La Razón (Madrid) - A Tu Salud

«Nues­tro si­guien­te ob­je­ti­vo es de­mos­trar la pre­sen­cia del vi­rus a ni­vel ce­lu­lar en las au­top­sias»

- BE­LÉN TOBALINA ● Health · Medicine · Science

¿ Cuá­le­sCuá­les son las le­sio­nes más im­por­tan­tes que ha­béis de­tec­ta­do en las au­top­sias? -Ade­más de la le­sión en el pul­món, que jus­ti­fi­ca la sin­to­ma­to­lo­gía que evi­den­cian es­tos pa­cien­tes, en es­pe­cial aque­llos con evo­lu­ción com­pli­ca­da, he­mos de­tec­ta­do en es­tos es­tu­dios ne­cró­psi­cos una afec­ta­ción sis­té­mi­ca, con cam­bios que su­gie­ren la pre­sen­cia de vi­rus en múl­ti­ples ór­ga­nos, fun­da­men­tal­men­te en es­truc­tu­ras vas­cu­la­res de pe­que­ño va­so, afec­tan­do las cé­lu­las en­do­te­lia­les y jus­ti­fi­can­do la clí­ni­ca des­cri­ta tam­bién de tras­tor­nos de la coa­gu­la­ción y trom­bo­sis trom­bo­sis que acon­te­ce con la in­fec­ción.

-¿Qué ór­ga­nos han si­do los más da­ña­dos, ade­más de los pul­mo­nes?

-Los pul­mo­nes pre­sen­tan le­sio­nes im­por­tan­tes en to­dos los ca­sos es­tu­dia­dos, jus­ti­fi­ca­das fun­da­men­tal­men­te por la evo­lu­ción de los pa­cien­tes tras su pa­so por cui­da­dos in­ten­si­vos y el so­por­te res­pi­ra­to­rio apli­ca­do. De for­ma com­ple­men­ta­ria pe­ro no me­nos im­por­tan­te, la mé­du­la ósea tam­bién pre­sen­ta le­sio­nes se­ve­ras. En es­te ór­gano se ob­ser­van fe­nó­me­nos de fa­go­ci­to­sis ti­po sín­dro­me he­mo­fa­go­cí­ti­co. Es­tas le­sio­nes son la ba­se del sín­dro­me de ac­ti­va­ción de ma­cró­fa­gos, que pro­du­ce una li­be­ra­ción ma­si­va de ci­to­qui­nas, des­con­tro­la­da, y que pro­vo­ca esas le­sio­nes vas­cu­la­res en for­ma de mi­cro­trom­bos que he­mos co­men­ta­do. Es­ta reac­ción in­mu­ne no con­tro­la­da es res­pon­sa­ble de las com­pli­ca­cio­nes clí­ni­cas en es­tos pa­cien­tes. La apli­ca­ción de tra­ta­mien­to an­ti­in­fla­ma­to­rio, co­mo cor­ti­coi­des, ha de­mos­tra­do me­jo­rar la evo­lu­ción en los pa­cien­tes in­fec­ta­dos. Tam­bién los an­ti­coa­gu­lan­tes, con cier­ta efi­ca­cia, mejoran esa clí­ni­ca de mi­cro­trom­bos que se ha men­cio­na­do.

-Ade­más de la le­sión pul­mo­nar, ¿qué otras le­sio­nes ha­béis de­tec­ta­do que os ha­yan lla­ma­do la aten­ción?

-Fun­da­men­tal­men­te los ha­llaz­gos res­pon­den a los des­cri­tos pre­via­men­te. De for­ma adi­cio­nal en al­gu­nos ca­sos exis­te da­ño re­nal, con le­sio­nes glo­me­ru­la­res, y pa­to­lo­gía cu­tá­nea cau­sa­da tam­bién por el da­ño vas­cu­lar y los mi­cro­trom­bos.

-¿Cuán­tas au­top­sias ha­béis rea­li­za­do en to­tal?

-He­mos rea­li­za­do ocho es­tu­dios ne­cró­psi­cos com­ple­tos y va­rias de­ce­nas de to­ma de mues­tras post­mor­tem en ór­ga­nos dia­na. Es­tos úl­ti­mos en aque­llos pa­cien­tes en los que no se pu­do or­ga­ni­zar el es­tu­dio ne­cró­psi­co com­ple­to.

-¿Ha­béis no­ta­do al­gu­na di­fe­ren­cia de da­ños en­tre las au­top­sias de los pri­me­ros fa­lle­ci­dos y las úl­ti­mas que ha­béis he­cho?

-Los ha­llaz­gos y ob­ser­va­cio­nes son cons­tan­tes en to­dos los es­tu­dios rea­li­za­dos des­de prin­ci­pios de mar­zo. Coin­ci­den tam­bién con otras des­crip­cio­nes en la li­te­ra­tu­ra cien­tí­fi­ca de pe­que­ñas se­ries en otros paí­ses, chi­nas, eu­ro­peas y ame­ri­ca­nas fun­da­men­tal­men­te. Nues­tra des­crip­ción de las le­sio­nes en mé­du­la ósea ha si­do no­ve­do­sa y ob­je­to de una pu­bli­ca­ción acep­ta­da en «Mo­dern Pat­ho­logy» es­te mes.

-¿Ha­béis com­pa­ra­do es­tas le­sio­nes con las que cau­san el SARS o el MERS?

-No te­ne­mos ex­pe­rien­cia pro­pia con las an­te­rio­res epi­de­mias de SARS o MERS. Sin em­bar­go, los da­tos dis­po­ni­bles en la li­te­ra­tu­ra coin­ci­den con los en­con­tra­dos en la ac­tual pan­de­mia por SARSCoV-2 a ni­vel de da­ño pul­mo­nar y al­te­ra­cio­nes vas­cu­la­res.

-Cuan­to más pro­fun­di­za uno, más pre­gun­tas tie­ne. Tras es­te es­tu­dio, ¿se ha que­da­do al­gu­na pre­gun­ta en el ai­re?

-De­be­mos pro­fun­di­zar en la com­pren­sión de la in­fec­ción, de la afec­ta­ción a ni­vel ce­lu­lar y mo­le­cu­lar. Es­ta­mos en el ini­cio del ca­mino.

-En es­te sen­ti­do, ¿cuál es la si­guien­te lí­nea de in­ves­ti­ga­ción?

-Va­mos a tra­tar de de­mos­trar la pre­sen­cia del vi­rus a ni­vel ce­lu­lar. Es­ta­mos en­sa­yan­do di­ver­sas téc­ni­cas de mar­ca­je del vi­rus y de­mos­tra­ción del mis­mo en te­ji­dos pa­ra con­fir­mar su pre­sen­cia, des­de la uti­li­za­ción de son­das, an­ti­cuer­pos y mi­cros­co­pia elec­tró­ni­ca.

-¿Qué me­di­das es­pe­cia­les de pro­tec­ción te­néis pa­ra la rea­li­za­ción de es­tas au­top­sias?

-Nues­tra sa­la de au­top­sias cum­ple un ni­vel asi­mi­la­do a BSL3, que per­mi­te rea­li­zar es­te ti­po de es­tu­dios de cau­sa infecciosa con la má­xi­ma se­gu­ri­dad pa­ra los pro­fe­sio­na­les.

«Ade­más de los da­ños en los pul­mo­nes, he­mos de­tec­ta­do le­sio­nes se­ve­ras en la mé­du­la ósea»

«El da­ño pul­mo­nar y las al­te­ra­cio­nes vas­cu­la­res coin­ci­den con las le­sio­nes que cau­san el MERS y SARS»

 ?? QUI­RÓN­SA­LUD ??
QUI­RÓN­SA­LUD

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain