La Razón (Madrid) - A Tu Salud

Cán­cer de ti­roi­des, la im­por­tan­cia de un abor­da­je mul­ti­dis­ci­pli­nar pa­ra ga­nar tiem­po

El ob­je­ti­vo de es­ta Uni­dad del Ru­ber Juan Bra­vo es que en­tre el diag­nós­ti­co y la in­ter­ven­ción no trans­cu­rran más de dos se­ma­nas

- R. S. MA­DRID ● Health · Pharmaceutical Industry · Cancer · Women's Health · Medicine · Industries · Health Conditions · Madrid · World Health Organization · Juan Carlos

ElEl cán­cer de ti­roi­des se ori­gi­na en es­ta glán­du­la con for­ma de ma­ri­po­sa si­tua­da en la par­te fron­tal del cue­llo. En ella se en­cuen­tran dos ti­pos de cé­lu­las prin­ci­pa­les: las fo­li­cu­la­res, que son las en­car­ga­das de ayu­dar a re­gu­lar el me­ta­bo­lis­mo de una per­so­na, y las C o pa­ra­fo­li­cu­la­res que ayu­dan a con­tro­lar có­mo el cuer­po uti­li­za el cal­cio. Ca­da ti­po de cé­lu­la ge­ne­ra di­fe­ren­tes ti­pos de cán­cer, por lo que afec­ta tan­to a la gra­ve­dad del cán­cer co­mo al tra­ta­mien­to que ne­ce­si­ta el pa­cien­te.

Exis­te una acep­ta­ción ge­ne­ral de que es­ta pa­to­lo­gía de­be ser tra­ta­da y se­gui­da por equi­pos mul­ti­dis­ci­pli­na­res en el seno de uni­da­des es­pe­cia­li­za­das. Con el fin de aten­der de for­ma efi­caz, con ga­ran­tías y en un pla­zo de tiem­po re­du­ci­do, el com­ple­jo hos­pi­ta­la­rio Ru­ber Juan Bra­vo, en Ma­drid, ha crea­do re­cien­te­men­te una Uni­dad de al­ta re­so­lu­ción en cán­cer de ti­roi­des com­pues­ta por cua­tro es­pe­cia­lis­tas en en­do­cri­no­lo­gía y dos ci­ru­ja­nos en­do­cri­nos, con apo­yo de es­pe­cia­lis­tas en diag­nós­ti­co por la ima­gen, anato­mía pa­to­ló­gi­ca y me­di­ci­na nu­clear.

Con es­ta Uni­dad mul­ti­dis­ci­pli­nar, se con­si­gue que «no pa­sen más de dos se­ma­nas en­tre que el pa­cien­te es diag­nos­ti­ca­do y tra­ta­do de for­ma qui­rúr­gi­ca», ex­pli­ca la doc­to­ra María Cos­tés Berdonces, es­pe­cia­lis­ta en En­dro­cri­no­lo­gía de la ci­ta­da uni­dad.

Al­go esen­cial, ya que en los úl­ti­mos años la in­ci­den­cia de es­te ti­po de cán­cer, el más fre­cuen­te del sis­te­ma en­do­crino, ha au­men­ta­do. «Es lla­ma­ti­vo el au­men­to de su in­ci­den­cia en los úl­ti­mos años. Se­gún los da­tos pu­bli­ca­dos por la OMS, en el año 2018 el nú­me­ro de cán­ce­res ti­roi­deos ca­si se quin­tu­pli­có, lle­gan­do a ca­si me­dio mi­llón de ca­sos en to­do el mun­do. Aun­que no se sa­be bien la cau­sa de es­te au­men­to en la in­ci­den­cia, si que es co­no­ci­do que en gran me­di­da se de­be al au­men­to en el nú­me­ro de es­tu­dios de ima­gen, que tie­ne co­mo re­sul­ta­do la de­tec­ción de pe­que­ños tu­mo­res que de otra for­ma no se hu­bie­ran diag­nos­ti­ca­do. Ade­más de es­to pa­re­ce que hay otros fac­to­res im­pli­ca­dos co­mo las ra­dia­cio­nes io­ni­zan­tes y en me­nor me­di­da la obe­si­dad, in­su­li­no­rre­sis­ten­cia, di­ver­sos car­ci­nó­ge­nos am­bien­ta­les o el au­men­to de au­to­in­mu­ni­dad ti­roi­dea», ex­pli­ca la doc­to­ra Cortés Berdonces.

Afec­ta más a las mu­je­res, y exis­ten di­ver­sos di­ver­sos fac­to­res de ries­go. «Clá­si­ca­men­te el fac­tor de ries­go más co­no­ci­do pa­ra desa­rro­llar es­te ti­po de cán­cer era la ex­po­si­ción a ra­dia­ción en la in­fan­cia. Pos­te­rior­men­te se ha des­cu­bier­to la in­fluen­cia de otros aun­que en me­nor me­di­da que es­te pri­me­ro co­mo son la obe­si­dad, el ta­ba­co y la au­to­in­mu­ni­dad ti­roi­dea. Ade­más de to­do es­to por su­pues­to in­flu­ye de for­ma de­ter­mi­nan­te la sus­cep­ti­bi­li­dad ge­né­ti­ca de ca­da in­di­vi­duo», pre­ci­sa la doc­to­ra.

No obs­tan­te, «su agre­si­vi­dad en tér­mi­nos ge­ne­ra­les es ba­ja, con una mor­ta­li­dad de un 2-4% a más de 20 años», pun­tua­li­za el doc­tor Joaquín Gó­mez Ra­mí­rez, es­pe­cia­lis­ta en Ci­ru­gía Ge­ne­ral de la mis­ma Uni­dad mul­ti­dis­ci­pli­nar com­pues­ta tam­bién por el doc­tor Juan Car­los Me­neu Díaz, ci­ru­jano ge­ne­ral, y los en­do­cri­nó­lo­gos Es­te­ban Jó­dar Gi­meno, Ali­cia Vi­cu­ña Andrés y Ro­ber­to Do­mín­guez Fer­nán­dez.

De he­cho, «en ge­ne­ral el pro­nós­ti­co pa­ra el cán­cer de ti­roi­des es ex­ce­len­te con un tra­ta­mien­to ade­cua­do. En el cán­cer pa­pi­lar de ti­roi­des, el ti­po más fre­cuen­te, la su­per­vi­ven­cia a cin­co años es su­pe­rior al 90-95%. En otros ti­pos me­nos fre­cuen­tes es­te pro­nós­ti­co es sen­si­ble­men­te di­fe­ren­te, pe­ro siem­pre con ba­jas ci­fras de mor­ta­li­dad si se tra­ta en el seno de un equi­po en­tre­na­do y con ex­pe­rien­cia», aña­de el doc­tor Gó­mez.

En gran par­te se de­be a los im­por­tan­tes avan­ces tan­to pa­ra su diag­nós­ti­co pre­coz, co­mo son los nue­vos mé­to­dos de ima­gen mo­le­cu­lar, co­mo las he­rra­mien­tas em­plea­das pa­ra su tra­ta­mien­to qui­rúr­gi­co y que mi­ni­mi­zan las se­cue­las tras la ci­ru­gía, co­mo la neu­ro­mo­ni­to­ri­za­ción ner­vio­sa in­tra­ope­ra­to­ria o el uso de dis­po­si­ti­vos de ener­gía en qui­ró­fano. A ellas hay que su­mar las he­rra­mien­tas de se­gui­mien­to y de­tec­ción pre­coz de la re­ci­di­va, fun­da­men­tal­men­te de­ri­va­das de las téc­ni­cas de me­di­ci­na nu­clear, co­mo el ra­dio­yo­do o el PET, así co­mo el desa­rro­llo de nue­vos fár­ma­cos di­se­ña­dos pa­ra el tra­ta­mien­to de los pa­cien­tes me­tas­tá­si­cos o re­frac­ta­rios a tra­ta­mien­to con yo­do ra­diac­ti­vo.

 ?? DREAMSTIME ??
DREAMSTIME
 ?? QUI­RÓN­SA­LUD ?? Cua­tro de los seis in­te­gran­tes de la Uni­dad Mul­ti­dis­ci­pli­nar del Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio Juan Bra­vo, en Ma­drid, com­pues­ta por los doc­to­res Joaquín Gó­mez, María Cortés, Juan Car­los Me­neu, Es­te­ban Jó­dar, Ali­cia Vi­cu­ña y Ro­ber­to Do­mín­guez
QUI­RÓN­SA­LUD Cua­tro de los seis in­te­gran­tes de la Uni­dad Mul­ti­dis­ci­pli­nar del Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio Juan Bra­vo, en Ma­drid, com­pues­ta por los doc­to­res Joaquín Gó­mez, María Cortés, Juan Car­los Me­neu, Es­te­ban Jó­dar, Ali­cia Vi­cu­ña y Ro­ber­to Do­mín­guez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain