¡Es­tá de Os­car!

Hoy estrena A Star Is Born

Primera Hora - - PORTADA - ORLANDO MAL­DO­NA­DO

Lady Gaga bri­lla co­mo una ver­sión di­lui­da de sí mis­ma en el emo­cio­nan­te y pro­me­te­dor de­but del ac­tor Brad­ley Coo­per co­mo di­rec­tor.

En el ci­ne, la cuar­ta es la ven­ci­da. Por lo me­nos ese es el ca­so de A Star Is Born

(2018), la cuar­ta ver­sión de una his­to­ria tan vie­ja co­mo el tiem­po mis­mo, o por lo me­nos tan vie­ja co­mo del 1937 cuan­do Ja­net Gay­nor y Fre­dric March pro­ta­go­ni­za­ron la pri­me­ra ver­sión en Tech­ni­co­lor. Fue ha­ce exac­ta­men­te 81 años que es­ta his­to­ria lle­gó al ci­ne por pri­me­ra vez, pe­ro es aho­ra en el 2018 que es­ta his­to­ria de amor y ex­plo­ra­ción de la fa­ma, la in­dus­tria de la mú­si­ca y las con­se­cuen­cias ca­tas­tró­fi­cas del al­coho­lis­mo lo­gra tras­cen­der más allá de su his­to­ria, con dos ac­tua­cio­nes que co­lo­can a sus in­tér­pre­tes en la ci­ma de la ac­tua­ción y un de­but co­mo di­rec­tor que ci­men­ta a Brad­ley Coo­per co­mo un ta­len­to a se­guir tam­bién de­trás de la cá­ma­ra. Ha­ce mu­cho tiem­po no ha­bía un de­but tan pro­me­te­dor co­mo es­te.

Lady Gaga tras­cien­de con éxito a la pan­ta­lla gran­de en el rol de “Ally”, una ta­len­to­sa pe­ro des­co­no­ci­da can­tan­te es­ta­dou­ni­den­se a quien la opor­tu­ni­dad to­ca a su puer­ta en el mo­men­to me­nos es­pe­ra­do. La opor­tu­ni­dad lle­ga en for­ma de “Jack­son Mai­ne”, un po­pu­lar can­tan­te de rock y mú­si­ca country que por pu­ra ca­sua­li­dad lle­ga a la ba­rra don­de “Ally” can­ta una que otra no­che. La ven­ta­na pa­ra al­can­zar su sue­ño pa­re­ce ha­ber­se ce­rra­do cuan­do se apa­re­ce Mai­ne en bus­ca de un tra­go, pe­ro en lu­gar descubre ta­len­to cru­do y una po­ten­cial sa­li­da del al­coho­lis­mo que es­tá man­chan­do su ca­rre­ra y le­ga­do. De la no­che a la ma­ña­na, des­pués de ha­ber com­par­ti­do en ta­ri­ma du­ran­te uno de los conciertos de su ban­da, “Ally” comienza a su­bir co­mo la es­pu­ma. Jack­son, por su par­te, se re­fu­gia en el al­cohol cuan­do ella se con­vier­te en el cen­tro de aten­ción.

Por sí so­la, la his­to­ria de A

Star Is Born, que hoy lle­ga a las sa­las de ci­ne de Puerto Ri­co, ha­bría he­cho muy po­co. Su na­tu­ra­le­za pre­de­ci­ble se pres­ta pa­ra una eje­cu­ción po­co emo­cio­nan­te, pe­ro ese no es el plan de Brad­ley Coo­per, quien mo­der­ni­za, re­nue­va con su es­ti­lo y pone en cen­tro de to­do a la más improbable pe­ro ener­gé­ti­ca y na­da me­nos que ge­nial ac­triz que pu­do ha­ber con­se­gui­do: Lady Gaga.

Tras ha­ber ac­tua­do en la se­rie Ame­ri­can Ho­rror Story,

Ste­fa­ni Ger­ma­not­ta -nom­bre de pi­la de la can­tan­te- fi­nal­men­te cum­ple su sue­ño de con­ver­tir­se en ac­triz con es­ta pe­lí­cu­la, y de pa­so, ofre­ce una de las me­jo­res ac­tua­cio­nes del año en cual­quier ca­te­go­ría. Su no­mi­na­ción al Os­car lu­ce co­mo una lí­nea, en gran par­te gra­cias a los pa­ra­le­los con su pro­pia his­to­ria, una que con­tó en de­ta­lle el año pa­sa­do con el do­cu­men­tal de Net­flix, Fi­ve Foot

Two. Las si­mi­li­tu­des es­tán ahí, brin­dán­do­le a Ger­ma­not­ta la opor­tu­ni­dad de per­der­se en el rol y trans­mi­tir sen­ti­mien­tos que si se sien­ten reales es por­que pro­ba­ble­men­te lo son.

Al igual que “Ally”, Gaga cre­ció con in­se­gu­ri­da­des que obs­ta­cu­li­za­ron su ca­mino ha­cia la fa­ma y la ob­ten­ción de to­do lo que ha lo­gra­do por mérito pro­pio. Aun­que “Ally” se be­ne­fi­cia de la ayu­da de Jack­son, es su ta­len­to na­tu­ral lo que fi­nal­men­te la co­lo­ca en

bill­boards y en me­dio de una enor­me gi­ra na­cio­nal. Aquí Coo­per apro­ve­cha pa­ra ex­plo­rar el des­pia­da­do mons­truo que es la in­dus­tria de la mú­si­ca, la gloria y los de­mo­nios que lle­gan con ella, y ca­da no­ta pro­vo­ca una perfecta melodía que los ac­to­res, con la adi­ción de Sam Elliott, An­drew Di­ce Clay y Dave Chap­pe­lle lo­gran elevar aún más ba­jo la im­pe­ca­ble di­rec­ción de Coo­per, quien pre­fie­re que la au­dien­cia ex­pe­ri­men­te la mú­si­ca des­de la al­bo­ro­to­sa y re­ve­la­do­ra ta­ri­ma.

Des­de es­ta pers­pec­ti­va, la au­dien­cia que­da su­mer­gi­da en el la­do más ín­ti­mo del pro­ce­so crea­ti­vo y sus se­cue­las en los que co­mo Jack­son, su­cum­ben a las pre­sio­nes y exi­gen­cias de la fa­ma.

De la mis­ma ma­ne­ra, el di­rec­tor co­lo­ca a la au­dien­cia en me­dio de una relación ro­co­sa y oxi­da­da por los efec­tos de la adic­ción. Con las tri­bu­la­cio­nes de Jack­son, ex­plo­ra­das en de­ta­lle, la au­dien­cia re­ci­be un bo­le­to en pri­me­ra fi­la pa­ra ser tes­ti­go de la de­ca­den­cia e in­mi­nen­te des­apa­ri­ción de quien en su mo­men­to fue una figura in­flu­yen­te en la mú­si­ca.

En­tre bal­bu­ceos, pa­pe­lo­nes y uno que otro mo­men­to de cla­ri­dad, las des­tre­zas de Coo­per lu­cen más pu­li­das que nun­ca, por lo que fá­cil­men­te con­se­gui­rá una cuar­ta no­mi­na­ción al Os­car en ca­te­go­rías de ac­tua­ción, sin tan si­quie­ra em­pe­zar a con­si­de­rar­lo en la ca­te­go­ría de di­rec­tor, don­de mu­chos po­dría ar­gu­men­tar -con evi­den­cia­que lu­ce más fuer­te.

Esa mis­ma for­ta­le­za Coo­per y Gaga apli­can a la relación amo­ro­sa en­tre “Jack­son” y “Ally”, pues es la ex­ce­len­te quí­mi­ca en­tre am­bos lo que lo­gra que en sus pe­nas trans­mi­tan emo­cio­nes ge­nui­nas, cau­ti­van­do y des­ga­rran­do por igual cuan­do la his­to­ria lo exi­ge.

Po­cas ve­ces el tí­tu­lo de una pe­lí­cu­la re­fle­ja las cir­cuns­tan­cias del ta­len­to in­vo­lu­cra­do, pe­ro con A Star Is

Born, la au­dien­cia es tes­ti­go del na­ci­mien­to de una fu­tu­ra es­tre­lla de ci­ne en Gaga, y na­da me­nos que un di­rec­tor a ob­ser­var en Coo­per.

Cuan­do uno va en­ve­je­cien­do, el tiem­po se con­vier­te en la mo­ne­da de cam­bio. Por eso me di­je que ha­bía lle­ga­do el mo­men­to de ha­cer­lo” BRAD­LEY COO­PER DE SU ROL CO­MO DI­REC­TOR

“Brad­ley me de­cía que con­fia­ra en él. Se lo de­cía a ‘Amy’ y me lo de­cía a mí. Eso me per­mi­tió sen­tir­me bien, abrir­me, ser vul­ne­ra­ble; po­ner mi do­lor, mi de­ses­pe­ra­ción y mis in­se­gu­ri­da­des en la pe­lí­cu­la” LADY GAGA AC­TRIZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.