La Razón (Madrid) - A Tu Salud

«La ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca es­pa­ño­la de­be­ría ser más vi­si­ble en Eu­ro­pa»

- RAQUEL BO­NI­LLA ● Health · Cancer · Women's Health · Medicine · Health Conditions · Europe · Spain · University of Navarra

Co­nCon una lar­ga tra­yec­to­ria a sus es­pal­das, ha si­do nom­bra­da pre­si­den­ta elec­ta de la So­cie­dad Eu­ro­pea de Ci­ru­gía On­co­ló­gi­ca. ¿Qué su­po­ne es­ta nue­va eta­pa? -Es un or­gu­llo y su­po­ne un gran re­to por­que es­te or­ga­nis­mo da ca­bi­da a to­dos los paí­ses, pe­ro en Eu­ro­pa la le­gis­la­ción y la for­ma­ción de es­pe­cia­lis­tas son di­fe­ren­tes. -¿Cuál es el prin­ci­pal desafío al que se en­fren­ta? -El ob­je­ti­vo de es­ta so­cie­dad es in­ten­tar ho­mo­ge­nei­zar las ca­ren­cias que te­ne­mos en cuan­to a la for­ma­ción de es­pe­cia­lis­tas en ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca.C re oque es fun­da­men­tal que exis­ta unas ub es­pe­cia­li­za­ción en ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca. -¿En Es­pa­ña la hay? -No. El cán­cer lo ope­ran di­fe­ren­tes es­pe­cia­li­da­des, pe­ro no hay nin­gu­na for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca en ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca se­gún los ór­ga­nos a los que afec­te, que es lo desea­ble pa­ra que se al­can­cen los má­xi­mos es­tán­da­res de ca­li­dad. -¿Qué pro­yec­tos tie­ne pa­ra sol­ven­tar­lo? -He­mos for­ma­do una pla­ta­for­ma jun­to con otras so­cie­da­des eu­ro­peas que se lla­ma B re so(www.breast sur­ge on­cer­ti­fi­cat ion. com) y que con­sis­te en una cer­ti­fi­ca­ción de ci­ru­ja­nos de cán­cer de ma­ma. Con ella tra­ta­mos de que, cuan­do un es­pe­cia­lis­ta ter­mi­na su ci­ru­gía ge­ne­ral pue­da es­pe­cia­li­zar­se du­ran­te dos años en una uni­dad de cán­cer de ma­ma den­tro de Eu­ro­pa pa­ra lo­grar una for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca. -Es la pri­me­ra vez que una mu­jer pre­si­de la So­cie­dad Eu­ro­pea de Ci­ru­gía On­co­ló­gi­ca. ¿La Me­di­ci­na de al­to ni­vel si­gue sien­do un es­pa­cio mas­cu­lino? -En Me­di­ci­na el por­cen­ta­je de mu­je­res ya su­pera al de hom­bres, pe­ro­las es­pe­cia­li­dad es qui­rúr­gi­cas son pre­do­mi­nan­te­men­te mas­cu­li­nas, que aho­ra sea yo la pri­me­ra mu­jer es el re­fle­jo de nues­tra irrup­ción. Es­pe­ro que es­to po­co a po­co va­ya cam­bian­do y de­je de ser no­ti­cia. -¿Cuá­les son los im­pe­di­men­tos que se en­cuen­tra la mu­jer? -Hay va­rios. El te­ma es más com­ple­jo que el sim­ple he­cho de te­ner hi­jos, pe­ro sin du­da la ar­mo­ni­za­ción de la vi­da fa­mi­liar tie­ne mu­cho que ver. To­da­vía hay ras­gos de dis­cri­mi­na­ción en al­gu­nos ám­bi­tos, aun­que ya es al­go más anec­dó­ti­co. -El he­cho de que us­ted li­de­re una so­cie­dad cien­tí­fi­ca a ni­vel eu­ro­peo sig­ni­fi­ca que la On­co­lo­gía es­pa­ño­la tie­ne un buen re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal? -Es un re­fle­jo de que Es­pa­ña em­pie­za a es­tar bien po­si­cio­na­da y es un re­fe­ren­te en las es­pe­cia­li­da­des qui­rúr­gi­cas. Pe­ro creo que la ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca en con­cre­to de­be­ría ser más vi­si­ble en Eu­ro­pa y ac­ce­der a un ma­yor nú­me­ro de pues­tos de pe­so co­mo ejem­plo del buen ni­vel que te­ne­mos. -¿Qué de­be­mos me­jo­rar? -En Es­pa­ña nos fal­ta te­ner una sub­es­pe­cia­li­za­ción sub­es­pe­cia­li­za­ción en ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca y otra ta­rea pen­dien­te muy im­por­tan­te es que no exis­te un re­gis­tro na­cio­nal de tu­mo­res y eso es un gran pro­ble­ma por­que sin él re­sul­ta muy com­pli­ca­do ana­li­zar si lo es­tás ha­cien­do bien o mal. -Di­ri­ge el Área de Pa­to­lo­gía Ma­ma­ría de la Clí­ni­ca Uni­ver­si­dad de Na­va­rra. ¿Có­mo ha afec­ta­do la pan­de­mia? -Ha su­pues­to la pa­ra­li­za­cion del «scree­ning» del cán­cer de ma­ma y pro­vo­ca­do que mu­chas mu­je­res no acu­dan al hos­pi­tal por mie­do al vi­rus a pe­sar de no­tar un bul­to. -¿Es­pe­ran un re­pun­te de tu­mo­res? -Sí, por­que los tu­mo­res no han de­ja­do de pro­du­cir­se. La cues­tión es si ese re­tra­so en el diag­nós­ti­co es su­fi­cien­te co­mo pa­ra im­pac­tar en el re­sul­ta­do on­co­ló­gi­co. -¿En qué ha cam­bia­do el abor­da­je del cán­cer de ma­ma en los úl­ti­mos años? -Te­ne­mos un gran aba­ni­co de op­cio­nes que nos per­mi­ten afi­nar el tra­ta­mien­to pa­ra ob­te­ner la má­xi­ma efi­ca­cia on­co­ló­gi­ca pe­ro con los me­no­res efec­tos se­cun­da­rios. Es la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da.

 ?? CONNIE G. SAN­TOS ??
CONNIE G. SAN­TOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain