CO­MO EN GA­RA­BAN­DAL

Año Cero Monográfico - - En Europa -

Las apa­ri­cio­nes de Med­ju­gor­je tie­nen mu­chas si­mi­li­tu­des con las de Ga­ra­ban­dal (Can­ta­bria), ocu­rri­das jus­to 20 años an­tes. Em­pe­za­ron en ju­nio de 1961 y ter­mi­na­ron en 1965. Cuan­do uno ana­li­za los su­ce­sos, tan­to en un lu­gar co­mo en otro, da la im­pre­sión de que Ga­ra­ban­dal sir­vió de «en­sa­yo ge­ne­ral» pa­ra lo que su­ce­de­ría dos dé­ca­das des­pués. En pri­mer lu­gar, am­bos lu­ga­res si­guen con­gre­gan­do a mi­les de per­so­nas. Por otro la­do, en los dos ca­sos los vi­den­tes vie­ron a la Vir­gen co­mo una jo­ven ro­dea­da por una co­ro­na de do­ce es­tre­llas (iz­quier­da); la apa­ri­ción ofre­ció men­sa­jes (tres en Ga­ra­ban­dal y diez se­cre­tos en Bos­nia) con la con­di­ción de que no fue­ran re­ve­la­dos has­ta que no lle­ga­ra «el mo­men­to»; y hay una vi­den­te que pre­do­mi­na so­bre los

de­más (Mir­ja­na en Med­ju­gor­je y Con­chi­ta en Ga­ra­ban­dal). De he­cho, Con­chi­ta ex­pe­ri­men­tó éx­ta­sis du­ran­te dos años más que los otros ni­ños vi­den­tes. Las apa­ri­cio­nes de Ga­ra­ban­dal te­nían lu­gar a cual­quier ho­ra del día o la no­che y siem­pre ve­nían pre­ce­di­das de «tres lla­ma­das in­te­rio­res». Era la se­ñal pa­ra que los pe­que­ños acu­die­ran al lu­gar in­di­ca­do pa­ra con­tac­tar con la Ma­dre, es­tu­vie­ran don­de es­tu­vie­sen. El pri­mer men­sa­je es una ad­ver­ten­cia pa­ra to­da la hu­ma­ni­dad, de­no­mi­na­do el Día del Arre­pen­ti­mien­to (en Med­ju­gor­je, el Avi­so). El se­gun­do se­rá un gran mi­la­gro: en los pi­nos de Ga­ra­ban­dal apa­re­ce­rá una se­ñal per­ma­nen­te que se po­drá fo­to­gra­fiar pe­ro no to­car, igual que apun­ta uno de los se­cre­tos re­ve­la­dos a los ni­ños bos­nios. El ter­ce­ro alu­de a un cas­ti­go, pe­ro con es­ca­pa­to­ria. Si la hu­ma­ni­dad reac­cio­na de ma­ne­ra po­si­ti­va an­te el gran mi­la­gro, no ha­brá ca­tás­tro­fe fi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.