LA TIE­NEN DIFÍCIL

Im­pro­ba­ble el pa­se de Aury y Picky al Sa­lón de la Fa­ma

Primera Hora - - PORTADA - FERNANDO RI­BAS REYES fernando.ri­bas@gfrme­dia.com

La vo­lei­bo­lis­ta Aury Cruz re­cién co­men­zó su tem­po­ra­da nú­me­ro 14 a ni­vel de clu­bes in­ter­na­cio­na­les, ocho de esos en la com­pe­ti­ti­va li­ga de Ita­lia.

To­do eso y más, pa­re­cen, sin em­bar­go, in­su­fi­cien­te pa­ra el Sa­lón de la Fa­ma del Vo­lei­bol In­ter­na­cio­nal.

Cuan­do se re­ti­re, la una vez olím­pi­ca, cin­co ve­ces mun­dia­lis­ta, una vez MVP en Ita­lia, fi­na­lis­ta en la Cham­pions Lea-

gue de Eu­ro­pa y una de las me­jo­res pa­sa­do­ras del mun­do ten­drá las puer­tas se­mi­ce­rra­das pa­ra en­trar al Sa­lón de la Fa­ma con se­de en Mas­sa­chus­sets, Es­ta­dos Uni­dos, lu­gar don­de se creó es­te de­por­te.

Así se­rá por­que el cri­te­rio que prin­ci­pal­men­te con­si­de­ra el re­cin­to pa­ra ele­gir sus miem­bros es la par­ti­ci­pa­ción sig­ni­fi­ca­ti­va de un no­mi­na­do en Jue­gos Olím­pi­cos.

Cruz so­lo tie­ne una par­ti­ci­pa­ción olím­pi­ca en Río 2016.

Cla­ro es­tá, la par­ti­ci­pa­ción olím­pi­ca de un atle­ta de­pen­de de un equi­po en es­te de­por­te de con­jun­to.

“Las Olim­pia­das son el pri­mer cri­te­rio. Tie­ne que ha­ber si­do par­te sig­ni­fi­can­te de las Olim­pia­das”, di­jo Geor­ge Mulry, di­rec­tor eje­cu­ti­vo del Sa­lón.

Se­gún ese cri­te­rio, más ce­rra­da es­ta­rá la puer­ta a la in­mor­ta­li­dad pa­ra el tres ve­ces mun­dia­lis­ta, me­jor ano­ta­dor del Mun­dial 2006 y de la Co­pa del Mun­do 2007, el re­ti­ra­do Héctor ‘Picky’ Soto, quien ju­gó ade­más 10 tem­po­ra­das a ni­vel de clu­bes in­ter­na­cio­na­les.

Soto, quien se re­ti­ró ha­ce dos años, no fue atle­ta olím­pi­co.

Aho­ra bien, ha­bría que ver si en su ca­so pe­san la par­ti­ci­pa­cio­nes con las se­lec­cio­nes en otras com­pe­ten­cias, así co­mo su ac­ción a ni­vel de clu­bes in­ter­na­cio­na­les y do­més­ti­cos, lo que es el se­gun­do cri­te­rio que eva­lúan en el Sa­lón de la Fa­ma.

El miem­bro del Sa­lón de la Fa­ma, el es­ta­dou­ni­den­se Doul Beal (Cla­se del 1989), vio a Cruz y a Soto desem­pe­ñar­se en can­cha, so­bre­to­do a Soto mien­tras él era di­ri­gen­te de la se­lec­ción de Es­ta­dos Uni­dos o CEO de USA Vo­lley­ball.

Beal des­cri­be a Soto y a Cruz co­mo “ma­ra­vi­llo­sos” ju­ga­do­res, pe­ro no se atre­ve a de­cir que la par­ti­ci­pa­ción de am­bos fue­ra de las Olim­pia­das se­rá su­fi­cien­te pa­ra que sean con­si­de­ra­dos pa­ra el Sa­lón.

Los Hall of Fa­mers son los ha­bi­li­ta­dos pa­ra vo­tar.

“Se­ría tre­men­do re­ci­bir una no­mi­na­ción pa­ra am­bos, in­clu­yen­do sus lo­gros his­tó­ri­cos. No pue­do pre­de­cir cuá­les son sus opor­tu­ni­da­des. Cier­ta­men­te, la se­lec­ción (del no­mi­na­do) es ba­sa­da gran­de­men­te en sus lo­gros in­ter­na­cio­na­les, aun­que es­ta­mos cons­tan­te­men­te eva­luan­do los cri­te­rios”, di­jo Beal.

Un atle­ta pue­den ser no­mi­na­do por cual­quier per­so­na cin­co años des­pués de su re­ti­ro; ne­ce­si­ta­rá el 75 por cien­to del to­tal de los vo­tos pa­ra ser es­co­gi­do.

Se­ría tre­men­do re­ci­bir una no­mi­na­ción pa­ra am­bos... (Pe­ro) No pue­do pre­de­cir cuá­les son sus opor­tu­ni­da­des”

DOUG BEAL

MIEM­BRO DEL SA­LÓN DE LA FA­MA

Ar­chi­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.