Vol­ver

ABC (1ª Edición) - - ENFOQUE -

Po­cos asesinatos co­mo el del agen­te An­to­nio Ce­di­llo ilus­tran la bru­ta­li­dad con que ope­ró ETA du­ran­te dé­ca­das. Mal­he­ri­do, An­to­nio Ce­di­llo so­bre­vi­vió a una em­bos­ca­da te­rro­ris­ta con­tra dos co­ches en los que via­ja­ban cin­co agen­tes del Cuer­po Na­cio­nal de Po­li­cía, dos de los cua­les mu­rie­ron en el ac­to y otro fa­lle­ció al ser tras­la­da­do al hos­pi­tal. A Ce­di­llo lo en­con­tró un ve­cino, que lo subió a su fur­go­ne­ta pa­ra tras­la­dar­lo al hos­pi­tal, pe­ro los eta­rras lo lo­ca­li­za­ron, hi­cie­ron pa­rar el vehícu­lo, arro­ja­ron al po­li­cía a la cu­ne­ta y allí lo re­ma­ta­ron. Aque­llo ocu­rrió el 14 de sep­tiem­bre de 1982. Ayer, la viu­da, el hi­jo y la her­ma­na del agen­te Ce­di­llo vol­vie­ron a Ren­te­ría, ciu­dad que no ha­bían pi­sa­do des­de que, ha­ce ya más de tres dé­ca­das, aban­do­na­ron un País Vas­co don­de el odio pe­sa­ba más que la pro­pia vi­da hu­ma­na. Con ellos lle­va­ron un oli­vo cen­te­na­rio, des­de ayer plan­ta­do en la tie­rra que tu­vie­ron que de­jar atrás, huér­fa­nos de ca­si to­do.

In­clu­so el al­cal­de de la lo­ca­li­dad gui­puz­coa­na, de Bil­du, hi­zo el pa­ri­pé de la re­con­ci­lia­ción y la equi­dis­tan­cia en un ac­to re­ple­to de sim­bo­lis­mo. «No se tra­ta de pa­sar pá­gi­na, por­que no se pue­de, sino de es­cri­bir una nueva, ren­glón a ren­glón, re­cons­tru­yen­do la con­vi­ven­cia, re­gan­do la paz», di­jo Jo­sé Mi­guel Ce­di­llo, que en sep­tiem­bre de 1982, cuan­do ETA ma­tó y re­ma­tó a su pa­dre, te­nía so­lo tres años. Su de­seo aho­ra es que su pa­dre «sal­ga del lis­ta­do anó­ni­mo de las víc­ti­mas del ho­rror y de la vio­len­cia pa­ra pa­sar al lis­ta­do, tam­bién anó­ni­mo, de quie­nes han ayu­da­do a cons­truir la paz».

A la iz­quier­da, Jo­sé Mi­guel Ce­di­llo y su ma­dre con­tem­plan a Ma­ría Ce­di­llo, her­ma­na del agen­te de Po­li­cía ase­si­na­do por ETA, ayer jun­to al oli­vo que plan­ta­ron en Ren­te­ría en su me­mo­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.