La Razón (Madrid) - A Tu Salud

Los de­fec­tos del semáforo nu­tri­cio­nal

El acei­te de oli­va no se­rá ca­ta­lo­ga­do ba­jo el sis­te­ma Nutriscore tras cla­si­fi­car­lo co­mo po­co sa­lu­da­ble, lo que evi­den­cia las «ta­ras» pen­dien­tes de es­te mé­to­do

- RA­QUEL BONILLA MA­DRID Food · Health · Lifestyle · Healthy Food · Healthy Living · Michelangelo · European Union · Ministry of Consumer Affairs

Es­tá pre­vis­to que el semáforo nu­tri­cio­nal de­no­mi­na­do Nutriscore –que de­ter­mi­na si un pro­duc­to es más o me­nos sa­lu­da­ble de una ma­ne­ra muy vi­sual a tra­vés de co­lo­res en la eti­que­ta– sea una reali­dad a me­dia­dos de es­te 2021 en los su­per­mer­ca­dos es­pa­ño­les, pe­ro lo cier­to es que to­da­vía que­dan mu­chos fle­cos pen­dien­tes. Prue­ba de ello es que es­ta mis­ma se­ma­na el Mi­nis­te­rio de Con­su­mo ha con­fir­ma­do que el acei­te de oli­va, jo­ya de la co­ro­na de la die­ta es­pa­ño­la, es­ta­rá exen­to de es­te sis­te­ma, da­do que la cla­si­fi­ca­ción grá­fi­ca le ha­cía un fla­co fa­vor al ca­ta­lo­gar­lo co­mo «C», es de­cir, co­mo ali­men­to «no muy sa­lu­da­ble», con una pun­tua­ción de tres so­bre cin­co.

«Es­tá bien que es­te error que ha­bía co­me­ti­do Con­su­mo se sub­sa­ne, pe­ro lo ideal no es ex­cluir al acei­te de oli­va del mé­to­do Nutriscore, sino po­ner­le una A, es de­cir, la me­jor ca­li­fi­ca­ción, pues hay evi­den­cia cien­tí­fi­ca in­su­pe­ra­ble que de­mues­tra los be­ne­fi­cios de es­te ali­men­to so­bre la sa­lud y su ca­pa­ci­dad pa­ra re­du­cir la mor­ta­li­dad, tal y co­mo con­fir­mó el es­tu­dio Pre­di­med », ase­gu­ra Mi­guel Án­gel Mar­tí­nez-Gon­zá­lez, ca­te­drá­ti­co de Sa­lud Pú­bli­ca de la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra y coor­di­na­dor del es­tu­dio Pre­di­med. Sin em­bar­go, tal y co­mo ad­vier­ten des­de la Or­ga­ni­za­ción de Con­su­mi­do­res y Usua­rios (OCU), «no hay que ol­vi­dar que al ser una gra­sa apor­ta mu­chas ca­lo­rías por gra­mo y tam­po­co ten­dría sen­ti­do que tu­vie­ra una bue­ní­si­ma va­lo­ra­ción, pues no con­vie­ne ex­ce­der­se, co­mo no hay que abu­sar de la gra­sa en ge­ne­ral en la die­ta».

ME­JO­RAS POR HA­CER

En lo que sí exis­te un con­sen­so ge­ne­ra­li­za­do es acer­ca de la ne­ce­si­dad de me­jo­rar el sis­te­ma de eti­que­ta­do nu­tri­cio­nal en nues­tro país, aun­que la nue­va pro­pues­ta tie­ne fi­su­ras que jue­gan en su con­tra. «Nutriscore es un gran pa­so ade­lan­te en nues­tro país, pe­ro dis­ta de ser la he­rra­mien­ta per­fec­ta», re­co­no­ce Mar­tí­nez-Gon­zá­lez. ¿Por qué? En­tre otras cues­tio­nes, por­que «re­sul­ta fun­da­men­tal que los sis­te­mas de cálcu­lo se adap­ten a la die­ta me­di­te­rrá­nea que ca­rac­te­ri­za a nues­tro país, pues si no se ha­ce esa ade­cua­ción co­rre­mos el ries­go de que cier­tos pro­duc­tos que son sa­lu­da­bles pu­die­ran ser pe­na­li­za­dos por el sis­te­ma, co­mo se ha vis­to con el acei­te de oli­va o con el ja­món», pun­tua­li­za Jo­sé Ma­ría Fe­rrer, je­fe del De­par­ta­men­to de De­re­cho Ali­men­ta­rio de Ai­nia. Y eso es pre­ci­sa­men­te lo que tam­bién de­fien­de Mar­tí­nez-Gon­zá­lez, Mar­tí­nez-Gon­zá­lez, quien re­cuer­da que es­ta he­rra­mien­ta tam­po­co es rea­lis­ta con los frutos se­cos, «que han de­mos­tra­do re­sul­tar muy sa­lu­da­bles en los es­tu­dios cien­tí­fi­cos». En es­ta lí­nea, des­de OCU de­fien­den Nutriscore «co­mo un eti­que­ta­do útil a la ho­ra de ele­gir la me­jor op­ción des­de el pun­to de vis­ta nu­tri­cio­nal. Aho­ra bien, tie­ne sen­ti­do so­lo en ali­men­tos con re­ce­ta, pro­ce­sa­dos, es de­cir, don­de hay va­rios in­gre­dien­tes, co­mo ga­lle­tas, ce­rea­les pla­tos pre­pa­ra­dos, pos­tres... No es tan útil en aque­llos de un úni­co in­gre­dien­te, co­mo pue­de ser el acei­te de oli­va, el azú­car, la miel, los hue­vos… don­de to­dos son prác­ti­ca­men­te igua­les in­de­pen­dien­te­men­te de la mar­ca».

Ade­más, Fe­rrer po­ne el acen­to en otro error de par­ti­da: «El he­cho de que sea al­go vo­lun­ta­rio. Con­si­de­ro que pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca de los ope­ra­do­res y una ade­cua­da apli­ca­ción del sis­te­ma es ne­ce­sa­rio con­tem­plar su obli­ga­to­rie­dad y ar­mo­ni­za­ción en la Unión Eu­ro­pea. Ade­más, de es­ta for­ma se ali­nea­ría con los ob­je­ti­vos de la es­tra­te­gia de la gran­ja a la me­sa».

RE­DU­CIR LA MOR­TA­LI­DAD

Más allá de esas grie­tas, Nutriscore cuen­ta con ven­ta­jas, pues «el plan­tea­mien­to del sis­te­ma sí pue­de ser útil pa­ra que el con­su­mi­dor to­me de­ci­sio­nes ali­men­ta­rias más sa­lu­da­bles», ar­gu­men­ta Fe­rrer. De he­cho, «es evi­den­te que se en­tien­de mu­cho me­jor que el eti­que­ta­do ac­tual, lleno de ter­mi­no­lo­gía com­ple­ja», de­fien­de Mar­tí­ne­zGon­zá­lez, quien des­ta­ca que «he­mos com­pro­ba­do cien­tí­fi­ca­men­te que cuan­do se op­ta por pro­duc­tos con las me­jo­res pun­tua­cio­nes de Nutriscore se re­du­ce la mor­ta­li­dad to­tal, es de­cir, cuan­tos más ul­tra­pro­ce­sa­dos cla­si­fi­ca­dos con la le­tra D o E se con­su­men, au­men­ta el ries­go de muer­te pre­ma­tu­ra por to­das las cau­sas has­ta un 82%». Con esa evi­den­cia de­trás, los ex­per­tos coin­ci­den en acon­se­jar al con­su­mi­dor res­trin­gir esos pro­duc­tos mar­ca­dos de co­lor ro­jo. «Lo me­jor es op­tar por ali­men­tos que no ne­ce­si­tan semáforo: un to­ma­te, un be­su­go, un ja­món... Esos son los más sa­lu­da­bles», con­clu­ye Mar­tí­nez-Gon­zá­lez.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain