FRIGOPIE

«Mu­je­res del (h)ampa» es di­ver­ti­da, bu­rra y con mu­je­res co­rrien­tes en si­tua­cio­nes ex­tra­or­di­na­rias

ABC (1ª Edición) - - GENTESTILO & TV - RO­SA BELMONTE

To­ni Acosta es la Ree­se Wit­hers­poon de «Mu­je­res del (h)ampa». Por su im­pli­ca­ción en el pro­yec­to. Al me­nos por la in­tro­duc­ción de Car­los del Hoyo en Man­da­ri­na, que le en­car­gó una co­me­dia. Pe­ro no, «Mu­je­res del (h)ampa» no se pa­re­ce a «Black little lies». Aun­que al­guien des­pre­cia­ble mue­ra por causas no na­tu­ra­les. La se­rie que anoche es­tre­nó Te­le­cin­co tie­ne mu­cho más de «Mu­je­res», de Du­nia Aya­so y Fé­lix Sa­bro­so. Y otro tan­to de «La co­mu­ni­dad», de Álex de la Igle­sia. Es di­ver­ti­da, bu­rra y con gen­te co­rrien­te. Co­mo «La que se ave­ci­na», a la que sus­ti­tu­ye (ma­rro­na­zo).

Y cla­ro que pue­de re­cor­dar a «Mu­je­res de­ses­pe­ra­das» (las nues­tras se­rían mu­je­res so­bre­pa­sa­das). Y cla­ro que el mo­men­to en que el per­so­na­je de To­ni Acosta se mas­tur­ba vien­do a Da­vid Can­te­ro re­cuer­da a Phoe­be Wa­ller-Brid­ge ha­cién­do­lo con Oba­ma. Pe­ro de eso se tra­ta, in­clu­so en los ob­je­tos de de­seo «Mu­je­res del (h)ampa» es muy es­pa­ño­la. La crea­ción de Car­los del Hoyo y Abril Za­mo­ra pre­sen­ta a mu­je­res nor­ma­les que se ven en una si­tua­ción ex­tra­or­di­na­ria. Unas mu­je­res vul­ga­res y ocu­pa­dí­si­mas que lla­man a sus hi­jas chinas Ma­ri Carmen, hue­len le­jía (¿hue­len le­jía?), tie­nen pla­tos de Du­ra­lex y en­tre la con­ci­lia­ción fa­mi­liar de­ben in­cluir des­ha­cer­se de un ca­dá­ver.

La ni­ña ma­la se co­me un Frigopie mien­tras hace mal­da­des. Su ma­dre, in­ter­pre­ta­da por Am­pa­ro Fer­nán­dez, es tan des­agra­da­ble aquí co­mo en «Aca­cias 38», don­de hace de Su­sa­na.

May­te (To­ni Acosta) tie­ne el peor tra­ba­jo. Ven­de un ro­bot lla­ma­do Tur­boThun­der 3000 que tie­ne mu­cho que ver con la tra­ma. Tam­bién tie­ne los peo­res hi­jos. Una ado­les­cen­te in­so­por­ta­ble y un ni­ño tan ce­po­rro co­mo abu­són. Mal­tra­ta a un tal Ro­ber­to Mo­ra­to. «¿Al ma­ri­qui­ta?», pre­gun­ta May­te al pro­fe­sor. «Si nun­ca ha vis­to ho­mo­fo­bia en ca­sa. Si su tío ha he­cho pa­ti­na­je ar­tís­ti­co». Can­de­la Pe­ña se ha he­cho la due­ña de «Hie­rro» y To­ni Acosta se ha he­cho la due­ña de «Mu­je­res del (h)ampa». El peor tra­ba­jo, los peo­res hi­jos, el me­jor pa­pel. Y no es que las otras no es­tén es­tu­pen­das, pe­ro ella lo es­tá más. Ah, el ni­ño aco­sa­do se lla­ma­ba Ro­ber­to Ma­ro­to, pe­ro Te­le­cin­co pre­fi­rió cam­biar el ape­lli­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.