La Razón (Madrid) - A Tu Salud

“Que­re­mos me­jo­rar la vi­da de los pa­cien­tes a tra­vés de la cien­cia”

- EN­TRE­VIS­TA CAR­LOS HO­YO DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE GALAPAGOS EN ES­PA­ÑA Health · Pharmaceutical Industry · Medicine · Industries · Belgium · Europe · Americas · America · Paris · Spain · Una · Spanish National Health System · Asia · Mechelen

¿Cuá­les son los orí­ge­nes de Galapagos?

Galapagos fue fun­da­da en 1999 en Bél­gi­ca co­mo una joint ven­tu­re en­tre las com­pa­ñías Cru­cell (an­te­rior­men­te In­troGe­ne) y Ti­bo­tec. Des­de en­ton­ces, la em­pre­sa ha se­gui­do cre­cien­do, a tra­vés de la ad­qui­si­ción de com­pa­ñías co­mo ProS­ke­lia, has­ta lle­gar a ser la bio­tec­no­ló­gi­ca glo­bal e in­no­va­do­ra que es ac­tual­men­te. Des­pués de 20 años cen­tra­dos en I+D, he­mos da­do el pa­so ha­cia la co­mer­cia­li­za­ción de nues­tros tra­ta­mien­tos, trans­for­mán­do­nos así en una com­pa­ñía in­te­gral.

¿Cuál es la es­truc­tu­ra de la em­pre­sa?

So­mos una com­pa­ñía bio­tec­no­ló­gi­ca glo­bal for­ma­da por más de 1.000 em­plea­dos re­par­ti­dos en 10 paí­ses de Eu­ro­pa, Amé­ri­ca y Asia. La se­de cen­tral es­tá en Ma­li­nas (Bél­gi­ca) y con­ta­mos con tres plan­tas de I+D, dos de ellas en Bél­gi­ca y otra en Pa­rís. Y es que, des­de nues­tros orí­ge­nes, to­do nues­tro es­fuer­zo ha gi­ra­do en torno a la I+D. Hoy en día, un 80% de nues­tros com­pa­ñe­ros es­tán de­di­ca­dos a es­te ám­bi­to: es de­cir, unas 800 per­so­nas tra­ba­jan día a día pa­ra des­cu­brir y desa­rro­llar nue­vas op­cio­nes te­ra­péu­ti­cas. Esa es la ba­se de to­do lo que ha­ce­mos.

En cuan­to a Es­pa­ña, des­em­bar­ca­mos aquí a prin­ci­pios de 2020, fru­to de la ex­pan­sión e in­ter­na­cio­na­li­za­ción de la com­pa­ñía. So­mos ca­si 30 em­plea­dos –aun­que pre­ve­mos más in­cor­po­ra­cio­nes es­te año– y for­ma­mos un equi­po muy va­ria­do pe­ro con al­go en co­mún: la pa­sión por la cien­cia y la ilu­sión por apor­tar va­lor a los pa­cien­tes.

¿Qué ti­po de fár­ma­cos ofre­cen al mercado?

Se tra­ta de tra­ta­mien­tos in­no­va­do­res en­fo­ca­dos es­pe­cial­men­te en las áreas de in­fla­ma­ción y fi­bro­sis. Des­de nues­tros orí­ge­nes he­mos tra­ba­ja­do día a día con un ob­je­ti­vo cla­ro: ir más allá en el desa­rro­llo de me­di­ca­men­tos y ofre­cer so­lu­cio­nes te­ra­péu­ti­cas en aque­llas pa­to­lo­gías con ne­ce­si­da­des mé­di­cas no cu­bier­tas co­mo la ar­tri­tis reuma­toi­de, la co­li­tis ul­ce­ro­sa o la fi­bro­sis pul­mo­nar idio­pá­ti­ca.

¿Có­mo ha afron­ta­do la em­pre­sa es­ta pan­de­mia?

No hay du­da de que lle­ga­mos a Es­pa­ña en un con­tex­to atí­pi­co y complicado, mar­ca­do por la CO­VID19. Ha si­do un año du­ro pa­ra to­dos, pe­ro a pe­sar de to­das las di­fi­cul­ta­des, la va­lo­ra­ción que ha­ce­mos en el te­rreno pro­fe­sio­nal es po­si­ti­va. En enero em­pe­za­mos dos per­so­nas en Galapagos y ac­tual­men­te ya so­mos ca­si 30 per­so­nas en el equi­po y se­gui­re­mos cre­cien­do es­te año. Por otro la­do, la pan­de­mia nos ha he­cho bus­car nue­vas ma­ne­ras de tra­ba­jar y co­mu­ni­car­nos, ya que ape­nas he­mos po­di­do coin­ci­dir fí­si­ca­men­te. De he­cho, la ma­yo­ría de las reunio­nes se han he­cho de for­ma on­li­ne y mu­chos com­pa­ñe­ros se han in­cor­po­ra­do a la com­pa­ñía te­le­má­ti­ca­men­te.

En de­fi­ni­ti­va, he­mos tra­ta­do de ser po­si­ti­vos y adap­tar­nos a es­ta si­tua­ción. La pan­de­mia es­tá sien­do un re­to pa­ra to­dos y, aho­ra más que nun­ca, de­be­mos apos­tar por la cie­ne­se cia y la in­no­va­ción. Con es­ta pre­mi­sa, he­mos se­gui­do tra­ba­jan­do sin des­can­so pa­ra po­der ofre­cer tra­ta­mien­to a esos otros pa­cien­tes que tam­bién tie­nen ne­ce­si­da­des mé­di­cas no cu­bier­tas, co­mo las per­so­nas con ar­tri­tis reuma­toi­de.

¿Qué ele­men­tos di­fe­ren­cian a la fir­ma de sus com­pe­ti­do­res?

Lo que nos ha­ce di­fe­ren­tes es nues­tra for­ma de in­ves­ti­gar. Des­de ha­ce más de 20 años tra­ba­ja­mos pa­ra desa­rro­llar me­di­ca­men­tos con nue­vos me­ca­nis­mos de ac­ción, fár­ma­cos que se di­ri­jan a la raíz de las en­fer­me­da­des pa­ra res­pon­der de for­ma más efec­ti­va a ne­ce­si­da­des mé­di­cas no cu­bier­tas. Pa­ra ello, con­ta­mos con nues­tra in­no­va­do­ra Pla­ta­for­ma de Des­cu­bri­mien­to de Dia­nas Te­ra­péu­ti­cas, pun­to di­fe­ren­cial de nues­tra com­pa­ñía. Gra­cias a pro­gra­ma, ba­sa­do en la in­ves­ti­ga­ción con cé­lu­las hu­ma­nas, po­de­mos des­cu­brir aque­llas pro­teí­nas que jue­gan un pa­pel cla­ve en el desa­rro­llo de es­tas en­fer­me­da­des. Una vez iden­ti­fi­ca­das, tra­ba­ja­mos pa­ra desa­rro­llar pe­que­ñas mo­lé­cu­las que po­ten­cial­men­te ra­len­ti­cen o su­pri­man las pro­teí­nas ‘dia­na’, con el ob­je­ti­vo de abor­dar di­rec­ta­men­te la cau­sa de la en­fer­me­dad y no só­lo sus sín­to­mas.

Es­to no siem­pre es así: otras com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas tra­ba­jan di­rec­ta­men­te en un best in class (dia­nas te­ra­péu­ti­cas que ya han si­do va­li­da­das en la fa­se clí­ni­ca) y con­ti­núan la in­ves­ti­ga­ción ya rea­li­za­da en es­te ti­po de pro­gra­mas, in­ten­tan­do me­jo­rar el trabajo pre­vio. En Galapagos el en­fo­que es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te, pues­to que nues­tro ob­je­ti­vo ha si­do siem­pre ir un pa­so más allá y ser pio­ne­ros a la ho­ra de bus­car nue­vas dia­nas te­ra­péu­ti­cas.

¿Es po­si­ble se­guir in­no­van­do en un sec­tor co­mo es­te?

Des­de lue­go, en cien­cia siem­pre es po­si­ble. La in­no­va­ción es la ba­se de nues­tro trabajo y sin ella no po­dría­mos ir más allá. Es cier­to que nos mo­ve­mos en un sec­tor com­ple­jo, don­de se ne­ce­si­tan mu­cho es­fuer­zo, años de trabajo y per­se­ve­ran­cia, ya que en el te­rreno de la in­ves­ti­ga­ción y la bio­tec­no­lo­gía siem­pre hay más fra­ca­sos que éxi­tos, pe­ro en Galapagos nos gus­ta de­fi­nir­nos co­mo op­ti­mis­tas na­tos. Nos arries­ga­mos, nos adap­ta­mos a los cam­bios y se­gui­mos avan­zan­do sin mie­do al fra­ca­so. Esa es la ac­ti­tud que nos per­mi­te se­guir es­for­zán­do­nos por los pa­cien­tes y lle­gar más le­jos en la bús­que­da de so­lu­cio­nes te­ra­péu­ti­cas.

¿Cuál es el fo­co de la in­ves­ti­ga­ción de Galapagos?

Nues­tro fo­co son los pa­cien­tes: que­re­mos me­jo­rar sus vi­das a tra­vés de la cien­cia. Pa­ra ello, nues­tro pri­mer ob­je­ti­vo siem­pre ha si­do co­no­cer y abor­dar las ne­ce­si­da­des mé­di­cas no cu­bier­tas has­ta aho­ra pa­ra lle­gar a la raíz de las en­fer­me­da­des. Siem­pre nos he­mos di­fe­ren­cia­do por nues­tra ma­ne­ra de en­ten­der la in­ves­ti­ga­ción ya que in­cor­po­ra­mos la vi­sión de los pa­cien­tes al desa­rro­llo clí­ni­co de nues­tros tra­ta­mien­tos des­de las pri­me­ras fa­ses del pro­ce­so. So­lo así, en­ten­dien­do lo que es real­men­te im­por­tan­te pa­ra ellos, po­de­mos ser pio­ne­ros y apor­tar va­lor en sus vi­das.

To­do es­te trabajo pre­vio nos guía a la ho­ra de bus­car nue­vas dia­nas te­ra­péu­ti­cas me­dian­te nues­tra Pla­ta­for­ma de Des­cu­bri­mien­to, la pie­dra an­gu­lar de nues­tra ac­ti­vi­dad en I+D.

¿Cuá­les son los re­tos de fu­tu­ro de la com­pa­ñía?

Nues­tro ob­je­ti­vo prin­ci­pal es po­ner a dis­po­si­ción de los pa­cien­tes es­pa­ño­les y de los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios tra­ta­mien­tos in­no­va­do­res en pa­to­lo­gías en las que si­gue exis­tien­do una ne­ce­si­dad mé­di­ca no cu­bier­ta, co­mo la ar­tri­tis reuma­toi­de, la co­li­tis ul­ce­ro­sa o la fi­bro­sis pul­mo­nar idio­pá­ti­ca. Al mis­mo tiem­po, que­re­mos apor­tar va­lor al Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud, a tra­vés de nues­tro trabajo y re­for­zan­do nues­tra apues­ta por la in­ves­ti­ga­ción. En es­te sen­ti­do, nues­tra Pla­ta­for­ma de Des­cu­bri­mien­to de Dia­nas Te­ra­péu­ti­cas es la pa­lan­ca que nos per­mi­ti­rá se­guir des­cu­brien­do nue­vas mo­lé­cu­las que com­ple­ta­rán nues­tro pi­pe­li­ne en los pró­xi­mos años.

Con 20 años de re­co­rri­do y más de 1.000 em­plea­dos en to­do el mun­do, Galapagos ini­ció su an­da­du­ra en Es­pa­ña el pa­sa­do mes de mar­zo. Al fren­te de la di­rec­ción ge­ne­ral de la fi­lial del gru­po bel­ga se en­cuen­tra Car­los Ho­yo, con quien ana­li­za­mos la fi­lo­so­fía de la com­pa­ñía.

“Des­de ha­ce más de 20 años tra­ba­ja­mos pa­ra desa­rro­llar me­di­ca­men­tos con nue­vos me­ca­nis­mos de ac­ción, fár­ma­cos que se di­ri­jan a la raíz de las en­fer­me­da­des pa­ra res­pon­der de for­ma más efec­ti­va a ne­ce­si­da­des mé­di­cas no cu­bier­tas”

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain