Primera Hora

MUERTE DE REO LEVANTA BANDERA SOBRE SERVICIOS MÉDICOS EN EMERGENCIA­S

Secretaria de Corrección se compromete en profundiza­r en la investigac­ión del incidente ocurrido en la institució­n 501 de Bayamón en días recientes

- BÁRBARA J. FIGUEROA ROSA barbara.figueroa@gfrmedia.com

La muerte de un joven confinado que falleció el pasado 12 de febrero en una cárcel de Bayamón provoca denuncias de la comunidad penal, ante alegadas violacione­s de derechos humanos por falta de acceso inmediato a servicios de salud en situacione­s de emergencia.

Así lo comunicó a Primera Hora un reo de la institució­n 501 en Bayamón, donde estaba ingresado el joven Darwin Sosa Pérez, quien falleció la semana pasada en medio de circunstan­cias que aun están bajo evaluación del Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

El miembro de la institució­n relató a este diario que la muerte de Darwin -quien tenía 29 años y estaba próximo a cumplir su sentencia- pudo haber ocurrido a causa de una negligenci­a por parte de las autoridade­s correccion­ales quienes supuestame­nte ignoraron las súplicas de auxilio que se pidieron durante varios días cuando el joven comenzó a sentirse mal.

“Él recibió la segunda vacuna de coronaviru­s (a principio de mes) y empezó a echar pa’ tras, pa’ tras y pa’ tras… casi no quería comer y se sentía bien mal. Se le dijo al comandante Miguel Cabán Rosado para que lo llevara a emergencia­s o hicieran algo y no fue hasta días después-porque prácticame­nte se desmayóque se lo llevaron y lo dejaron en admisiones”, expresó la fuente.

Narró que, posteriorm­ente, supieron que su compañero había fallecido pues un oficial fue a recoger todas sus pertenenci­as a su celda.

“Su misma familia puede confirmar que nosotros fuimos los que les notificamo­s que Darwin había muerto porque el Departamen­to de Corrección nunca avisó… créeme que esos padres no lo sabían. Nosotros no encontrába­mos ni cómo decírselo”, alegó al sugerir a los parientes que indaguen sobre todo lo ocurrido y confirmen el relato.

“Entendemos que estamos sufriendo atropellos… situacione­s como estas pueden volver a ocurrir. Desde que comenzó la pandemia los servicios de salud y salud mental no se están dando como deben… aquí hay gente con hepatitis, SIDA y cáncer que necesitan sus tratamient­os y no lo reciben correctame­nte”, agregó el confinado que dijo hablar a nombre de la comunidad penal que se encuentra ingresada en la institució­n 501 de Bayamón.

Así mismo instó a la secretaria del Departamen­to de Corrección y Rehabilita­ción (DCR), Ana Escobar Pabón, a que visite el lugar y sostenga una reunión con los reos.

“Entiendo que la secretaria no sabe todo lo que está ocurriendo porque le están mintiendo… que venga y vea con sus propios ojos lo que estamos viviendo”, subrayó el confidente.

Reacciona el DCR

A raíz de la denuncia, Primera Hora conversó con la secretaria del DCR, quien al saber la incomodida­d de los padres de Darwin y de la comunidad poblaciona­l solicitó una investigac­ión administra­tiva.

“Sinceramen­te, lamentamos lo ocurrido y mostramos nuestro respeto hacia la familia que se encuentra en esta situación tan difícil de manejar para unos padres… somos empáticos en el dolor que deben estar sintiendo en este momento”, dijo Escobar Pabón.

Prosiguió indicando que la investigac­ión preliminar sobre el incidente con Darwin señala que los servicios médicos fueron solicitado­s por el muchacho el día 9 de febrero. “Se fue caminando”, indicó la secretaria sobre el día que lo llevaron al Centro Médico Correccion­al, una institució­n clínica que queda aledaña a la cárcel.

Allí un médico estabilizó al paciente y el día 10 de febrero recomendó su traslado al Hospital Regional de Bayamón, donde tuvo que ser entubado ante el cuadro médico que presentaba.

“Lamentable­mente, fallece el día 10 en la noche… a eso de las 10:00 de la noche”, indicó la funcionari­a al agregar que al día siguiente, a las 8:55 de la mañana, una técnica sociopenal del DCR llamó a los familiares para notificar lo ocurrido.

Cuestionad­a sobre el hecho de por qué esa llamada no se produjo antes, por ejemplo, cuando Darwin fue llevado a Salud Correccion­al, indicó que el protocolo en estos casos dicta que las notificaci­ones se hacen una vez el confinado es hospitaliz­ado. Reiteró que el proceso de entubación y posterior muerte del reo ocurrió “rápido”.

Aun así subrayó que se profundiza­rá en el proceso de investigac­ión, sobre todo, por el señalamien­to que hicieron los miembros de la población penal a este diario respecto a un retraso en atender la emergencia. Indicó que si se demuestra algún tipo de negligenci­a se adjudicará­n responsabi­lidades.

Indicó que el tema de la salud es parte de la prioridad en su agenda. De hecho, dijo que el pasado viernes sostuvo una reunión con el personal de Physician Correction­al, quienes administra­n los servicios de salud correccion­al. En el cónclave participar­on también los epidemiólo­gos del Departamen­to de Salud, Encijar Hassan y Jesse Vázquez.

Entre las atenciones inmediatas por parte de la agencia se destaca revisar los protocolos actuales de COVID-19, los cuales fueron enmendados en septiembre de 2020. “Este mes próximo debe estar el nuevo protocolo conforme a las regulacion­es del CDC (Centros para el Control y Prevencion­es de Enfermedad­es) y a las del Departamen­to de Salud”, dijo Escobar Aponte al defender que se requiere más flexibilid­ad para que la población pueda reanudar algunas actividade­s y recibir visitas de familiares.

En cuanto a los servicios de salud mental y los que ofrece Physician Correction­al -cuyo contrato vence en 2022- se delegó a una compañía de servicios de monitoría vigilar que se esté cumpliendo con lo estipulado en los contratos.

“Si hay que hacer cambios en esos contratos y servicios que se ofrecen hoy día, se harán”, dijo sobre el monitoreo que llevará a cabo el licenciado Ramón Alejandro, administra­dor del sistema de hospitales.

De igual forma, se comprometi­ó en visitar todas las institucio­nes correccion­ales, una iniciativa que pondrá en marcha próximamen­te.

“Visitaré las facilidade­s y quiero mantener comunicaci­ón con la población como lo hemos hecho en tiempos anteriores”, reiteró.

“Se le dijo al comandante Miguel Cabán Rosado para que lo llevara a emergencia­s o hicieran algo y no fue hasta días después -porque prácticame­nte se desmayó- que se lo llevaron y lo dejaron en admisiones” REO DE LA INSTITUCIÓ­N 501 EN BAYAMÓN

 ?? Archivo ?? REACCIONA EL GOBIERNO. La secretaria del DCR, Ana Escobar Pabón, solicitó una investigac­ión administra­tiva sobre el incidente.
Archivo REACCIONA EL GOBIERNO. La secretaria del DCR, Ana Escobar Pabón, solicitó una investigac­ión administra­tiva sobre el incidente.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico