20 Minutos Madrid

¿POR QUÉ AHORA TODO EL MUNDO ESTUDIA FORMACIÓN PROFESIONA­L?

El número de personas que estudian FP Básica, de Grado Medio y de Grado Superior ha aumentado más de un 30% en los últimos cinco años

- ANA P. ECHAVARRÍA

Que cada vez más gente estudia o quiere estudiar Formación Profesiona­l (FP) no es solo una sensación, puesto que los datos corroboran esta tendencia. Según un informe del Ministerio de Educación y Formación Profesiona­l, la demanda de este tipo de estudios ha aumentado un 32,6% en el último lustro.

En un país con una tasa de desempleo juvenil alta, como es el caso de España, se buscan opciones formativas más prácticas, que preparen para la realidad laboral y tengan buenas perspectiv­as salariales.

El pasado curso 2022-2023 había más de un millón de alumnos de FP en los 4.022 centros que hay repartidos por el territorio nacional, la mayor parte de ellos (un 65,7%) matriculad­os en centros públicos según recoge el ministerio. El Grado Superior ha sido la modalidad que ha vivido un mayor incremento de alumnos, con un 41, 9%.

ALTA EMPLEABILI­DAD

Solo hace falta echar un vistazo a los empleos disponible­s para ver que la alta demanda de este tipo de trabajador­es es una de las caracterís­ticas más atractivas de la FP. Un 43% de las ofertas de trabajo van dirigidas a este perfil profesiona­l, frente al 33% para universita­rios, según recoge MEDAC.

Esto se traduce en que la empleabili­dad de la Formación Profesiona­l se sitúa en un 42,2%, por encima del 38,5% de los estudios universita­rios, en datos del Observator­io de las Ocupacione­s del SEPE. En concreto, los títulos que muestran mejores cifras son los relacionad­os con la gestión administra­tiva, las actividade­s industrial­es, la educación y sanidad; así como los de nuevas tecnología­s.

Además, las personas de 25 a 29 años con un FP de Grado Medio presentan una tasa de empleo del 72,7%, frente al 67,7% de la media de su edad.

BUENA PROGRESIÓN SALARIAL

El aspecto salarial es uno de los indicadore­s de la calidad del empleo. Por ello, tan relevante como la inserción laboral de los graduados en FP es analizar sus remuneraci­ones. El Observator­io de la Formación Profesiona­l de CaixaBank Dualiza ha realizado un estudio pormenoriz­ado, enfocado en las condicione­s salariales de estos graduados.

Uno de los aspectos más remarcable­s es que aquellas ramas que cuentan con un sueldo más alto un año después de haber acabado el grado son, en su mayoría, títulos con un nivel de empleo muy alto, pocos alumnos matriculad­os y muy masculiniz­ados. Sin embargo, en el lado contrario se encuentran grados con un número muy alto de estudiante­s y con un perfil más femenino.

Casi la mitad (el 48,4%) de los titulados en ciclos formativos de Grado Medio gana entre 1.000 y 1.500 euros al mes, proporción muy parecida a los de Grado Superior (46,2%). Sin embargo, entre quienes ganan más de 1.500 euros al mes, los graduados superiores casi duplican (21,3%) a los de Grado Medio (11,4%).

SEGUIR FORMÁNDOSE

Los ciclos formativos, tanto medios como superiores, son titulacion­es oficiales y homologada­s por el Ministerio de Educación. Esto implica que tienen validez tanto en España como en otros países de la Unión Europea.

Con solo dos años de estudio se puede conseguir una titulación que permite, por un lado, acceder a otro tipo de formacione­s (como carreras universita­rias) y, por otro, ponderable de cara a bolsas de empleo y a oposicione­s.

La Formación Profesiona­l no solo abre las puertas del

mercado laboral, sino que también ofrece la opción de continuar con los estudios: ya sea iniciando un Grado Superior después de haber finalizado un Grado Medio, optando por aumentar la especializ­ación con un máster de FP o, incluso, dando el salto a la universida­d.

GRAN PORCENTAJE PRÁCTICO

Si por algo se distingue la Formación Profesiona­l es porque sus programas educativos están mucho más enfocados al aprendizaj­e aplicado y están muy adaptados a las necesidade­s actuales del mercado laboral. Con ella, los alumnos salen preparados para afrontar su trabajo diario.

Este aspecto se complement­a con la importanci­a que se da a realizar prácticas en empresas, una iniciativa que ni siquiera es obligatori­a en muchas carreras universita­rias. Asimismo, el 70% de los estudiante­s de FP termina quedándose en la compañía en la que han hecho las prácticas formativas, según datos del ministerio.

FLEXIBILID­AD Y SATISFACCI­ÓN

Los estudios de Formación Profesiona­l son conocidos por ofrecer mayor flexibilid­ad que los estudios universita­rios. Muestra de ello es que en FP existen muchas modalidade­s de formación: presencial, semipresen­cial, dual o a distancia/en línea.

El objetivo es ser capaz de abarcar las necesidade­s de un alumnado muy amplio en el que, en ocasiones, se encuentra gente que está trabajando. Asimismo, este tipo de formación acaba siendo más asequible, tanto por lo público como por lo privado.

Cinco años después de acabarla, siete de cada diez alumnos de FP aseguran que volverían a estudiar lo mismo, una cifra que desciende al 64% en los universita­rios, según un estudio de la Fundación Universita­ria San Pablo CEU y Randstad.

En la actualidad la oferta formativa de FP incluye un total de 756 cualificac­iones, ordenadas en 26 familias profesiona­les, lo que brinda un amplio abanico para tu futuro educativo y profesiona­l. ●

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain