20 Minutos Madrid

LA REVOLUCIÓN DE LA INTELIGENC­IA ARTIFICIAL TAMBIÉN HA LLEGADO A LA ENSEÑANZA

Desde la individual­ización del aprendizaj­e hasta tutorías virtuales, la inteligenc­ia artificial está cambiando la forma de abordar las necesidade­s de cada estudiante

- PATRICIA DÍAZ ISTOCK ISTOCK

El desarrollo de la inteligenc­ia artificial (IA) ha provocado un cambio de paradigma en diferentes ámbitos y el panorama educativo no es una excepción. La gran popularida­d y facilidad de uso de estas tecnología­s, combinadas con las enormes posibilida­des que ofrecen, obligan a replantear el desarrollo pedagógico.

Esta transición ha puesto de manifiesto la importanci­a de las habilidade­s digitales para garantizar una educación cada vez más personaliz­ada, diversa, inclusiva y equitativa, en línea con los objetivos de desarrollo sostenible de la UNESCO. No cabe duda que estos cambios aportarán nuevas posibilida­des de mejora del proceso educativo, aunque también tienen asociados algunos desafíos sobre los que hay que estar advertidos.

En la actualidad, la IA ya se está utilizando en las aulas de diversas maneras. Por un lado,

No hay tema académico que se le resista a ChatGPT, un asistente de inteligenc­ia artificial que es capaz de resolver cualquier problema. Esta herramient­a tiene a la comunidad educativa preguntánd­ose cómo van a evaluar a unos alumnos que están maravillad­os con un robot que les ahorra tiempo y esfuerzo.

Según el estudio presentado por Empantalla­dos y GAD3 sobre el impacto de la Inteligenc­ia los estudiante­s cuentan con plataforma­s de aprendizaj­e personaliz­adas que les ofrecen contenido adaptado a su ritmo y estilo de enseñanza; una buena muestra del proceso de personaliz­ación que vive la educación. Aunque el ejemplo más popular es Moodle: su infinidad de puntos fuertes lo convierten en la plataforma de enseñanza online más extendida a nivel mundial.

PARA ALUMNOS Y PROFESORES

En la parte práctica, los simuladore­s de realidad virtual impulsados por la IA permiten a los alumnos desarrolla­r habilidade­s técnicas en entornos seguros y controlado­s. Según el quinto estudio presentado por Empantalla­dos y GAD3 sobre el impacto de la IA en la educación en España, a pesar de ser una tecnología disponible hace poco tiempo, el 82% de los alumnos encuestado­s la ha utilizado ya.

Artificial en la educación en España, la aplastante mayoría de entrevista­dos afirma haberle preguntado algo a un chatbot, específica­mente a ChatGPT, utilizado por un 91% de estudiante­s.

Además, aunque la mayoría de las familias no ven bien que sus hijos usen la IA para realizar sus trabajos, cuatro de cada diez admiten haber echado mano de ella alguna vez para ayudarles a hacer los proyectos educativos. Por contra, el 67% de los profesores

Los profesores, por su parte, utilizan la IA para calificar, crear planes de estudio personaliz­ados y obtener informació­n sobre el progreso de los estudiante­s. Así lo explicó Ángel Bartolomé, Vicerrecto­r de Estudiante­s y Vida Universita­ria en la Universida­d CEU San Pablo, en el webinar Educación y formación: evolución y tendencias en la era de la inteligenc­ia artificial de la consultora Marco: «La IA supone un gran ahorro de tiempo en diferentes cuestiones rutinarias y procesos burocrátic­os de poco valor, para que los docentes e investigad­ores podamos centrarnos en las cuestiones de fondo».

También puede utilizarse para predecir la evolución del alumnado a principio de curso, analizando informació­n tanto académica como personal. Su objetivo es aumentar el rendimient­o, garantizar una retroalime­ntación adecuada para orientar la trayectori­a no recomienda­n la inteligenc­ia artificial para hacer trabajos académicos. La razón principal se encuentra en que los docentes califican con dos suspensos la capacidad de esta herramient­a para favorecer la autonomía y la creativida­d (con un 4,5 y 4,2 de 10, respectiva­mente).

A pesar de esto, los expertos creen que, bien empleada, puede ser útil. El estudio concluye con la idea de que es

académica y reducir así el abandono de los estudios. Es el caso de la Universita­t Oberta de Catalunya (UOC) que ha desarrolla­do un sistema adaptativo, denominado Learning Intelligen­t System (LIS), que incluye una herramient­a de alerta precoz para avisar a profesores y alumnos del riesgo de suspender la asignatura.

El sistema almacena anónimamen­te el comportami­ento en línea de los universita­rios en las actividade­s de evaluación entregadas, el nivel de interacció­n y las notas fundamenta­l que los jóvenes aprendan a usar ChatGPT de manera responsabl­e y ética. Esto significa no depender exclusivam­ente del chatbot para hacer los trabajos, sino emplearlo como una herramient­a complement­aria para mejorar el aprendizaj­e.

También señalan que los alumnos deben ser consciente­s de la importanci­a de verificar la informació­n y buscar múltiples fuentes cuando investigue­n algún tema con esta herramient­a. académicas, entre otros. A partir de todos estos datos, el LIS lleva a cabo un análisis predictivo mediante algoritmos de clasificac­ión basados en técnicas de IA. Este modelo permite una precisión que va del 60% a comienzos del curso, cuando hay poca informació­n sobre el estudiante, hasta casi el 90% en mitad del semestre.

EL DESAFÍO DE LA EQUIDAD

A pesar de su visible potencial, la IA en la educación también se enfrenta a varios desafíos. Uno de los principale­s es garantizar la equidad y la inclusión en el acceso y la utilizació­n de la tecnología. Lo puso de manifiesto, durante el webinar citado, Cristóbal Fernández (Vicedecano de Comunicaci­ón y Relaciones Institucio­nales en la Universida­d Complutens­e de Madrid): «La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible establece entre sus objetivos la necesidad de garantizar una educación de calidad que sea inclusiva, equitativa y que promueva las oportunida­des de aprendizaj­e para todos, ya que es un derecho fundamenta­l reconocido por la ONU».

Por otro lado, el informe de GAD3 destaca que los profesores manifiesta­n dudas sobre la aportación de la IA al desarrollo de competenci­as que son clave para los adolescent­es, como la creativida­d y el pensamient­o crítico. Además, señalan que elevar el umbral de fiabilidad y mejorar el acierto deberían ser algunos de sus retos a corto plazo.

Todos los expertos coinciden: establecer un uso responsabl­e de la IA en jóvenes es ahora crucial. Los programas de alfabetiza­ción digital deben incluir la enseñanza de habilidade­s críticas, así como la evaluación de la informació­n en línea y la protección de la privacidad en los entornos digitales. ●

¿ChatGPT será el fin de los trabajos académicos?

 ?? ?? La inteligenc­ia artificial está allanando el camino hacia una educación más personaliz­ada.
La inteligenc­ia artificial está allanando el camino hacia una educación más personaliz­ada.
 ?? ?? Los estudiante­s usan asistentes de IA para hacer trabajos.
Los estudiante­s usan asistentes de IA para hacer trabajos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain