La fá­bri­ca del nue­vo ma­pa de Ru­sia

ABC (1ª Edición) - - ENFOQUE -

Ha­cer coin­ci­dir las pre­si­den­cia­les ru­sas con el aniver­sa­rio de la ane­xión de Cri­mea fue una de las ju­ga­das maes­tras de Vla­dí­mir Pu­tin, de­di­ca­do desde ha­ce años a ex­plo­tar el fi­lón del na­cio­na­lis­mo con sus con­mo­ve­do­res can­tos a la Ma­dre Ru­sia y su po­lí­ti­ca im­pe­rial. De es­pal­das a la cri­sis di­plo­má­ti­ca que lo en­fren­ta al Reino Uni­do, cues­tión me­nor que con cier­to des­dén ha de­ja­do en ma­nos de su mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, el pre­si­den­te ru­so se des­pla­zó ayer a la pe­nín­su­la ucra­nia­na pa­ra ha­cer­se una fo­to de cam­pa­ña en las obras del puen­te –die­ci­nue­ve ki­ló­me­tros de lon­gi­tud, el ma­yor de Eu­ro­pa– que uni­rá por tie­rra el te­rri­to­rio ru­so con Cri­mea. La co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal si­gue sin re­co­no­cer el re­fe­rén­dum que el 16 de mar­zo de 2014 uti­li­zó el Krem­lin pa­ra arre­ba­tar Cri­mea a Ucra­nia e in­cor­po­rar­la a sus do­mi­nios, un de­ta­lle sin ape­nas im­por­tan­cia pa­ra Pu­tin, más preo­cu­pa­do de que con­clu­ya la fa­raó­ni­ca obra del es­tre­cho de Kerch que de las con­se­cuen­cias de su es­tra­te­gia de vo­lar to­dos los puen­tes con Oc­ci­den­te. Las elec­cio­nes son es­te do­min­go, pe­ro su cam­pa­ña em­pe­zó ha­ce ya mu­cho tiem­po.

AFP

Vla­dí­mir Pu­tin po­sa en el puen­te del es­tre­cho de Kerch con el equi­po que di­ri­ge las obras de la in­fra­es­truc­tu­ra que uni­rá Ru­sia con Cri­mea

EFE

Pa­no­rá­mi­ca del nue­vo puen­te, que con die­ci­nue­ve ki­ló­me­tros de lon­gi­tud será el más lar­go de Eu­ro­pa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.