Almagro no des­car­ta «una in­ter­ven­ción mi­li­tar en Venezuela»

El se­cre­ta­rio de la OEA via­jó a Cú­cu­ta pa­ra cons­ta­tar el éxo­do ma­si­vo de ve­ne­zo­la­nos

ABC (1ª Edición) - - INTERNACIONAL - GA­BRIE­LA PONTE MADRID

«¡Ayú­de­nos! Mi es­po­sa y yo so­mos pro­fe­sio­na­les y el suel­do no nos al­can­za pa­ra co­mer… Qué in­ter­ven­gan los ame­ri­ca­nos», le di­jo un ve­ne­zo­lano en Cú­cu­ta al se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la OEA, Luis Almagro, de ro­di­llas y con lá­gri­mas co­rrien­do por su ca­ra. El emo­ti­vo epi­so­dio en­tre el hom­bre que re­sul­tó ser un do­cen­te y Almagro ter­mi­nó con un abra­zo y la pro­me­sa de que las co­sas cam­bia­rán.

Con­mo­vi­do por las sú­pli­cas, el lí­der de la OEA des­de la ciu­dad fron­te­ri­za de Co­lom­bia afir­mó con­tun­den­te­men­te que «no se pue­de des­car­tar una in­ter­ven­ción mi­li­tar con­tra el Go­bierno del pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro pa­ra po­ner fin al su­fri­mien­to del pue­blo ve­ne­zo­lano».

Almagro pre­ci­só que no des­car­ta que en pri­mer lu­gar se ago­ten las ac­cio­nes di­plo­má­ti­cas an­tes de pen­sar en al­gu­na in­ter­ven­ción ex­tran­je­ra. Y reconoce que el ré­gi­men ve­ne­zo­lano es­tá «per­pe­tran­do crí­me­nes de esa hu­ma­ni­dad y vio­la­ción de los de­re­chos hu­ma­nos».

El éxo­do ma­si­vo de los ve­ne­zo­la­nos no tie­ne pa­ran­gón en la his­to­ria con­tem­po­rá­nea de Amé­ri­ca La­ti­na. Se­gún Na­cio­nes Uni­das, más de 2,3 mi­llo­nes de per­so­nas se han vis­to for­za­dos a de­jar el país des­de el 2014, a cau­sa del ham­bre, la mi­se­ria, y lo más de­li­ca­do, la es­ca­sez de co­mi­da y me­di­ci­nas. Los es­tu­dios rea­li­za­dos por las uni­ver­si­da­des na­cio­na­les re­ve­lan que cua­tro de ca­da cin­co ho­ga­res ve­ne­zo­la­nos (82%) es­tán en si­tua­ción de po­bre­za ex­tre­ma.

«Nun­ca he­mos vis­to un Go­bierno tan in­mo­ral en el mun­do que no acep­te ayu­da hu­ma­ni­ta­ria cuan­do es­tá en me­dio de una cri­sis», cri­ti­có Luis Almagro, que via­jó con su co­mi­ti­va y el di­rec­tor Hu­man Right Watch a la fron­te­ra co­lom­bo-ve­ne­zo­la­na pa­ra rea­li­zar un in­for­me so­bre me­ca­nis­mos de coope­ra­ción en­tre los paí­ses re­cep­to­res de in­mi­gran­tes. En los pró­xi­mos días, el di­rec­tor de la OEA vi­si­ta­rá las fronteras de Perú, Ecua­dor y Bra­sil pa­ra ex­plo­rar la po­si­bi­li­dad de con­ce­der una se­rie de ayu­das eco­nó­mi­cas.

En su cor­ta es­ta­día en Cú­cu­ta, Luis Almagro apro­ve­chó pa­ra re­unir­se con la fis­cal ge­ne­ral en el exi­lio, Lui­sa Ortega Díaz, pa­ra sos­te­ner una con­ver­sa­ción so­bre «las ac­cio­nes con­jun­tas

Za­pa­te­ro El ex­pre­si­den­te acha­ca la cri­sis mi­gra­to­ria a las san­cio­nes im­pues­tas por Es­ta­dos Uni­dos

pa­ra la re­cu­pe­ra­ción de las li­ber­ta­des y de­mo­cra­cia en Venezuela que con­duz­can a la sa­li­da de­fi­ni­ti­va de la ti­ra­nía», pu­bli­có Díaz en Twit­ter.

De­nun­cia an­te la ONU

Ho­ras des­pués, el Go­bierno de Venezuela anun­ció que de­nun­cia­rá an­te Na­cio­nes Uni­das y «otras ins­tan­cias in­ter­na­cio­na­les» a Ni­co­lás Almagro por «pro­mo­ver la in­ter­ven­ción mi­li­tar pa­ra de­rro­car a Ma­du­ro.

En un fo­ro so­bre de­mo­cra­cia en la ciu­dad de Sao Pau­lo, el ex­pre­si­den­te del Go­bierno, Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, acha­có el éxo­do ve­ne­zo­lano a las san­cio­nes im­pues­tas por Es­ta­dos Uni­dos, ya que ese ti­po de me­di­das «pro­du­cen un blo­queo fi­nan­cie­ro» que, en úl­ti­ma ins­tan­cia, «no lo pa­ga el Go­bierno, sino los ciu­da­da­nos». Za­pa­te­ro via­ja­rá a Venezuela en los pró­xi­mos días pa­ra pro­pi­ciar un nue­vo diá­lo­go, un in­ten­to que no ha si­do fruc­tí­fe­ro du­ran­te es­tos tres úl­ti­mos años y que so­lo le dan oxí­geno al Go­bierno de Ma­du­ro.

EFE

Luis Almagro sa­lu­da a los ve­ne­zo­la­nos en la fron­te­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.