La Razón (Madrid) - A Tu Salud

El em­ba­ra­zo no au­men­ta tan­to el gas­to ener­gé­ti­co

Es­to se de­be a los cam­bios que se pro­du­cen en los te­ji­dos cor­po­ra­les du­ran­te el úl­ti­mo tri­mes­tre de ges­ta­ción

- B. T. Health · Women's Health · Science · Este · Ricardo Rodriguez

El em­ba­ra­zo es­tá aso­cia­do a im­por­tan­tes cam­bios fi­sio­ló­gi­cos que sue­len in­cre­men­tar los re­que­ri­mien­tos ener­gé­ti­cos. Sin em­bar­go, exis­te una gran va­ria­bi­li­dad in­di­vi­dual en los me­ca­nis­mos fi­sio­ló­gi­cos que ha­cen fren­te a las ele­va­das de­man­das ener­gé­ti­cas du­ran­te la re­pro­duc­ción hu­ma­na. Un es­tu­dio re­cien­te, pu­bli­ca­do en la re­vis­ta cien­tí­fi­ca «Ame­ri­can Jour­nal of Hu­man Bio­logy», de­mues­tra que, pe­se a lo que se pen­sa­ba da­das las cla­ras di­fe­ren­cias de pe­so y te­ji­dos cor­po­ra­les, su gas­to ener­gé­ti­co es si­mi­lar, se­gún una no­ta de pren­sa pu­bli­ca­da el pa­sa­do mar­tes por el Cen­tro Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­ción so­bre la Evo­lu­ción Hu­ma­na (Ce­nieh).

Se tra­ta de una in­ves­ti­ga­ción desa­rro­lla­da por los gru­pos de Pa­leo­fi­sio­lo­gía y Eco­lo­gía y Pa­leoe­co­lo­gía de Ma­mí­fe­ros del ci­ta­do cen­tro, li­de­ra­dos por Ana Ma­teos y Je­sús Ro­drí­guez, con la colaboraci­ón del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio de Bur­gos.

Pa­ra lle­var­la a ca­bo, el equi­po de in­ves­ti­ga­do­res di­se­ñó un es­tu­dio ex­pe­ri­men­tal en el que se com­pa­ra­ba el gas­to ener­gé­ti­co, la com­po­si­ción cor­po­ral y el pe­so de las mu­je­res en el úl­ti­mo tri­mes­tre de ges­ta­ción, así co­mo el de las no em­ba­ra­za­das. En las prue­bas, desa­rro­lla­das en el La­bo­ra­to­rio de BioE­ner­gía y Aná­li­sis de Mo­vi­mien­to del Ce­nieh, han par­ti­ci­pa­do un to­tal de 77 vo­lun­ta­rias.

El prin­ci­pal re­sul­ta­do de es­te es­tu­dio mues­tra que los cam­bios en la com­po­si­ción cor­po­ral du­ran­te el úl­ti­mo tri­mes­tre de ges­ta­ción po­drían ayu­dar a que una em­ba­ra­za­da gas­te me­nos ener­gía que otras mu­je­res, no em­ba­ra­za­das, pe­se a te­ner en el mis­mo pe­so cor­po­ral.

«Las mu­je­res ges­tan­tes tie­nen ma­yo­res por­cen­ta­jes de ma­sa gra­sa, que se con­si­de­ra me­ta­bó­li­ca­men­te pa­si­va, por tan­to, con­su­me me­nos ener­gía, y me­no­res por­cen­ta­jes de otros te­ji­dos mu­cho más ac­ti­vos, co­mo el mus­cu­lar. Así, es pro­ba­ble que el em­ba­ra­zo no sea tan cos­to­so cos­to­so co­mo se ha­bía pro­pues­to has­ta aho­ra», ex­pli­ca Ola­lla Pra­do Nóvoa, coau­to­ra de es­te es­tu­dio.

Los hu­ma­nos han lo­gra­do re­pro­du­cir­se con éxi­to y so­bre­vi­vir en las más va­ria­das con­di­cio­nes am­bien­ta­les y cir­cuns­tan­cias so­cia­les y eco­nó­mi­cas. «Con­tar con una pro­por­ción mayor de te­ji­do adi­po­so, en com­pa­ra­ción con otros pri­ma­tes, nos ha per­mi­ti­do ha­cer fren­te a de­man­das ener­gé­ti­cas de pro­ce­sos fi­sio­ló­gi­cos cos­to­sos: ci­clo mens­trual, ges­ta­ción y lac­tan­cia, en el ca­so de las mu­je­res, du­ran­te los mo­men­tos de es­ca­sez de re­cur­sos, y po­der ase­gu­rar el éxi­to re­pro­duc­ti­vo de la es­pe­cie du­ran­te nues­tra evo­lu­ción», afir­ma Ana Ma­teos.

Es­te es­tu­dio se ha rea­li­za­do en colaboraci­ón con el De­par­ta­men­to de Obs­te­tri­cia del Ser­vi­cio de Gi­ne­co­lo­gía y Obs­te­tri­cia del HUBU. «He­mos con­ta­do, ade­más, con la ines­ti­ma­ble ayu­da de las ma­tro­nas del Sacyl pa­ra el re­clu­ta­mien­to y la in­for­ma­ción ofre­ci­da a las mu­je­res par­ti­ci­pan­tes. Por ello, he­mos de­di­ca­do es­te tra­ba­jo, desa­rro­lla­do en 2020, a to­dos los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios», con­clu­ye Ana Ma­teos.

«El te­ji­do adi­po­so es su­pe­rior en se­res hu­ma­nos que en otros pri­ma­tes», ex­pli­ca Ana Ma­teos

 ?? DREAMSTIME ?? Las ges­tan­tes gas­tan si­mi­lar can­ti­dad de ener­gía o me­nos que las mu­je­res no em­ba­ra­za­das con el mis­mo pe­so cor­po­ral
DREAMSTIME Las ges­tan­tes gas­tan si­mi­lar can­ti­dad de ener­gía o me­nos que las mu­je­res no em­ba­ra­za­das con el mis­mo pe­so cor­po­ral

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain