«Sán­chez com­pa­re­ce­rá por su te­sis, ya sea por su vo­lun­tad o for­za­do»

Ig­na­cio Co­si­dó Por­ta­voz del PP en el Se­na­do

ABC (1ª Edición) - - ESPAÑA - IT­ZIAR REYERO MA­DRID

In­sis­te en que si el pre­si­den­te no acu­de al Se­na­do ac­ti­va­rán una co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción, an­te la que no com­pa­re­cer «tie­ne con­se­cuen­cias pe­na­les»

El PP aler­ta de la «ten­den­cia ha­cia el au­to­ri­ta­ris­mo» de un pre­si­den­te del Go­bierno que re­ga­tea el con­trol del Se­na­do y se nie­ga a com­pa­re­cer por las sos­pe­chas de pla­gio en su te­sis doc­to­ral. Los po­pu­la­res re­gis­tra­ron el jue­ves la pe­ti­ción de abrir una co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción pa­ra obli­gar a Pe­dro Sán­chez a ex­pli­car su tra­ba­jo. «Ven­drá, ya sea por pro­pia vo­lun­tad o for­za­do», ase­gu­ra el por­ta­voz del gru­po ma­yo­ri­ta­rio que es­ta se­ma­na exi­gi­rá al Go­bierno la apli­ca­ción de otro 155 en Ca­ta­lu­ña. Co­si­dó cree que fue un «acier­to» de Ra­joy ac­ti­var el me­ca­nis­mo de in­ter­ven­ción an­te el se­pa­ra­tis­mo, pe­ro fue un «error» ha­cer­lo tan tar­de. «El Es­ta­do no pue­de ir a re­mol­que del se­pa­ra­tis­mo», avi­sa. —¿Pue­de el Se­na­do obli­gar al pre­si­den­te del Go­bierno a com­pa­re­cer? —Es­pa­ña es una de­mo­cra­cia par­la­men­ta­ria. Es una obli­ga­ción cons­ti­tu­cio­nal del pre­si­den­te del Go­bierno so­me­ter­se al con­trol de las Cá­ma­ras y te­ne­mos ins­tru­men­tos su­fi­cien­tes pa­ra ha­cer que ven­ga, ya sea por pro­pia vo­lun­tad o for­za­do. Pe­ro con se­gu­ri­dad, él va a com­pa­re­cer. —¿Qué ins­tru­men­tos? —De­sa­ten­der una pe­ti­ción de com­pa­re­cen­cia del Se­na­do for­ma­li­za­do a tra­vés de un es­cri­to por el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra es una fal­ta de res­pe­to y un error po­lí­ti­co de primer or­den. —De­sa­ca­to, se­gún di­jo us­ted. —En re­bel­día, le de­cla­ró la Mesa del Se­na­do. Pe­ro no com­pa­re­cer an­te una co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción tie­ne con­se­cuen­cias pe­na­les. El día 23, o el pre­si­den­te del Go­bierno com­pa­re­ce an­te la Cá­ma­ra o ese mis­mo Pleno da­rá for­ma­li­dad a esa co­mi­sión. —Sán­chez di­ce que traer la te­sis al Par­la­men­to es de­va­luar la de­mo­cra­cia. ¿Qué ocul­ta? —Nos re­afir­ma en la ne­ce­si­dad de que com­pa­rez­ca y acla­re mu­chos pun­tos os­cu­ros so­bre su te­sis. El pla­gio o frau­de en te­sis doc­to­ral ha cos­ta­do la ca­rre­ra a mu­chos po­lí­ti­cos eu­ro­peos. Si se de­mues­tra frau­de es gra­ve. No es un te­ma pri­va­do, da ac­ce­so a una ti­tu­la­ción pú­bli­ca. Exis­te la sen­sa­ción en­tre mu­chos es­pa­ño­les de que ocul­ta al­go. —El Se­na­do es en esen­cia una Cá­ma­ra de re­pre­sen­ta­ción te­rri­to­rial. ¿No se des­vir­túa? —El Se­na­do es una Cá­ma­ra de re­pre­sen­ta­ción te­rri­to­rial y de se­gun­da lec­tu­ra. Pe­ro en las com­pe­ten­cias que la Cons­ti­tu­ción da a las Cor­tes el Se­na­do tie­ne la mis­ma ca­pa­ci­dad de con­trol al Go­bierno que el Con­gre­so, ex­cep­to en una cues­tión, que el Con­gre­so tie­ne po­si­bi­li­dad de mo­ción de cen­su­ra. El res­to de ins­tru­men­tos de con­trol, es­tán en un plano de igual­dad. Es una cues­tión de ca­li­dad de­mo­crá­ti­ca que el Go­bierno res­pe­te el sis­te­ma bi­ca­me­ral. —¿De ver­dad cree que Ra­joy hu­bie­ra activado hoy otro 155 en Ca­ta­lu­ña? —Lo que sa­be­mos es que ac­ti­vó el 155 y fue una bue­na de­ci­sión. Las ra­zo­nes por las que se ac­ti­vó el 155 con el Go­bierno de Puig­de­mont si­guen vi­gen­tes con To­rra por­que per­sis­te en su de­sa­ca­to a la Cons­ti­tu­ción y su rup­tu­ra con el res­to de Es­pa­ña. La pró­xi­ma se­ma­na pe­di­re­mos for­mal­men­te en una mo­ción que se ac­ti­ve ese 155. —Pe­ro an­tes de la mo­ción de cen­su­ra Ra­joy avi­sa­ba de que ha­bía que es­pe­rar a he­chos, no a pa­la­bras de To­rra. ¿Qué ha cam­bia­do pa­ra que el PP lo exi­ja de ma­ne­ra tan ta­jan­te? —Te­ne­mos que apren­der de las ex­pe­rien­cias. La apli­ca­ción del 155 fue un acier­to. Es un error que va­ya­mos siem­pre por de­trás de los acon­te­ci­mien­tos y de­je­mos la ini­cia­ti­va a los in­de­pen­den­tis­tas. Es bueno que se uti­li­cen los me­ca­nis­mos cons­ti­tu­cio­na­les pa­ra evi­tar otra pro­cla­ma­ción de la re­pú­bli­ca. —Le tra­duz­co, ¿fue un error es­pe­rar? —(Son­ríe) Yo pre­fie­ro de­cir que hay que apren­der de las ex­pe­rien­cias, más que de erro­res. Pe­ro el Es­ta­do de De­re­cho no pue­de ir a re­mol­que. —¿Ve a Sán­chez ca­paz de lle­gar a 2020? ¿Qué le pue­de ha­cer caer? —Es un go­bierno agó­ni­co. Si se pro­lon­ga en el tiem­po ha­rá mu­cho da­ño a Es­pa­ña por­que se apo­ya en quie­nes quie­ren rom­per­la. —Ha ce­rra­do un acuer­do de Pre­su­pues­tos con Igle­sias. ¿El PP en el Se­na­do ra­len­ti­za­rá su tra­mi­ta­ción? —Ese acuer­do con Po­de­mos no ga­ran­ti­za su apro­ba­ción. Pe­ro es muy pe­li­gro­so dejar la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca del Go­bierno en un par­ti­do ra­di­cal de ins­pi­ra­ción bo­li­va­ria­na. Nos lle­van a otra vía de cri­sis. El PP tie­ne tres lí­neas ro­jas: no que­re­mos más im­pues­tos, un gas­to pú­bli­co des­con­tro­la­do ni au­men­to de la deu­da. —¿Qué ha cam­bia­do del PP de Ra­joy al PP de Casado? —Hay un cam­bio ge­ne­ra­cio­nal en el li­de­raz­go, aho­ra es­ta­mos en la opo­si­ción, hay una re­cu­pe­ra­ción de la ilu­sión y de al­gu­nas se­ñas de iden­ti­dad que en el ejer­ci­cio del po­der que­dan más des­fi­gu­ra­das y que ha­bía que re­cu­pe­rar pa­ra re­co­nec­tar con una par­te del elec­to­ra­do. —¿Fal­tó se­llo ideo­ló­gi­co? —Pues mi­re, aho­ra la po­si­ción del par­ti­do con la fa­mi­lia y la vida es más ní­ti­da. Tam­bién hay una res­pues­ta más con­tun­den­te an­te el desafío de Ca­ta­lu­ña y la uni­dad de Es­pa­ña. Y hay más am­bi­ción en la pro­pues­ta fis­cal de Casado. —¿Le pa­re­ce bue­na no­ti­cia el re­gre­so de Az­nar? —El pro­yec­to de Casado se sien­te muy or­gu­llo­so de to­da la vida po­lí­ti­ca del PP, con erro­res pe­ro con un ba­lan­ce muy po­si­ti­vo, des­de Fra­ga, a Az­nar o Ra­joy. Re­cu­pe­rar ese or­gu­llo de per­te­nen­cia al PP en to­da su tra­yec­to­ria his­tó­ri­ca es otra se­ña de Casado. —Dí­ga­me al­go bueno de San­ti Abas­cal. —Le di­ré que es amigo. Y no sé… —¿No ve na­da bueno en Vox? —Frac­cio­nar el es­pa­cio de cen­tro-de­re­cha nos de­bi­li­ta. Mi prin­ci­pal crí­ti­ca es que mu­chos han con­vi­vi­do en el PP y de­be­mos te­ner una es­tra­te­gia de su­mar, no de di­vi­dir.

El fu­tu­ro de Sán­chez «El pla­gio o frau­de en te­sis doc­to­ral ha cos­ta­do la ca­rre­ra a mu­chos po­lí­ti­cos eu­ro­peos. Si se de­mues­tra, es gra­ve»

El nue­vo PP «Aho­ra la po­si­ción so­bre la fa­mi­lia y la vida es más ní­ti­da. Hay una res­pues­ta más con­tun­den­te an­te el desafío de Ca­ta­lu­ña. Y hay más am­bi­ción en la pro­pues­ta fis­cal»

ISA­BEL PERMUY

Ig­na­cio Co­si­dó po­sa pa­ra ABC en la bi­blio­te­ca del Se­na­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.