ALI­VIAR LA PE­NA

Primera Hora - - TUPUEBLO -

El go­ber­na­dor Ricardo Ros­se­lló inau­gu­ró ayer el Cen­tro de Reha­bi­li­ta­ción y Nue­vas Opor­tu­ni­da­des del De­par­ta­men­to de Co­rrec­ción y Reha­bi­li­ta­ción (DCR), que le pro­vee­rá un es­pa­cio de con­vi­ven­cia en la li­bre co­mu­ni­dad a con­fi­na­dos que cum­plen la úl­ti­ma eta­pa de su sen­ten­cia.

En el pro­gra­ma par­ti­ci­pan con­fi­na­dos que es­tán pró­xi­mos a cum­plir su sen­ten­cia. Den­tro del nue­vo cen­tro en Are­ci­bo, ten­drán la opor­tu­ni­dad de con­vi­vir en un am­bien­te si­mi­lar al que en­con­tra­rán en la li­bre co­mu­ni­dad.

Los par­ti­ci­pan­tes po­drán sa­lir a es­tu­diar o tra­ba­jar, mien­tras de­ven­gan sa­la­rio mí­ni­mo es­ta­ble­ci­do, y se­rán mo­ni­to­rea­dos me­dian­te su­per­vi­sión elec­tró­ni­ca (gri­lle­tes).

Los fi­nes de se­ma­na po­drán sa­lir a vi­si­tar y per­noc­tar en las re­si­den­cias de sus fa­mi­lia­res.

“Nos sen­ti­mos sa­tis­fe­chos de que los con­fi­na­dos pue­dan ex­pe­ri­men­tar una tran­si­ción co­mo és­ta a la li­bre co­mu­ni­dad. Es­to per­mi­te que los par­ti­ci­pan­tes pue­dan ir pre­pa­rán­do­se pa­ra los nue­vos desafíos que en­fren­ta­rán una vez se unan a con­tri­buir al desa­rro­llo de la Is­la”, in­di­có Ros­se­lló.

El se­cre­ta­rio del De­par­ta­men­to de Co­rrec­ción y Reha­bi­li­ta­ción (DCR), Erik Ro­lón, di­jo que es­te es un pro­yec­to del Pro­gra­ma de Pre­rein­ser­ción a la Li­bre Co­mu­ni­dad, que pro­vee­rá vi­vien­das in­di­vi­dua­les pa­ra el gru­po de con­fi­na­dos que in­te­gran la ini­cia­ti­va.

“Es­ta­mos pro­ve­yen­do to­das las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra la reha­bi­li­ta­ción del con­fi­na­do y la opor­tu­ni­dad de desa­rro­llar­se en un ofi­cio”, afir­mó Ro­lón, quien acla­ró que la per­ma­nen­cia de los con­fi­na­dos en el pro­gra­ma es­ta­rá su­je­ta a unos pa­rá­me­tros ri­gu­ro­sos de cum­pli­mien­to.

Cuan­do los con­fi­na­dos sal­gan a tra­ba­jar, el DCR eva­lua­rá su asis­ten­cia, y los con­fi­na­dos que per­ma­ne­ce­rán en la li­bre co­mu­ni­dad con el ob­je­ti­vo de es­tu­diar, la agen­cia to­ma­rá en con­si­de­ra­ción su apro­ve­cha­mien­to aca­dé­mi­co, ex­pli­có Ro­lón. Un con­fi­na­do le mues­tra al go­ber­na­dor Ricardo Ros­se­lló las ins­ta­la­cio­nes del Cen­tro de Reha­bi­li­ta­ción y Nue­vas Opor­tu­ni­da­des del De­par­ta­men­to de Co­rrec­ción, que ayer se inau­gu­ra­ron en Are­ci­bo. Atrás, son­ríe el al­cal­de Car­los Mo­li­na.

ARE­CI­BO

Ser­vi­rá co­mo tran­si­ción a la li­bre co­mu­ni­dad y ayu­da­rá a que es­tu­dien y tra­ba­jen en lo que cum­plen su con­de­na

He­mos con­ta­do con la co­la­bo­ra­ción de va­rias ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas de Are­ci­bo, que ser­vi­rán pa­ra pre­pa­rar al con­fi­na­do a en­fren­tar la li­bre co­mu­ni­dad”

ERIK RO­LÓN SE­CRE­TA­RIO DEL DCR

Car­los Mo­li­na, al­cal­de de la ciu­dad co­no­ci­da co­mo la Vi­lla del Ca­pi­tán Co­rrea, ma­ni­fes­tó que “la aper­tu­ra e inau­gu­ra­ción de es­tas ini­cia­ti­vas cons­ti­tu­yen una mues­tra del es­fuer­zo que ha­ce el go­ber­na­dor en co­la­bo­ra­ción con el mu­ni­ci­pio y las agen­cias es­ta­ta­les pa­ra im­pul­sar la re­cu­pe­ra­ción y el desa­rro­llo de los mu­ni­ci­pios, en es­te ca­so pa­ra be­ne­fi­cio de Are­ci­bo”.

“Me­dian­te es­te acuer­do con el De­par­ta­men­to de Co­rrec­ción, el De­par­ta­men­to de Vi- vien­da brin­da una nue­va opor­tu­ni­dad a los con­fi­na­dos pa­ra re­in­ser­tar­se en la co­mu­ni­dad, y les fa­ci­li­ta el pro­ce­so pa­ra au­to­sus­ten­tar­se. Con es­ta pri­me­ra fa­se de en­tre­ga de ca­sas, nues­tra agen­cia se con­vier­te en un en­te de in­te­gra­ción y de apo­yo, así co­mo en un es­la­bón im­por­tan­te en el pro­ce­so pa­ra que es­tas per­so­nas pue­dan in­te­grar­se fá­cil­men­te a la so­cie­dad, y pue­dan apor­tar lo me­jor de sí”, ma­ni­fes­tó el sub­se­cre­ta­rio del De­par­ta­men­to de Vi­vien­da, Den­nis Gon­zá­lez.

Lue­go del ac­to con los con­fi­na­dos, Ros­se­lló y el pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la Au­to­ri­dad de Acue­duc­tos y Al­can­ta­ri­lla­dos (AAA), Elí Díaz Atien­za, inau­gu­ra­ron la nue­va ofi­ci­na de Ser­vi­cio al Clien­te ubi­ca­da en el cas­co ur­bano de Are­ci­bo.

Ros­se­lló sos­tu­vo que, con la aper­tu­ra de la ofi­ci­na, los clien­tes ten­drán la opor­tu­ni­dad de rea­li­zar pa­gos, so­li­ci­tar investigaciones, ha­cer re­cla­ma­cio­nes, re­por­tar sa­li­de­ros, acor­dar pla­nes de pa­go y emi­tir cer­ti­fi­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.