«He vis­to lo me­jor en gen­te que ves­tía al­za­cue­llos»

ABC - Alfa y Omega Madrid - - España - F. O.

Zai­da Can­te­ra es co­man­dan­te re­ti­ra­da del Ejér­ci­to de Tie­rra y dipu­tada so­cia­lis­ta en el Con­gre­so, a don­de lle­gó de la mano de Pe­dro Sánchez. En­tre otros car­gos, es vocal de la Co­mi­sión de In­te­rior, don­de se abor­dan cues­tio­nes re­la­cio­na­das con las ins­ti­tu­cio­nes pe­ni­ten­cia­rias, so­bre las que sue­le fir­mar las pro­pues­tas pa­ra­la­men­ta­rias del PSOE. La pa­sa­da se­ma­na par­ti­ci­pó en un co­lo­quio con los ca­pe­lla­nes de cár­ce­les y les agra­de­ció su la­bor.

Un ca­pe­llán le pre­gun­tó por qué el PSOE ata­ca a la Igle­sia, ¿no?

Le di­je que se equi­vo­ca­ba, por­que no le res­pe­to o le de­jo de res­pe­tar por­que lle­ve so­ta­na o al­za­cue­llos, sino por sus ac­tos. Y por los he­chos res­pe­to la la­bor que es­tá ha­cien­do la pas­to­ral

pe­ni­ten­cia­ria en nues­tro país, co­mo ha he­cho el PSOE siem­pre que ha es­ta­do en el Gobierno.

Pe­ro hay ca­tó­li­cos, co­mo ese ca­pe­llán, que tie­nen esa im­pre­sión…

No es­ta­mos en contra la Igle­sia. Tam­po­co la apo­ya­mos o la de­ja­mos de apo­yar, co­mo con el res­to de re­li­gio­nes. No­so­tros res­pe­ta­mos a to­das siem­pre y cuan­do ha­gan lo pro­pio con los va­lo­res de­mo­crá­ti­cos y los mo­dos de con­vi­ven­cia que nos he­mos da­do. Co­mo mi­li­tar, he vis­to lo me­jor en gen­te que ves­tía so­ta­na y al­za­cue­llos, que se ha me­ti­do en lu­ga­res en los que no se atre­vía a en­trar ni un mi­li­tar, pe­ro tam­bién he vis­to lo peor. Co­mo de­cía, yo va­lo­ro por los ac­tos y, en es­te sen­ti­do, lo que es­tá ha­cien­do

la pas­to­ral pe­ni­ten­cia­ria es muy de agra­de­cer.

¿Cuál es la pos­tu­ra de su par­ti­do con res­pec­to a ella?

Siem­pre la he­mos apo­ya­do por­que la con­si­de­ra­mos im­por­tan­tí­si­ma pa­ra mu­chas co­sas, en­tre ellas, la se­gu­ri­dad.

¿La se­gu­ri­dad?

Me ex­pli­co. Sin la pas­to­ral pe­ni­ten­cia­ria no exis­ti­ría el nú­me­ro de re­in­ser­cio­nes de pre­sos en la sociedad que hay aho­ra mis­mo. Es­to re­per­cu­te en mi pro­pia se­gu­ri­dad cuan­do voy por la ca­lle y me cru­zo con una per­so­na que, tras sa­lir de la cár­cel, en vez de ra­di­ca­li­zar­se y re­in­ci­dir, ha po­di­do vol­ver a co­nec­tar

con la sociedad. Sin la pas­to­ral pe­ni­ten­cia­ria, la se­gu­ri­dad se­ría peor. Ha­go mías las pa­la­bras de Mer­ce­des Ga­lli­zo, ex­di­rec­to­ra de Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias: «Si no exis­tie­se la pas­to­ral pe­ni­ten­cia­ria, ha­bría que crear­la».

La sin­to­nía, en­ton­ces, si­gue sien­do muy bue­na…

Lo que ha­cen es­tos ca­pe­lla­nes es co­la­bo­rar en el cum­pli­mien­to de la Cons­ti­tu­ción, don­de se re­co­no­ce que las pe­nas se im­po­nen con vis­tas a la re­in­ser­ción y no co­mo un cas­ti­go pa­ra des­tro­zar a la per­so­na que ha co­me­ti­do un de­li­to.

¿Es­tán abier­tos a que ha­ya pre­sen­cia de otras re­li­gio­nes?

Es­ta­mos abier­tos a que ha­ya re­pre­sen­ta­ti­vi­dad, pe­ro la reali­dad ac­tual es que te­ne­mos una pas­to­ral pe­ni­ten­cia­ria ca­tó­li­ca y es a ellos a quien te­ne­mos que agra­de­cer su la­bor. No va­mos a cri­ti­car­la so­lo por­que sean ca­tó­li­cos.

¿Han abor­da­do la pri­sión per­ma­nen­te re­vi­sa­ble?

Sí. No­so­tros no la de­fen­de­mos, por­que no de­ja de ser una es­pe­cie de ca­de­na per­pe­tua en­cu­bier­ta. Ade­más, hay es­tu­dios que se­ña­lan un da­ño irre­ver­si­ble en per­so­nas que pa­san­más de 20 años en la cár­cel. Y la pri­sión per­ma­nen­te no se re­vi­sa has­ta los 25. Por eso agra­de­ce­mos la la­bor de la pas­to­ral pe­ni­ten­cia­ria, por­que tra­ba­ja en fa­vor de la re­in­ser­ción.

Jaime García

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.