Obis­pos que es­cu­chen a los fie­les

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Opinión -

El Papa ha re­no­va­do a tra­vés de la pu­bli­ca­ción de la constitución apos­tó­li­ca Epis­co­pa­lis com­mu­nio la es­truc­tu­ra y or­ga­ni­za­ción del Sí­no­do de obis­pos, un or­ga­nis­mo crea­do en 1965 por el Papa Pa­blo VI co­mo fru­to del Con­ci­lio. Lo que ha he­cho aho­ra Fran­cis­co con es­te do­cu­men­to es re­co­ger y plas­mar so­bre el pa­pel al­gu­nas de las no­ve­da­des que ya se han ido po­nien­do en mar­cha en las úl­ti­mas ci­tas. Co­mo la po­si­bi­li­dad de con­sul­tar a los fie­les, de que en­tre los asis­ten­tes a los tra­ba­jos ha­ya lai­cos o de ce­le­brar un pre­sí­no­do pa­ra de­ba­tir so­bre el te­ma ele­gi­do. Una no­ve­dad in­tere­san­te es la op­ción que tie­ne el Papa pa­ra apro­bar el do­cu­men­to fi­nal y que es­te for­me par­te del ma­gis­te­rio or­di­na­rio sin ne­ce­si­dad de que se pu­bli­que des­pués una ex­hor­ta­ción apos­tó­li­ca. El ob­je­ti­vo úl­ti­mo, se­gún ex­po­ne el pro­pio Pon­tí­fi­ce, es ser­vir a la evan­ge­li­za­ción del mun­do de hoy, pa­ra lo que con­si­de­ra al Sí­no­do «un ca­nal ade­cua­do».

CNS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.