La cruz

ABC - Alfa y Omega Madrid - - La foto - Mai­te B. Pérez

Pro­du­ce do­lor la cruz. No avi­sa. Llega cuan­do llega. Pe­ro presta aten­ción: no llega so­la. Lo ha­ce acom­pa­ña­da. Sos­te­nien­do es­tá el Pa­dre. A los pies, en si­len­cio, la ma­dre. Tal vez te pre­gun­tes: ¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Por qué aho­ra?. Si lo ha­ces, no lo ha­gas mi­ran­do a la cruz, abrá­za­te a ella. Igual no en­cuen­tras la res­pues­ta que bus­cas y es­pe­ras. Pe­ro, se­gu­ro, no te fal­ta­rá por par­te del Pa­dre, de la ma­dre: su ca­ri­ño, su cer­ca­nía, su con­sue­lo, su abra­zo, su com­pren­sión, su ter­nu­ra, su amor.

AFP Photo / Spen­cer Platt

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.