal­te mú­si­ca ale­gre pa­ra des­pe­dir el año 2018. Co­lo­ca, fren­te a tu san­to de de­vo­ción, dos ve­las ama­ri­llas y dos ro­sas (flo­res) ama­ri­llas. Date un ba­ño con cer­ve­za, con cham­pa­ña o ci­dra se­gún es­té tu bol­si­llo, pa­ra que la pros­pe­ri­dad se mul­ti­pli­que en tu vi­da. Usa el ama­ri­llo, do­ra­do y el blan­co co­mo co­lo­res de suer­te en el año 2019. Pa­sa acei­te de sán­da­lo por la puer­ta de en­tra­da a tu ho­gar ha­blan­do con tu Pa­dre Ce­les­tial y pos­tu­lan­do que el 2019 se­rá de ma­yor suer­te y de ga­nan­cias.

Ya pre­sien­tes lo que vie­ne pa­ra ti y pa­ra los tu­yos. Bota pa­pe­les y recuerdos. En­tie­rra el pa­sa­do y ábre­te a un año col­ma­do de ilu­sio­nes y es­pe­ran­zas. Vís­te­te de ne­gro con blan­co pa­ra la fies­ta de fin de año. Usa pla­ta en tus ac­ce­so­rios. Co­lo­ca una ve­la blan­ca en tu al­tar jun­to a unas flo­res de azu­ce­nas por las al­mas de aque­llos que te han que­ri­do pe­ro que ya no es­tán con­ti­go. Date un ba­ño de plan­tas sa­gra­das co­mo me­jo­ra­na, tár­ta­go, po­leo, yer­ba­bue­na, con per­fu­me de ro­sas y cas­ca­ri­lla. A las 12:00 p.m. bota un va­so de agua fue­ra de tu ho­gar.

Las ho­jas de lau­rel son sa­gra­das pa­ra ti. Que no fal­ten en tu ho­gar di­chas ho­jas, sím­bo­lo de la no­ble­za y del éxi­to. Per­fu­ma tu ho­gar con ve­las de ca­ne­la. Es­tre­na ro­pa nueva con co­lo­res bri­llan­tes co­mo oro, ro­jo, ver­de o vio- le­ta. Bá­ña­te con ja­bón de ru­da y lue­go arro­ja el ja­bón le­jos de ti y de tu ho­gar. Si eres mu­jer, cóm­pra­te una dia­de­ma, co­ro­na o al­go bri­llan­te pa­ra tu ca­be­za. La pie­dra de ojo de ga­to u ojo de ti­gre se­ría ex­ce­len­te. Cóm­pra­te un Sa­gra­do Co­ra­zón de Jesús y co­ló­ca­lo en la par­te de atrás de la puer­ta de en­tra­da a tu ho­gar.

Las ra­mas de tri­go no pue­den fal­tar en el úl­ti­mo día del año. Ador­na tu ho­gar con flo­res blan­cas y ho­jas de eu­ca­lip­to. Pá­sa­te un hue­vo a las 6:00 p.m. por tu cuer­po des­nu­do y bó­ta­lo le­jos de tu ho­gar pen­san­do que te es­tás lim­pian­do de to­do lo ne­ga­ti­vo que te afec­tó. Bá­ña­te con le­che de va­ca o de ca­bra, cas­ca­ri­lla, azú­car blan­ca, bi­car­bo­na­to de so­da y pé­ta­los de ro­sas blan­cas. Vís­te­te de blan­co, ma­rrón o bei­ge.

Con la ac­ti­tud que des­pi­das el año, así se­rá tu año 2019. Sa­ca de tu sis­te­ma ren­co­res y en­vi­dias. Date tu ba­ño con pé­ta­los de ro­sas, té de la­van­da y man­za­ni­lla. Vís­te­te con to­na­li­da­des pas­te­les co­mo ro­sa­do, azul cie­lo, ver­de mar, bei­ge o blan­co. Lle­va con­ti­go al­go con cris­tal de cuar­zo ro­sa­do y el ro­sa­rio de la Vir­gen del Ro­sa­rio co­mo amu­le­to de bue­na suer­te.

To­da ma­gia blan­ca te da­rá excelentes re­sul­ta­dos. Tres ve­las, una ro­ja por el amor, una blan­ca por la paz y la sa­lud, y una ver­de por el di­ne­ro y el tra­ba­jo. Di­chas ve­las o ve­la­to­rios de­ben ser en­cen­di­dos a las 6:00 p.m. del 31 de di­ciem­bre. Vís­te­te con los co­lo­res de Ele­guá, o sea, ne­gro con ro­jo pa­ra abrir­te nue­vos y prós­pe­ros ca­mi­nos. Date un ba­ño con sal de mar, pé­ta­los de cri­san­te­mos, co­lo­nia de sán­da­lo, go­tas de tu per­fu­me fa­vo­ri­to y cas­ca­ri­lla. Co­mo ac­ce­so­rio lle­va al­gu­na sor­ti­ja en pla­ta u oro que ten­ga un to­pa­cio. Es­cri­be to­do lo que deseas con­se­guir en el 2019 y co­lo­ca el pa­pel en un co­fre en nom­bre de Dios.

El azul es, ha si­do y se­gui­rá sien­do tu co­lor de ba­ta­lla. To­das las ga­mas del co­lor azul te fa­vo­re­ce­rán. La tur­que­sa mon­ta­da en pla­ta no de­be fal­tar en tus ac­ce­so­rios el día 31. En­cien­de una ve­la ro­ja a San­ta Bár­ba­ra y da gra­cias por to­do lo vi­vi­do y por lo ma­ra­vi­llo­so que ven­drá. Date tu ba­ño de suer­te con ja­bón de pino, la­van­da o cla­ve­les. Vís­te­te de azul con blan­co o ne­gro. El 31 de di­ciem­bre, a las 6:00 p.m. haz el ro­sa­rio o me­di­ta por la sa­lud, la pros­pe­ri­dad y el amor.

Sien­do el 2019 tan im­por­tan­te pa­ra ti, ase­gú­ra­te que to­do sea paz, sa­lud, amor y pros­pe­ri­dad en tu vi­da. Vís­te­te com­bi­nan­do el blan­co y el ne­gro con un to­que de ver­de o ro­jo. Lle­va al­go esa no­che de gra­na­te o de ónix pa­ra atraer tu bue­na suer­te. En tu ba­ño de ese día, que no fal­te un ja­bón no usa­do por ti. Lue­go de ba­ñar­te bota el ja­bón y co­lo­ca una ve­li­ta en el pi­so. En­cien­de una ve­la blan­ca o vio­le­ta a las 6:00 p.m. en nom­bre de San Lá­za­ro.

Ayú­da­te con la ma­gia blan­ca. Flo­res y ve­las per­fu­ma­das (es­pe­cial­men­te de cítricos o de vai­ni­lla) que no fal­ten en tu ho­gar. Rom­pe un co­co se­co gol­peán­do­lo con­tra otro co­co y de­ja que el agua rue­de por el pi­so de tu pa­tio. Al ha­cer­lo in­vo­ca el po­der su­pre­mo y a tu án­gel guar­dián pa­ra que se sa­tu­re tu ho­gar de bie­nan­dan­zas. Vís­te­te esa no­che del 31 de di­ciem­bre de co­lor vio­le­ta, la­van­da o blan­co pa­ra des­pe­dir el año. Bá­ña­te con una mez­cla de sie­te cho­rri­tos de di­fe­ren­tes per­fu­mes li­ga­dos con agua de co­co, agua mi­ne­ral y agua ben­di­ta (ben­de­ci­da por ti). Lle­va una ama­tis­ta en tus ac­ce­so­rios y una es­tam­pi­ta de la Vir­gen de la Can­de­la­ria en tu bol­si­llo o ro­pa in­te­rior.

Hi­jo del mar y de lo es­pi­ri­tual. Date un ba­ño con agua de co­co, le­che de va­ca, miel ro­sa­da y per­fu­me de ge­ra­nios o jaz­mi­nes. Vís­te­te de blan­co con al­go vio­le­ta, ín­di­go o ama­ri­llo. Ten en tu ho­gar una pe­ce­ra con pe­ces de co­lo­res. Lim­pia tu ho­gar con agua de amo­nía­co y lue­go rie­ga sal ma­ri­na en las cua­tro es­qui­nas de tu ho­gar. En­cien­de ve­las blan­cas en tu al­tar al su­pre­mo crea­dor. No per­mi­tas que nin­gu­na ma­la vi­bra­ción per­tur­be tu men­te ni tu co­ra­zón. Haz una pau­sa el 31 pa­ra co­mu­ni­car­te con Dios y tus se­res de luz. En­cien­de in­cien­so de sán­da­lo y jaz­mín a las 12 p.m.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.