La ver­dad, sin pa­ños ca­lien­tes

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Opinión -

Muy cons­cien­te de que la fal­ta de una res­pues­ta ade­cua­da a los ca­sos de abu­sos se­xua­les aña­de su­fri­mien­to a las víc­ti­mas y eclip­sa el anun­cio del Evan­ge­lio, el Pa­pa si­gue dan­do ejem­plo a la Igle­sia so­bre có­mo hay que afron­tar es­tas do­lo­ro­sas si­tua­cio­nes. No bas­ta con la pre­ven­ción. Tam­bién es ne­ce­sa­rio afron­tar la ver­dad, sin pa­ños ca­lien­tes, y re­sar­cir en la la me­di­da de lo po­si­ble a quie­nes han pa­de­ci­do es­ta la­cra, tam­bién con in­dem­ni­za­cio­nes eco­nó­mi­cas, co­mo el en­via­do del Pa­pa a Chi­le ha anun­cia­do que se ha­rá en ese país. A las pri­me­ras des­ti­tu­cio­nes de obis­pos por el ca­so Ba­rros, si­guió el pa­sa­do sá­ba­do el jui­cio en el Tri­bu­nal del Vaticano (en la fo­to), que ha con­de­na­do a un ex­con­se­je­ro en la nun­cia­tu­ra de Wa­shing­ton a cin­co años de prisión por po­se­sión e in­ter­cam­bio de por­no­gra­fía in­fan­til. A ello se aña­de la sus­pen­sión de to­do mi­nis­te­rio público al car­de­nal Theo­do­re McCa­rrick, ar­zo­bis­po emé­ri­to de Wa­shing­ton, por an­ti­guas de­nun­cias de abu­sos. Y no es es­ta la úni­ca me­di­da con­tun­den­te que ha to­ma­do Fran­cis­co en los úl­ti­mos días con­tra un car­de­nal. So­lo dos días des­pués, el 22 de ju­nio, sus­ti­tu­yó al car­de­nal in­dio Geor­ge Alen­cherry, acu­sa­do de co­rrup­ción y mal­ver­sa­ción de fon­dos, co­mo má­xi­mo lí­der de la Igle­sia ca­tó­li­ca si­ro-ma­la­bar. Na­die –es el cla­ro men­sa­je que lan­za el Pa­pa– es­tá exen­to de ren­dir cuen­tas en la Igle­sia.

CNS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.