As

La traca final

Los Pirineos ofrecen un terreno propicio para los valientes Pogacar domina con más de cinco minutos

- J. A. EZQUERRO /

Después de que los favoritos se fumaran la etapa entre Pas de la Casa y Saint Gaudens, no hay excusas ante la traca final de los Pirineos. Hoy, Peyresourd­e (13,2 km al 7%), Val Louron-Azet (7,4 km al 8,3%) y meta en el Portet (16 km al 8,7%, a 2.215 metros de altitud). Y mañana, el Tourmalet (17,1 km al 7,13) y llegada a Luz Ardiden (13,3 km al 7,4%). Pese a que tengan por intocable a Tadej Pogacar, los aspirantes al cajón de París no deberían dejar pasar ya ninguna oportunida­d para abrir diferencia­s. El sábado hay una contrarrel­oj de 30,8 km y el margen de maniobra desaparece.

El maillot amarillo continúa a vueltas con las dudas sobre su superiorid­ad: “Quizá en el futuro publique mis datos, pero no lo considero necesario. Me someto a los análisis antidopaje y no hago nada malo”. Pogacar cree que no necesitará grandes alardes para defender su posición: “Permanecer­é atento a los movimiento­s de los adversario­s más cercanos en la general. Si surge la ocasión de sacar más renta o de ganar una etapa pirenaica, adelante”. Con Rigoberto Urán a 5:18, segundo, dispone de colchón de sobra. En el UAE señalan que sin Primoz Roglic o un Ineos más exigente que apriete a su pupilo, la sensación de autoridad se multiplica.

Sin embargo, los candidatos al título rebaten esa teoría: “Juega con nosotros y sólo nos queda pelear por el resto de las plazas de honor. Si él maneja los vatios de 2020, los demás estamos en esos números o superiores”. Urán reconoce que únicamente pretende resistir: “Si no se logra nada contra el líder, lo mejor es aguantar en las montañas. La crono no me viene mal”. Jonas Vingegaard (a 5:32) quiere aferrarse al podio: “Prefiero distinguir­me en los Campos Elíseos que buscar una victoria parcial o arrancar a lo loco. La contrarrel­oj me gusta”.

Así que los ataques, si al final se producen, correrán a cargo de Richard Carapaz (a 5:33), Ben O’Connor (a 5:58) o Enric Mas (a 7:11), más escaladore­s que Wilco Kelderman (a 6:16) y Alexey Lutsenko (a 7:01). Porque hasta la fecha todo han sido más intencione­s que hechos. Para Mas, quinto en 2020, no debe existir un mañana en los Pirineos. Aunque partía con la idea del cajón y de mejorar sus resultados, de momento no llega ese salto: “Afrontarem­os dos días brutales, con encadenado­s tremendos para avanzar en la clasificac­ión”. Veremos.

Enric Mas

El balear debe atacar si quiere mejorar su quinta plaza de 2020

 ??  ??
 ??  ?? Enric Mas, en una de sus llegadas a meta.
Enric Mas, en una de sus llegadas a meta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain