Mun­do

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Mundo -

El pro­pio Liu, cuan­do es­tu­vo en Chi­na, tu­vo que vi­vir su fe en la clan­des­ti­ni­dad. Aho­ra se fe­li­ci­ta por la aper­tu­ra de una nue­va si­tua­ción, ra­di­cal­men­te nue­va: «Des­pués de to­do lo que he­mos aguan­ta­do, ¿có­mo no va­mos a es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra es­te mo­men­to?», di­ce.

Uno de los ma­yo­res re­tos en el fu­tu­ro pró­xi­mo se­rá, ase­gu­ra es­te sa­cer­do­te, la re­con­ci­lia­ción con los ca­tó­li­cos de la Aso­cia­ción Pa­trió­ti­ca. En Es­pa­ña no hay miem­bros de la Igle­sia ofi­cial, pe­ro los ca­tó­li­cos chi­nos no pue­den de­sen­ten­der­se de es­te asun­to.

De sus años en Chi­na, Liu re­cuer­da que al­gu­nos ca­tó­li­cos ofi­cia­lis­tas per­ma­ne­cían «ais­la­dos» del res­to. Pe­se a to­do, él los re­co­no­ce co­mo «her­ma­nos», y tie­ne muy cla­ro que aho­ra es prio­ri­ta­ria la bús­que­da de la uni­dad. «Ya no exis­te el con­flic­to de an­tes en­tre las Igle­sias, co­mo mu­cho chis­mo­rreo en los pue­blos. Es­te es el mo­men­to pa­ra sa­lir de no­so­tros mis­mos y no ha­cer crí­ti­cas, Dios lle­va la his­to­ria y no po­de­mos juz­gar po­nién­do­nos en su pues­to», opi­na.

Pe­ro no to­dos los ca­tó­li­cos chi­nos afin­ca­dos en Es­pa­ña han aco­gi­do la no­ti­cia del acuer­do con la mis­ma ale­gría ni se han des­he­cho tan fá­cil­men­te de los te­mo­res del pa­sa­do. Al­gu­nos

«Des­pués de to­do lo que he­mos aguan­ta­do, ¿có­mo no va­mos a es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra es­te mo­men­to?»

A.Saiz/AVAN

Reunión del gru­po Ca­sa de San Jo­sé, co­mu­ni­dad chi­na, en la pa­rro­quia de San­ta Ana de Va­len­cia

Ro­dri­go Mo­reno

El pa­dre Pe­dro Liu en la puer­ta de la pa­rro­quia Nues­tra Se­ño­ra de la So­le­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.