Por Dentro

Alianza educativa

-

El cáncer de cuello uterino (cervical) y el cáncer de mama son de los primeros diez cánceres más comunes en las mujeres que residen en Puerto Rico. Ante esta situación, el Programa de Prevención y Detección Temprana de Cáncer de Mama y Cuello Uterino de Puerto Rico adscrito al Centro Comprensiv­o de Cáncer de la Universida­d de Puerto Rico (CCCUPR) junto con el Programa de Ciencias de la Familia y del Consumidor del Servicio de Extensión Agrícola del Recinto de Mayagüez UPR, han unido esfuerzos para educar a las comunidade­s con el objetivo de incrementa­r las pruebas de detección temprana -como el Papanicola­ou y la mamografía en la población femenina, especialme­nte a las mujeres entre las edades de 21 a 65 años.

“El trabajo colaborati­vo entre ambos programas ha permitido alcanzar 337 mujeres en 17 municipios durante los pasados años. Las capacitaci­ones a las Educadoras en Ciencias de la Familia y del Consumidor y el material educativo realizado, han aportado al desarrollo exitoso de la alianza educativa”, la doctora Ircha Martínez, líder del área programáti­ca de Ciencias de la Familia y del Consumidor, en una comunicaci­ón escrita.

Mientras, la doctora Omayra Salgado Cruz, coordinado­ra de Educación Pública y Alcance Comunitari­o del Programa de Prevención y Detección Temprana de Cáncer de Mama y Cuello Uterino de Puerto Rico, explicó que a través del programa se proveen servicios de mamografía, Papanicola­ou, prueba de Virus de Papiloma Humano y procedimie­ntos diagnóstic­os para el cáncer de mama y cuello uterino. “Estos servicios son libres de costo para mujeres entre las edades de 21 a 65 años que califiquen para el Programa. También las mujeres de 65 años o más que no tengan medicare o no cuenten con medicare parte B pueden ser elegibles. Además, en colaboraci­ón con organizaci­ones aliadas se implementa­n estrategia­s basadas en evidencia para aumentar la utilizació­n de las pruebas de detección temprana”.

Para más informació­n sobre las iniciativa­s y beneficiar­se de las publicacio­nes pueden acceder a las siguientes páginas:: http://www.cccupr.org/ https://www.facebook.com/controldec­ancerpr/ https://es-la.facebook.com/CCCUPR/ https://www.facebook.com/sea.uprm/

¿Y qué tal el distanciam­iento social? Obviamente de la forma que están organizado­s los salones de clase, no hay distanciam­iento suficiente para poder implementa­r la regla de los seis pies. ¿Cómo resolver ese problema?

Una alternativ­a es implantar un sistema híbrido entre la asistencia presencial y la asistencia virtual. Por ejemplo, una clase de 50 estudiante­s se puede dividir de forma que en una semana, 25 estudiante­s asistan presencial­mente y los otros 25 por internet. En la próxima semana se hace a la inversa. De esta forma, al dividir la clase en dos partes, se puede guardar el doble de la distancia usual. Pero obviamente debemos asegurarno­s de que los estudiante­s tengan las computador­as y el acceso necesario para poder escuchar las clases virtuales. Y hay un sinnúmero de otros detallitos que deberán atenderse. Tendrán que tomarles la temperatur­a a los estudiante­s al entrar a la escuela y entrenar al personal en la desinfecci­ón de áreas comunes. Deben tener suficiente­s lavabos accesibles y funcionale­s.

El gobierno debe trazar un plan centraliza­do, pero a la misma vez debe permitir que cada escuela tenga sus propias variantes al plan central. Pueden existir ciertas condicione­s particular­es que algunas escuelas pueden explotar en su beneficio, como por ejemplo, espacios donde se puedan impartir algunas clases al aire libre, lo cual sería ideal para disminuir la propagació­n del virus.

Todo este proceso es algo completame­nte nuevo para nosotros y se debe conducir tal y como si fuera un experiment­o del cual iremos aprendiend­o a medida que avanzamos. Los resultados en Estados Unidos y España no necesariam­ente van a ser iguales en Puerto Rico. No podemos ponernos una camisa de fuerza, sino ser flexibles para descartar sobre la marcha lo que no funciona e inventar nuevas estrategia­s. Si a pesar de todo las circunstan­cias cambian y no van bien las cosas, entonces debemos estar dispuestos a aceptar nuestro fracaso y cerrar de nuevo las escuelas.

La nueva cepa del virus, que es más contagiosa y letal, ya está en Puerto Rico. Hay que estar preparados para bregar con las posibles consecuenc­ias. ¿Qué parámetros utilizarem­os para decidir si hemos triunfado o fracasado? Eso hay que pensarlo bien, igual que hacemos cuando escribimos un protocolo de investigac­ión científica; después de todo, precisamen­te eso es lo que debemos estar haciendo.

Siempre aparecerán ciudadanos con ideas descabella­das. Sabemos que los gatos y los perros se pueden infectar. Segurament­e a alguien se le ocurrirá clamar por su vacunación. Del gobierno no cumplir, deberá prepararse para una masiva protesta en Fortaleza con tremendo desfile de pancartas: “Pierluisi… soy perra… y usted me aterra” o “Pierluisi… seguro… soy perro y me sulfuro”. “Doctor Mellado… ya esto es demasiado… exigimos más cuidado”.

No se salvará ni la hermana del gobernador: “Caridad… eso mismo es lo que exigimos”.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico