La Razón (Madrid) - A Tu Salud

De­tec­tan ano­ma­lías ocu­la­res que pue­den de­ri­var en ce­gue­ra

In­ves­ti­ga­do­res fran­ce­ses ha­llan nó­du­los en la par­te pos­te­rior del glo­bo ocu­lar po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos

- RAQUEL BONILLA MA­DRID Health · Medicine · Science · Complutense University of Madrid · Madrid · University of Navarra

Con el pa­so de los me­ses, el SARSCoV-2 ha de­mos­tra­do ser mu­cho más que un sim­ple vi­rus res­pi­ra­to­rio, ya que la Co­vid-19 es ca­paz de de­jar hue­lla en gran par­te del or­ga­nis­mo de las per­so­nas que la pa­de­cen. Y tam­bién en la vi­sión, ya que un es­tu­dio pu­bli­ca­do es­ta se­ma­na en la re­vis­ta cien­tí­fi­ca «Ra­dio­logy» ha con­fir­ma­do que los exá­me­nes con imá­ge­nes por re­so­nan­cia mag­né­ti­ca han de­tec­ta­do ano­ma­lías sig­ni­fi­ca­ti­vas en los ojos de al­gu­nas per­so­nas con Co­vid-19 gra­ve.

Los re­sul­ta­dos de es­ta in­ves­ti­ga­ción apo­yan la ne­ce­si­dad de rea­li­zar un exa­men ocu­lar pa­ra pro­por­cio­nar el tra­ta­mien­to y el ma­ne­jo ade­cua­dos de las ma­ni­fes­ta­cio­nes of­tal­mo­ló­gi­cas po­ten­cial­men­te gra­ves de la Co­vid-19. «Es­te es­tu­dio re­sul­ta muy in­tere­san­te in­tere­san­te por­que po­ne de ma­ni­fies­to la ne­ce­si­dad de re­vi­sar la vi­sión des­pués de pa­sar la in­fec­ción por el co­ro­na­vi­rus, in­clu­so en aque­llas per­so­nas que su­fren la en­fer­me­dad de for­ma me­nos se­ve­ra, pues es­tán apa­re­cien­do pa­cien­tes postcovid con trom­bos que tam­bién pue­den afec­tar a la vis­ta», ase­gu­ra Ce­lia Sán­chez-Ra­mos, pro­fe­so­ra e in­ves­ti­ga­do­ra es­pe­cia­li­za­da en vi­sión de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid. Y es­ta idea tam­bién la mar­ca Al­fre­do Gar­cía La­ya­na, di­rec­tor de Of­tal­mo­lo­gía de la Clí­ni­ca Uni­ver­si­dad de Na­va­rra, quien con­fir­ma que «la Co­vid-19 se aso­cia con fe­nó­me­nos trom­boem­bó­li­cos en dis­tin­tas par­tes del cuer­po, y el ojo no es una ex­cep­ción. Hay ca­sos de in­far­tos de re­ti­na y de ner­vio óp­ti­co que pue­den pro­vo­car una pér­di­da pro­fun­da de la vi­sión, aun­que afor­tu­na­da­men­te es­tos ca­sos son in­fre­cuen­tes».

La re­la­ción en­tre el co­ro­na­vi­rus y la vis­ta no es nue­va, ya que el SARS-CoV-2 se ha re­la­cio­na­do con ano­ma­lías ocu­la­res co­mo la con­jun­ti­vi­tis y la re­ti­no­pa­tía, una en­fer­me­dad de la re­ti­na que pue­de pro­vo­car la pér­di­da de vi­sión. De he­cho, se han no­ti­fi­ca­do ano­ma­lías ocu­la­res vi­si­bles en exá­me­nes de re­so­nan­cia mag­né­ti­ca, pe­ro la in­ves­ti­ga­ción so­bre la na­tu­ra­le­za y la fre­cuen­cia de es­tas ano­ma­lías re­sul­ta li­mi­ta­da, de ahí que la So­cie­dad Fran­ce­sa de Neu­ro­rra­dio­lo­gía (SFNR) ini­cia­ra es­te re­cien­te es­tu­dio con 129 pa­cien­tes Co­vid-19 gra­ves que se so­me­tie­ron a una re­so­nan­cia mag­né­ti­ca ce­re­bral. Se­gún con­fir­ma el es­tu­dio pu­bli­ca­do, es­tas prue­bas mos­tra­ron uno o más nó­du­los en la par­te pos­te­rior, o po­lo pos­te­rior, del glo­bo ocu­lar y ocho de los nue­ve pa­cien­tes con es­ta ano­ma­lía ha­bían pa­sa­do un tiem­po en la UCI.

Sin em­bar­go, «aun­que son da­tos in­tere­san­tes, re­sul­tan muy po­co cla­ri­fi­ca­do­res, fun­da­men­tal­men­te por­que no dan una ex­pli­ca­ción de qué sig­ni­fi­can es­tos nó­du­los, y por­que no pa­re­cen co­rre­la­cio­nar­se con un pro­ble­ma ocu­lar que se pu­die­se de­tec­tar en la ex­plo­ra­ción of­tal­mo­ló­gi­ca», advierte Gar­cía La­ya­na.

Lo que sí pa­re­ce evi­den­te es que la Co­vid-19 de­ja se­cue­las en la vi­sión. De he­cho, tal y co­mo re­cuer­da Gar­cía La­ya­na, «el gru­po de la Clí­ni­ca Uni­ver­si­dad de Na­va­rra, in­te­gra­do por of­tal­mó­lo­gos, neu­mó­lo­gos e internista­s, fue uno de los pri­me­ros en el mun­do en des­cri­bir lo que de­no­mi­na­mos mi­cro­an­gio­pa­tía re­ti­nia­na por Co­vid-19. Apa­re­ce en un 20% de los pa­cien­tes que han pa­sa­do una neu­mo­nía bi­la­te­ral por Co­vid-19. Afor­tu­na­da­men­te, no se aso­cia con una dis­mi­nu­ción de la vi­sión, ni con otros sín­to­mas, pe­ro por nues­tros es­tu­dios, pa­re­ce que que­da co­mo se­cue­la una le­ve al­te­ra­ción de la mi­cro­cir­cu­la­ción re­ti­nia­na y de las fi­bras ner­vio­sas del ojo. Qui­zás no ten­ga una im­por­tan­cia re­le­van­te en cuan­to a la vi­sión, pe­ro el ojo es una ven­ta­na por la que po­de­mos ver di­rec­ta­men­te es­truc­tu­ras co­mo va­sos y fi­bras ner­vio­sas, que es­tán pre­sen­tes por to­do nues­tro cuer­po. Y es­to nos re­cuer­da que la Co­vid-19 gra­ve de­ja se­cue­las en va­sos y te­ji­do ner­vio­so, pe­se a que en es­te mo­men­to pue­den ser asin­to­má­ti­cos».

CON­SE­CUEN­CIAS DE LA UCI

Si es­tá de­mos­tra­do que la en­fer­me­dad de la Co­vid-19 de­ja se­cue­las en los pa­cien­tes, el ries­go au­men­ta más si ca­be cuan­do hay que pa­sar días en la UCI, ya que un es­tu­dio pu­bli­ca­do en «JAMA» a fi­na­les de 2020 ad­vir­tió de que si el pa­cien­te ha es­ta­do en po­si­ción de pro­nar du­ran­te un lar­go pe­rio­do de tiem­po co­rre el ries­go de su­frir da­ños ocu­la­res lle­gan­do in­clu­so a la pér­di­da de vi­sión. En es­te sen­ti­do, el ex­per­to de la Clí­ni­ca Uni­ver­si­dad de Na­va­rra ase­gu­ra que «la pro­na­ción y la ven­ti­la­ción asis­ti­da pro­vo­can en el ojo un au­men­to de pre­sión ve­no­sa cen­tral si­mi­lar a la que su­ce­de al es­tor­nu­dar, de­no­mi­na­da ma­nio­bra de Val­sal­va. Hay ca­sos des­cri­tos de al­te­ra­cio­nes re­ti­nia­nas aso­cia­das a es­te ti­po de ma­nio­bras, ha­bi­tual­men­te de ti­po he­mo­rrá­gi­cas. Pe­ro afor­tu­na­da­men­te son muy ra­ras y sue­len re­cu­pe­rar­se sa­tis­fac­to­ria­men­te, in­clu­so sin tra­ta­mien­to».

El es­tu­dio del fon­do de ojo ayuda a pre­ve­nir pro­ble­mas vi­sua­les

 ?? DREAMSTIME ??
DREAMSTIME

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain