La uni­dad de los cris­tia­nos no es una uto­pía

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Editoriales -

La vi­si­ta del Pa­pa a Gi­ne­bra pa­ra ce­le­brar el 70 aniver­sa­rio del Con­se­jo Mun­dial de las Igle­sias (del que for­man par­te de­no­mi­na­cio­nes con cer­ca de 600 mi­llo­nes de cris­tia­nos or­to­do­xos, an­gli­ca­nos o hi­jos de la Re­for­ma) se su­ma a una lar­ga lis­ta ya de ges­tos im­pen­sa­bles an­tes del Con­ci­lio Vaticano II. Al mar­gen de los avan­ces que se van pro­du­cien­do en el plano teo­ló­gi­co, es muy im­por­tan­te que ese horizonte de una uni­dad ple­na se va­ya vi­sua­li­zan­do no co­mo ideal utó­pi­co, sino co­mo una me­ta rea­lis­ta que da cum­pli­mien­to a la pe­ti­ción de Je­sús en la Úl­ti­ma Ce­na. Fran­cis­co in­sis­te mu­cho en la im­por­tan­cia del ecu­me­nis­mo en lo con­cre­to, tra­ba­jan­do jun­tos en te­mas co­mo la de­fen­sa de la dig­ni­dad de la per­so­na o el cui­da­do de la Crea­ción. Sin ol­vi­dar el «ecu­me­nis­mo de la san­gre», el tes­ti­mo­nio de mar­ti­rio que dan jun­tos mu­chos cris­tia­nos in­de­pen­dien­te­men­te de su de­no­mi­na­ción. Pe­ro en Gi­ne­bra el Obis­po de Roma ha pe­di­do ir un pa­so más allá: evan­ge­li­zar jun­tos. Lo cual obli­ga tam­bién a pro­fun­di­zar en las pro­pias raí­ces, «en Je­sús», en quien, co­mo di­jo el Pa­pa, «los mu­ros de se­pa­ra­ción ya han si­do de­rri­ba­dos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.