Primera Hora

EN AUMENTO EL COVID-19 A NIVEL PEDIÁTRICO

Enero reflejó la tasa más alta de contagios entre menores de 0 a 19 años, situación que viene observándo­se en aumento desde octubre

- BÁRBARA J. FIGUEROA ROSA barbara.figueroa@gfrmedia.com

Un análisis de datos evidenció que en enero se reflejó la tasa porcentual más alta de contagios por COVID-19 en niños y jóvenes puertorriq­ueños durante la pandemia.

Según el doctor Marcos López Casillas, gerente de investigac­iones del Puerto Rico Public Health Trust, el 16% de los casos positivos registrado­s por el Departamen­to de Salud el mes pasado correspond­ían a la población de 0 a 19 años. Esta es la tasa porcentual más alta reflejada durante la emergencia.

“No estamos hablando de número de contagios, sino de términos porcentual­es respecto a los casos positivos totales. En ese sentido, enero -que hasta ayer tenía 10,757 casos acumulados­reflejó 1,717 casos en menores de 0 a 19 años. Eso es el 16% del total de casos de ese mes y el más alto hasta la fecha”, explicó López Casillas.

De los 88,352 casos positivos que se han identifica­do durante los pasados 11 meses en Puerto Rico, 12,865 correspond­en a la población de 0-19 años.

Los registros del Departamen­to de Salud señalan que para marzo -cuando Puerto Rico comenzó a reflejar casos del novel coronaviru­s- solo se reportaron 10 casos de COVID-19 en pacientes pediátrico­s. Ese número aumentó a 68 para abril y en mayo bajaron a 20. Posteriorm­ente, en el verano fueron aumentando y para finales de año las cifras casi alcanzan los tres millares.

De hecho, octubre y diciembre son los otros meses con mayor tasa porcentual de contagios en la población pediátrica con 15.3% y 15.5%, respectiva­mente.

Sin embargo, es noviembre el que más casos acumulativ­os tiene con 2,969, lo que refleja un 14.7% del total de 20,161 contagios registrado­s ese mes.

“Lo que vemos es que los contagios en niños subieron a un ritmo marcado después de octubre y así se ha reflejado hasta ahora. De acuerdo a los análisis que han hecho los sistemas de rastreo para esas fechas el panorama de cómo se propagaba el virus empezó a cambiar a un proceso de transmisió­n comunitari­a. Ahí, sin duda, los niños y adolescent­es fueron afectándos­e un poco más y tomando un rol más protagónic­o”, agregó el también catedrátic­o del Departamen­to de Química en la Universida­d de Puerto Rico, en Humacao.

Datos suministra­dos en los informes de Salud indican que en enero hubo un promedio diario de 20 a 24 niños hospitaliz­ados. En cambio, hubo unos días con mayores ingresos, como ocurrió el 14 de enero cuando se informó que había 37 pacientes hospitaliz­ados, uno de ellos en intensivo. El 13 de enero, por ejemplo, hubo 29 menores ingresados en alguna clínica del País a causa del virus.

Aunque los expertos indican que el COVID-19 no presenta síntomas graves en los niños, sí han habido 10 casos en Puerto Rico que han requerido de cuidados en unidades de intensivo, detalló a Primera Hora la subsecreta­ria de Salud, Iris Cardona.

De hecho, a la fecha tres pacientes pediátrico­s han fallecido a causa del virus: una niña

Lo que vemos es que los contagios en niños subieron a un ritmo marcado después de octubre y así se ha reflejado hasta ahora”

MARCOS LÓPEZ CASILLAS GERENTE DE INVESTIGAC­IONES DEL PUERTO RICO PUBLIC HEALTH TRUST Mayormente, los pacientes presentan fiebre e inflamació­n de órganos vitales como corazón, riñón o el sistema gastrointe­stinal, neurológic­o o dermatológ­ico”

IRIS CARDONA SUBSECRETA­RIA DEL DEPARTAMEN­TO DE SALUD

de 13 años de la región de Caguas, una joven de 19 años de la región de Fajardo y un adolescent­e de 16 años de la región de Ponce. Este último paciente estuvo conectado a un ventilador artificial por más de 45 días.

Según explicó Cardona, aun cuando se pudiera percibir un aumento en casos pediátrico­s, la mayoría son asintomáti­cos o muestran síntomas leves del virus.

“La mayoría de todos los casos son mayores de cinco años. Estamos hablando de adolescent­es entre 18 a 21 años. Aún así, los ingresos en hospitales los vemos en los más pequeños, pero eso puede ocurrir por varias variantes, incluyendo que los más chiquitos se deshidrata­n por la fiebre o por síntomas gastrointe­stinales.

Entonces se admiten para evitar que se pongan peor. También hay casos que se admiten por otra condición y se le hace la prueba por rigor y se confirma que tiene COVID”, explicó.

La sintomatol­ogía más común en los niños incluye dolor de barriga, vómitos, diarrea, malestar general, tos (por lo general seca), sarpullido y temperatur­a mayor a 100.4 F (38.3 grados Celsius).

“En el departamen­to estamos bien vigilantes a los casos que llegan a intensivo. Son casitos a los que les damos seguimient­o diariament­e”, aseguró.

De otra parte, destacó que a la fecha se han identifica­do en Puerto Rico a ocho pacientes pediátrico­s que presentan inflamació­n múltiple sistémica del cuerpo a causa del coronaviru­s y esto ha levantado preocupaci­ón en la comunidad médica.

Este síntoma vinculado al COVID-19 se reflejó en abril de 2020 en Europa y no pasó mucho tiempo cuando se identifica­ron casos en Estados Unidos. Para mayo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedad­es (CDC) habían emitido una alerta de lo que estaba ocurriendo.

Cardona dijo que los ocho menores han podido recuperars­e del síndrome que se evidencia con análisis de laboratori­o y es considerad­a una enfermedad grave que requiere hospitaliz­ación.

“Mayormente, los pacientes presentan fiebre e inflamació­n de órganos vitales como corazón, riñón o el sistema gastrointe­stinal, neurológic­o o dermatológ­ico. Es parecida a la enfermedad de Kawasaki, agregó.

“En Estados Unido se han presentado 1,659 casos y estamos hablando de un síndrome que puede llevar a la muerte”, expresó al explicar que el diagnóstic­o de esta enfermedad requiere laboratori­os y evaluación del sistema cardiovasc­ular.

Cardona recordó que la mejor manera de evitar contagios de menores con el virus SARS-COV-2 es continuar las medidas de prevención con el lavado constante de manos, el uso de mascarilla­s y el distanciam­iento social.

 ?? Archivo ?? SE MODIFICA LA PROPAGACIÓ­N. La informació­n del aumento de estos casos coincide con el cambio a una transmisió­n comunitari­a, lo que indica que niños y adolescent­es se han afectado más y toman un rol más protagónic­o.
Archivo SE MODIFICA LA PROPAGACIÓ­N. La informació­n del aumento de estos casos coincide con el cambio a una transmisió­n comunitari­a, lo que indica que niños y adolescent­es se han afectado más y toman un rol más protagónic­o.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico