La Razón (Madrid) - A Tu Salud

Has­ta que lle­gue la pro­tec­ción

- CAR­MEN MON­TÓN Em­ba­ja­do­ra Ob­ser­va­do­ra Per­ma­nen­te an­te la OEA/ Ex mi­nis­tra de Sa­ni­dad Health · Medical Activism · Anti-Vaccers · Medicine · Alternative Medicine · World Health Organization

Es­ta­mo­sEs­ta­mos vi­vien­do una si­tua­ción de ur­gen­cia pan­dé­mi­ca en la que to­das las es­pe­ran­zas es­tán pues­tas en en­con­trar una va­cu­na fren­te al Co­vid-19. Pen­sa­mos que la va­cu­na es la úni­ca so­lu­ción pa­ra re­cu­pe­rar la vi­da an­te­rior. Y se­gu­ra­men­te así es. Pe­ro tam­bién de­be­mos com­pro­me­ter­nos con so­lu­cio­nes pre­sen­tes, te­nien­do en cuen­ta que la OMS tie­ne re­co­no­ci­das va­cu­nas pa­ra só­lo 26 en­fer­me­da­des.

Exis­te una ver­da­de­ra com­pe­ti­ción, se es­tán desa­rro­llan­do si­mul­tá­nea­men­te ca­si 20 es­tu­dios de va­cu­nas ya en fa­se de en­sa­yo clí­ni­co en el mun­do. La pre­vi­sión que ofre­cen los ex­per­tos es que lle­ga­rá una pri­me­ra ge­ne­ra­ción de va­cu­na de li­mi­ta­da efi­ca­cia, y des­pués la va­cu­na de­fi­ni­ti­va. Al mis­mo tiem­po, an­tes de ob­te­ner una va­cu­na, se es­tán me­jo­ran­do los tra­ta­mien­tos dis­po­ni­bles pa­ra el ma­ne­jo de la en­fer­me­dad. Pe­ro mien­tras lle­ga la desea­da va­cu­na y la to­ta­li­dad de la po­bla­ción ten­ga ac­ce­so a ella, in­clu­so des­pués de es­to, va­mos a te­ner que se­guir con las nue­vas ru­ti­nas y há­bi­tos. La mas­ca­ri­lla, el la­va­do de ma­nos, la de­sin­fec­ción de es­pa­cios y el dis­tan­cia­mien­to so­cial han ve­ni­do pa­ra que­dar­se. En es­te nue­vo pe­rio­do la res­pon­sa­bi­li­dad y el com­pro­mi­so in­di­vi­dual es de vi­tal im­por­tan­cia. De­be­re­mos se­guir es­tas nor­mas más allá de que las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias las im­pon­gan con ma­yor o me­nor con­tun­den­cia, de lo con­tra­rio da­re­mos pa­sos atrás en la cur­va de con­ta­gio y se­rán inevi­ta­bles me­di­das más con­tun­den­tes, co­mo las que he­mos vi­vi­do de con­fi­na­mien­to. Con los nue­vos bro­tes es­ta­mos vien­do, de for­ma preo­cu­pan­te, que po­de­mos vol­ver atrás. He­mos apren­di­do du­rí­si­mas lec­cio­nes en es­tos me­ses de pan­de­mia. He­mos vi­vi­do si­tua­cio­nes lí­mi­te. Aho­ra es mo­men­to de ser más cons­cien­tes aún de lo que nos se­gui­mos ju­gan­do. No hay ries­go ce­ro. El éxi­to de­pen­de­rá de nues­tro apren­di­za­je pa­ra pro­te­ger­nos con prác­ti­cas hi­gié­ni­cas y con­vi­vir con el co­ro­na­vi­rus. No po­de­mos ba­jar la guar­dia. Ni si­quie­ra, aun­que el sis­te­ma sa­ni­ta­rio es­té ya mu­cho más pre­pa­ra­do, ni aun­que la me­di­ci­na se­pa mu­cho más có­mo en­fren­tar­se al vi­rus.

No es cues­tión de te­ner mie­do. Es cues­tión de ser pa­cien­tes, res­pon­sa­bles y com­pro­me­ter­se fir­me­men­te con nues­tra pro­pia sa­lud y la de los de­más has­ta que lle­gue la va­cu­na.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain