La Razón (Madrid) - A Tu Salud

Vi­go sim­pli­fi­ca el diag­nós­ti­co y el tra­ta­mien­to de la he­pa­ti­tis C

Un pro­yec­to desa­rro­lla­do des­de 2015 tra­ta a más de 570 per­so­nas en los cen­tros de aten­ción a las adic­cio­nes

- E. S. C. - MA­DRID Health · Medicine · Este · Galicia · Spain · Vigo

Fa­ci­li­tar el ac­ce­so al diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­tos pa­ra con­se­guir la eli­mi­na­ción de la he­pa­ti­tis C en Vi­go es uno de los ob­je­ti­vos del pro­yec­to «Mi­croe­li­mi­na­ción de la he­pa­ti­tis C en usua­rios de dro­gas en el área sa­ni­ta­ria de Vi­go», que se vie­ne desa­rro­llan­do en la ciu­dad ga­lle­ga des­de 2015 y que ya ha tra­ta­do a más de 570 per­so­nas.

Es­te pro­gra­ma sur­gió de la ne­ce­si­dad de cam­biar y acer­car la aten­ción sa­ni­ta­ria a las per­so­nas con he­pa­ti­tis C (VHC) de po­bla­cio­nes con al­ta pre­va­len­cia. Du­ran­te los años 80 Ga­li­cia fue una de las prin­ci­pa­les vías de en­tra­da de la dro­ga, y mu­chos jó­ve­nes, sin in­for­ma­ción ni co­no­ci­mien­to al res­pec­to, se hi­cie­ron adic­tos, cau­san­do una enor­me tra­ge­dia so­cial, ya que mu­chas fa­mi­lias per­die­ron a sus hi­jos por las se­cue­las, el VIH o las he­pa­ti­tis, y su­pu­so un gra­ve pro­ble­ma de Sa­lud Pú­bli­ca.

Con los años, los es­pe­cia­lis­tas del área de Vi­go se die­ron cuen­ta de que ha­bía un al­to por­cen­ta­je de pa­cien­tes diag­nos­ti­ca­dos pe­ro no tra­ta­dos, mu­chos de ellos per­te­ne­cien­tes a po­bla­cio­nes con una al­ta pre­va­len­cia, pro­ba­ble­men­te por el lar­go re­co­rri­do y pro­ce­di­mien­to de de­ri­va­ción que ha­bía en­tre la uni­dad asis­ten­cial y el mé­di­co de pri­ma­ria, lo que ha­cía que mu­chos se «per­die­ran» por el ca­mino.

«La pre­va­len­cia de an­ti­cuer­pos de la he­pa­ti­tis C en Es­pa­ña, se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad en po­bla­ción que acu­de a los cen­tros de aten­ción pri­ma­ria, se es­ti­ma en un 0,85% y de in­fec­ción ac­ti­va en un 0,22%. Al com­pa­rar­los con la pre­va­len­cia de an­ti­cuer­pos del 55% en­tre los usua­rios de dro­gas que va a los Cen­tros de Tra­ta­mien­tos de Adic­cio­nes (CTAs) de Vi­go, un 71% de ellos con in­fec­ción ac­ti­va por VHC, fue uno de los mo­ti­vos que nos lle­va­ron a ele­gir es­tos dis­po­si­ti­vos asis­ten­cia­les pa­ra rea­li­zar nues­tro pro­yec­to de mi­croe­li­mi­na­ción de he­pa­ti­tis C», ex­pli­ca Luis Mo­rano, de la Uni­dad de Pa­to­lo­gía

In­fec­cio­sa del Hos­pi­tal Álvaro Cun­quei­ro de Vi­go.

El pro­yec­to con­sis­te en sim­pli­fi­car los dos pa­sos esen­cia­les pa­ra con­se­guir la eli­mi­na­ción del VHC: la de­tec­ción y el tra­ta­mien­to. En los úl­ti­mos años, el cir­cui­to asis­ten­cial clá­si­co de la in­fec­ción se ha sin­te­ti­za­do con el diag­nós­ti­co en un so­lo pa­so y el uso de nue­vas mo­da­li­da­des de de­ter­mi­na­ción de an­ti­cuer­pos em­plean­do las prue­bas se­ro­ló­gi­cas rá­pi­das en san­gre ca­pi­lar o sa­li­va. Además, ac­tual­men­te se pue­de de­ter­mi­nar la vi­re­mia en san­gre se­ca en los cen­tros hos­pi­ta­la­rios o di­rec­ta­men­te en otros dis­po­si­ti­vos am­bu­la­to­rios en los que se atien­de me­dian­te los de­no­mi­na­dos «point of ca­re».

«Nues­tro pro­yec­to lle­va el pro­ce­so de diag­nós­ti­co al CTA me­dian­te la uti­li­za­ción de mues­tras de san­gre ca­pi­lar y tar­je­tas con san­gre se­ca ex­traí­da en el cen­tro, la va­lo­ra­ción de la fi­bro­sis he­pá­ti­ca (cuan­do es po­si­ble) me­dian­te ín­di­ces sé­ri­cos no in­va­si­vos o Fi­bros­can, evi­tan­do así los en­go­rro­sos cir­cui­tos hos­pi­ta­la­rios. Al­go que di­fí­cil­men­te cum­pli­men­tan los pa­cien­tes de es­tos cen­tros que, en un ele­va­do por­cen­ta­je, per­te­ne­cen a po­bla­ción vul­ne­ra­ble y en si­tua­ción de ex­clu­sión so­cial. Pe­ro no ter­mi­na en el pro­ce­so de diag­nós­ti­co, va más allá, fa­ci­li­tan­do a aque­llos con in­di­ca­ción de tra­ta­mien­to los an­ti­vi­ra­les en los pro­pios CTAs, usan­do la te­ra­pia di­rec­ta­men­te ob­ser­va­da que se rea­li­za jun­to con la ad­mi­nis­tra­ción de las te­ra­pias sus­ti­tu­ti­vas de opiá­ceos que re­ci­ben la ma­yo­ría de es­tos pa­cien­tes», aña­de Mo­rano.

Es­ta his­to­ria se re­co­ge en el do­cu­men­tal «Lo que de­jó la ma­rea» y sir­ve co­mo pues­ta de lar­go del pro­yec­to «G-Sto­ries, ideas lle­nas de vi­da», de Gi­lead, con el fin de dar a co­no­cer pro­yec­tos de éxi­to que han ayu­da­do a sol­ven­tar re­tos sa­ni­ta­rios co­mo el de la VHC y que pue­dan ser adop­ta­das en otros si­tios.

 ?? GI­LEAD ?? La his­to­ria de es­te pro­yec­to se re­co­ge en el do­cu­men­tal «Lo que de­jó la ma­rea»
GI­LEAD La his­to­ria de es­te pro­yec­to se re­co­ge en el do­cu­men­tal «Lo que de­jó la ma­rea»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain