EL DO­LOR DE PA­BLO VI

La ca­no­ni­za­ción de es­te Pa­pa in­com­pren­di­do es tam­bién la del Con­ci­lio Vaticano II

ABC (1ª Edición) - - SOCIEDAD - JO­SÉ FRAN­CIS­CO SE­RRANO OCEJA

La ca­no­ni­za­ción del Pa­pa Pa­blo VI hoy en Ro­ma se con­ver­ti­rá tam­bién en una ac­ción de gra­cias por los mag­ní­fi­cos pa­pas que la Igle­sia católica ha te­ni­do a lo lar­go del pa­sa­do y del ac­tual si­glo. No es­tá mal, por cier­to, que la Igle­sia mues­tre mo­ti­vos de ale­gría en­tre tan­ta ne­bu­lo­sa. Es par­ti­cu­lar­men­te in­jus­to que ha­ya quie­nes, en es­tos días, pa­ra en­sal­zar al hoy ya «san Pa­blo VI» se de­di­quen a con­tra­po­ner­lo con san Juan Pa­blo II, co­mo si cada uno, al ele­gir un Pa­pa san­to, se vie­ra obli­ga­do a des­pres­ti­giar al otro. La ca­no­ni­za­ción de Pa­blo VI tras­cien­de con mu­cho el re­co­no­ci­mien­to de la santidad per­so­nal de un pa­pa in­com­pren­di­do. Es tam­bién la ca­no­ni­za­ción de to­do lo que el Con­ci­lio Vaticano II su­pu­so pa­ra la Igle­sia y la so­cie­dad, co­mo ha es­cri­to re­cien­te­men­te uno de sus gran­des es­tu­dio­sos, el his­to­ria­dor Vi­cen­te Cár­cel Or­tí.

Qui­zá en Es­pa­ña aún no nos ha­ya­mos des­pe­ga­do de la ima­gen del «Mon­ti­ni an­ti­es­pa­ñol» o de un Pa­pa du­bi­ta­ti­vo que tu­vo que ca­pear no po­cos tem­po­ra­les doc­tri­na­les, dis­ci­pli­na­res y mo­ra­les. Fla­co fa­vor le ha­cen a Pa­blo VI quie­nes so­lo re­cuer­dan una eta­pa o un per­fil de su ri­ca per­so­na­li­dad.

Pa­blo VI go­ber­nó a la Igle­sia des­de el do­lor, tal y co­mo lo de­mos­tró el his­to­ria­dor con­tem­po­rá­neo de los pa­pas Ma­riano Fa­zio. Con de­ma­sia­da fre­cuen­cia ol­vi­da­mos que Pa­blo VI lo mis­mo fue un re­for­ma­dor de la Igle­sia, que apos­tó por la con­ti­nui­dad del Vaticano II, o im­plan­tó el Sí­no­do de los obis­pos, que se re­ser­vó en el Con­ci­lio las cues­tio­nes de­ba­ti­das del ce­li­ba­to sa­cer­do­tal y el con­trol de na­ta­li­dad, so­bre las que es­cri­bió con cla­ri­dad más ade­lan­te. Lo mis­mo alen­tó el pro­gre­so doc­tri­nal y pas­to­ral que nos de­jó su im­pre­sio­nan­te «Cre­do del Pue­blo de Dios». El car­de­nal Fernando Se­bas­tián, no ha­ce mu­cho, es­cri­bió en un li­bro so­bre Pa­blo VI y la re­no­va­ción con­ci­liar en Es­pa­ña que «la ver­dad y la jus­ti­cia re­cla­man que un día, no so­lo la Igle­sia, sino las mis­mas ins­ti­tu­cio­nes so­cia­les y po­lí­ti­cas re­co­noz­can la deu­da de gra­ti­tud que los es­pa­ño­les te­ne­mos con es­te gran Pa­pa, tan gran­de co­mo hu­mil­de, tan cla­ri­vi­den­te co­mo sen­ci­llo».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.